Becoming a 3D CEO

Becoming a 3D CEO

Luis Álvarez Satorre 

Becoming a 3D CEO es un texto de management, escrito por quien tiene experiencia y una gran riqueza de vivencias y situaciones que proceden de una rica y densa trayectoria profesional de distintas etapas que el autor ha transitado, a las que se sumarán las nuevas experiencias de sus actividades actuales y futuras, en el ámbito de la consultoría y de la gestión.

El texto se centra en la función de los Chief Executive Office, los CEO, ya que la formación de personas para la dirección de empresas requiere una sólida base de contenido académico, además de competencias transversales. Se trata de un libro útil para un conjunto de lectores muy amplio, tanto aquellos que ejercen hoy como CEO en empresas u organizaciones, como para quienes colaboran con ellos en múltiples funciones, en especial las que se centran en la transformación de las empresas y su adaptación a un nuevo entorno el cual se caracteriza por la aceleración tecnológica, en la que se produce una fusión entre lo físico y lo digital lo que debe gestionarse con sentido pragmático.

A lo largo del libro se abordan temas esenciales como el desarrollo de habilidades, la gestión de equipos, la obsesión por la calidad y por el cliente y, principalmente, saber mantener el enfoque en lo que es relevante, tanto a nivel individual, como para la organización.

El título de la obra ya nos anuncia tres dimensiones, “3D”,  algo que el autor describe como verdadera columna vertebral del libro.

Para Álvarez, la actividad del CEO se fundamenta en tres características que, respetando su terminología en inglés, son:

  • Chief Evangelist Officer
  • Chief Engagement Officer
  • Chief Execution Officer

La primera dimensión, trasladando la palabra “evangelist” al contexto de la dirección de empresas, es la que se centra en crear una visión para la empresa, o división dentro de la misma, en palabras del autor, en el Capítulo I:  “…generating excitement, making it memorable, and linking the intellectual and emotional side of the team…”.

La segunda dimensión, la del compromiso, es la dedicada a conectar el contenido de la citada visión, con las posibilidades de la ejecución. Se destaca que la visión no es nada sin un equipo que crea en ella con determinación y entusiasmo. El compromiso es clave.

La tercera característica del CEO 3D es la ejecución, la cual debe conducir a que la visión, con el empuje del compromiso, se traduzca en planes de acción concretos y viables. Unos planes que, llevados a la acción, ofrezcan resultados y que dichos resultados puedan valorarse con las métricas apropiadas, para cada mercado y empresa.

El autor destaca que la unión e interacción de las tres dimensiones, la citada definición “3D”, será lo que conduzca a una empresa al éxito. Su texto pone especial énfasis en la necesidad de un alto nivel de compromiso, de que los equipos se sientan parte de la tarea, algo que ilustra con una frase de Benjamin Franklin: “Dime y olvido, enséñame y recuerdo, pero si me involucro, aprendo”.

 

 


Imprimir