Santceloni, tradición y modernidad en la alta cocina

Santceloni, tradición y modernidad en la alta cocina

Bajo las premisas heredadas del maestro Santi Santamaria, Óscar Velasco dirige la cocina de Santceloni, el dos estrellas Michelin del hotel Hesperia Madrid. Todos los detalles persiguen el mismo lujo funcional que caracteriza al Hesperia; pero, por encima de cualquier elemento, lo realmente exclusivo y diferencial es el equipo.

Un equipo de alto rendimiento que entiende que la excelencia en el servicio es tan indispensable como la de la propia cocina. Un espacio amplio, una estética vanguardista, las copas de agua de cristal de Bacará y las de vino del diseñador Riëdel, una cubertería de plata y ébano… acompañan a una filosofía gastronómica diferencial.

Discípulos de Santamaria, para Óscar Velasco, Montse Abellá, Abel Valverde y David Robledo, Santceloni es su vida y su pasión. Unidos han demostrando que la excelencia se alcanza con conocimiento, confianza, compenetración y comprensión. Exigentes, responsables y críticos hasta el extremo, se hablan con la mirada y siguen con rigor la máxima de su maestro: respetar la materia prima y conceder el mismo protagonismo a la cocina, la sala y la bodega, porque todos los elementos conforman la experiencia en el restaurante.

“No hay una buena cocina sin un gran producto, y no entendemos nada que no sea a partir de él. Santceloni es una cocina contemporánea, actualizada a los tiempos que nos tocan vivir, que tiene como base la tradición, pero que a la vez camina y busca un toque de modernidad”, afirma el Chef.

Una cocina maridada por la bodega del sumiller David Robledo, con 1.800 referencias y 10.000 botellas; con el dulce broche de oro de las creaciones de la chef pastelera Montse Abellá, y el detallista servicio de sala del maître Abel Valverde. Así es Santceloni.


Imprimir