Bocados Mallorca: una explosión de sabor

Bocados Mallorca: una explosión de sabor

Pastelería dulce y salada, cocina, bombonería… Cientos de productos siempre recién hechos y elaborados en sus obradores. Así es la propuesta de Pastelería Mallorca, una variedad de pequeños bocados de placer y sabor.

En 1931, Bernardino Moreno y su esposa, María García, abrieron en la calle Bravo Murillo de Madrid su primera pastelería. Las ensaimadas y los torteles elaborados en su obrador ganaron pronto merecida fama entre los vecinos del barrio. Dieciocho años después, tras la dura postguerra, y con sus hijos José, Manuel y Juana aún muy jóvenes, pero ya conocedores del negocio, abrieron la segunda tienda en la calle de Velázquez.

Han pasado 87 años, y la familia Moreno sigue al frente de unas tiendas que durante todo este tiempo han ampliado la oferta de producto e implantado nuevos servicios y líneas negocio, sin perder su esencia original. "Nuestro obrador elabora cientos productos cuya vida es muy corta, en cuatro o cinco horas prácticamente se han muerto. Gestionar todo esto es muy difícil", nos cuenta Carmen Moreno, nieta de los fundadores, consejera y directora de Marketing de Mallorca.

Con más de 600 empleados, y tiendas en Tokio y Ciudad de México, Mallorca conjuga tradición y vanguardia para cimentar su punto fuerte: "el producto recién hecho. Desde muy pronto por la mañana los panaderos, pasteleros y cocineros de Mallorca tratan de elaborar el mejor producto artesano posible. Y en los obradores de todas las tiendas nuestros panes y bollos se hornean poco a poco, para que lo compre siempre recién hecho".

Además de espacios acogedores y luminosos, como los Mallorca Café; y locales que combinan tienda y zonas para el consumo, como el Mallorca Market de la Génova de Madrid, Mallorca nos hace la vida más fácil y accesible a través de su tienda online: pasteleria-mallorca.com. Todo el catálogo y las últimas variedades de la marca a un solo clic. ¡Ya no hay excusas para darte un pequeño capricho!

 


Imprimir