Volvo: viajando hacia la neutralidad climática

Volvo: viajando hacia la neutralidad climática

Miles de científicos, empresarios, representantes institucionales, organizaciones no gubernamentales y gobiernos de todo el mundo debaten acerca del futuro del planeta en las Conferencias de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático; las nuevas generaciones se movilizan cada vez más y alzan la voz a favor de la concienciación ecológica, marcas de todos los sectores afrontan crisis reputacionales motivadas por su falta de responsabilidad medioambiental, y la variable verde de la triple cuenta de resultados se analiza con lupa en las juntas y consejos de administración. Mientras todo esto sucede, algunas compañías arriesgan para marcar el rumbo y liderar un cambio real.

Si bien, en los últimos años, empresas de todas las industrias y tamaños –conscientes de su responsabilidad en la batalla contra el calentamiento global– han comenzado a promover ambiciosas políticas energéticas, también es cierto que sólo unas pocas están ejecutando una transformación de principio a fin. Una de ellas es Volvo.

Movida por su convicción histórica de que atender a lo que de verdad importa a las personas es el punto de partida incontestable, Volvo continúa su camino hacia un futuro respetuoso con el medio ambiente, pero también con los seres humanos, haciendo de la movilidad una aliada de la vida y la sostenibilidad.

Hacer que suceda

El pasado 16 de octubre, el presidente ejecutivo de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, presentaba a nivel mundial el primer vehículo 100% eléctrico de la marca: el nuevo Volvo XC40 completamente eléctrico, un modelo diseñado para disfrutar al máximo de una experiencia de conducción potente y, a la vez, preservar el futuro.

La presentación supuso la puesta en escena del “plan de recarga” de Volvo. Desde esa fecha, todos los nuevos automóviles híbridos enchufables y los vehículos totalmente eléctricos de la marca se denominarán Recharge. Como manifiestan desde la compañía: “Siempre hemos diseñado nuestros vehículos con la intención de ayudar a proteger a las personas. Ahora también los diseñaremos para ayudar a proteger el planeta”. Por ello, los nuevos modelos Volvo lanzados al mercado en los próximos cinco años estarán electrificados (semihíbridos o Mild Hybrid, híbridos enchufables o eléctricos puros).

Desde la compañía se marcan un riguroso calendario de objetivos, que sin duda imprime presión y realismo al proyecto. Su estrategia es reducir la huella de carbono por vehículo durante toda su vida útil en un 40% para 2025.

Además de no expulsar dióxido de carbono, ni partículas, ni óxido de nitrógeno, el XC40 Recharge utiliza materiales sostenibles. Por ejemplo, las alfombras del interior están fabricadas íntegramente con plástico reciclado. En este sentido, la pretensión de la compañía es que dentro de un lustro, el 25% de todo el plástico empleado en sus vehículos se fabrique con materiales reciclados. Esto exige una colaboración estrecha con los proveedores, con quienes ya existe un firme alianza para la utilización masiva de materiales ecológicos en los coches y para la reducción de residuos. Para 2025, Volvo Cars apuesta por haber disminuido las emisiones de carbono de la cadena de suministro un 25% por coche en relación a 2018, algo que incluye a las generadas en la fabricación de componentes y materiales, y en la extracción de minerales y metales.

El propósito de la marca para ese año es que todas sus plantas funcionen con energía renovable, algo que ya sucede en el 80% de ellas, y que para 2040 la compañía sea climate neutral. El primer hito de este compromiso lo consiguió en enero de 2018 la fábrica de Volvo Cars en Skövde (Suecia), el primer first climate neutral site, y poco a poco irán alcanzándolo las plantas de China y EE.UU.

Todo este conjunto de acciones avanzan hacia el desafío de Volvo Cars de lograr que, dentro de un lustro, los vehículos totalmente eléctricos supongan el 50% de sus ventas, además de tener más de un millón de coches electrificados circulando por las carreteras en 2025. 

Sin excusas

Otra de las innovaciones anunciadas el pasado 16 de octubre está vinculada directamente con el ahorro de los clientes, tanto para alentar la conducción en modo eléctrico como para retornarles el beneficio de estar disminuyendo su huella en el medio ambiente y compensar los menores costes de funcionamiento que implica este tipo de conducción más sostenible. Por eso, a partir de la semana 20 de 2020, los compradores de vehículos híbridos y eléctricos recibirán una compensación económica por la electricidad utilizada por su automóvil durante el primer año.

La oferta está disponible en todos los mercados que cuentan con la aplicación Volvo On Call, como es el caso de España, que se encargará de recopilar los datos y a través de la cual se realizará el reembolso monetario. Esta app es además un sistema inteligente, fácil y seguro que favorece un estilo de vida más sostenible, como es el car sharing.

Volvo On Call permite a los usuarios, cuando no están en el automóvil, acceder a diferentes funciones del mismo y a otros servicios relacionados. Por ejemplo, en algunos países, el dueño de un Volvo XC40 puede compartir su coche con otras personas durante un determinado período de tiempo. Mediante la aplicación, es posible dar acceso para que un individuo autorizado abra el vehículo con su teléfono móvil, y utilice el coche inmediatamente.

Electrificación en estado puro

No sólo es el primer coche 100% eléctrico, sino que con el Volvo XC40 Recharge la compañía escenifica su apuesta por la electrificación. Según los datos, en los principales mercados europeos los híbridos enchufables de Volvo se conducen en modo pure o híbrido el 40% de la distancia total del recorrido.

Para aumentar ese margen hacia la conducción en modo eléctrico, Volvo promueve nuevas fórmulas de compensación, como la comentada anteriormente, y satisface las necesidades de los clientes con una amplia gama de híbridos enchufables, logrando por cada vehículo, por cada característica y por cada detalle, una propuesta que resuelve lo que le importa a cada persona: la vida y el medioambiente.

El Volvo XC40 Recharge, que estará disponible en España a partir de 2021, ofrece unas prestaciones de elite: un motor eléctrico doble de 408 CV y 304 Kw, más de 400 km de autonomía, capacidad de recarga al 80% en tan sólo 40 minutos, todos los servicios de Google integrados por primera vez en un coche, además de un compartimento frontal en lugar de un voluminoso motor de combustión, un segundo maletero perfecto para guardar los cables de carga y que estén bien protegidos y accesibles.

La seguridad es marca de la casa, una característica histórica irrenunciable; y por eso Volvo utiliza la tecnología más innovadora para contribuir a una conducción segura en su XC40. Cuando el conductor lo desee, puede activar la función Pilot Assist, que permite mantener la velocidad y la distancia establecidas respecto al vehículo que circula delante, y controla la dirección para mantener el coche centrado en el carril. Igualmente puede servirse de BLIS, el sistema de aviso sobre puntos ciegos con asistencia a la dirección, para cambiar de carril de forma segura y con confianza durante la conducción por una autopista, ya que esta tecnología proporciona al conductor una mayor información sobre los usuarios de la calzada que le rodean. Este sistema utiliza sensores de radar para divisar los vehículos que se aproximen desde todos los ángulos, y avisar de su presencia.

El nuevo modelo también incorpora un mando a distancia con prevención de robos, gracias a una tecnología avanzada que incluso ayuda a evitar que los ladrones capturen la señal de radio del mando cuando el conductor esté en casa.

Seguros y sostenibles

Tras el anuncio y puesta en marcha de su estrategia de electrificación, Volvo Cars se ha ido consolidando como un referente para el sector de la automoción. La marca sueca fue la primera hacer pública su decisión de prepararse de forma efectiva para una era que dejaría atrás los motores de combustión interna. Su revolucionaria elección recibió en 2017 el reconocimiento de las Naciones Unidas en su informe del Pacto Mundial de la ONU (UN’s Global Compact), la mayor iniciativa de sostenibilidad empresarial del mundo. El informe Business Solutions to Sustainable Development (Soluciones Empresariales para el Desarrollo Sostenible) destacaba entonces el trabajo de diez directores ejecutivos que habían tomado medidas especialmente audaces e innovadoras, entre ellos el presidente ejecutivo de la compañía, Håkan Samuelsson.

Desde la manifestación efectiva de su compromiso con el futuro eléctrico, los pasos de Volvo han ido materializando esa promesa. En la historia de la compañía, jalonada por múltiples hitos en materia de seguridad e innovación desde 1927, irrumpe ahora con fuerza la sostenibilidad que, sin ninguna duda, llega para quedarse y guiar su viaje hacia la neutralidad climática. 


Texto publicado en Executive Excellence nº163, dic-ene. 2019