Cómo fortalecer el sistema inmune para enfrentarse al COVID19

Cómo fortalecer el sistema inmune para enfrentarse al COVID19

En España nos acercamos a los días más críticos en la lucha contra la pandemia mundial del COVID-19 y ahora, como asegura Peter Diamandis, nuestra capacidad respuesta es vital. El co-fundador de Singularity University nos aporta reflexiones y conocimiento para ayudarnos a hacer frente a esta difícil situación. Executive Excellence, tras publicar sus reflexiones positivas sobre esta pandemia, publica ahora diferentes consejos que ayudarán a fortalecer nuestro sistema inmune, reduciendo así las posibilidades de que nos contagiemos.  

Probablemente, la precaución  (y también el tratamiento) mejor y más importante que podemos tomar cada uno de nosotros es fortalecer nuestro sistema inmunitario aumentando la capacidad natural de nuestro organismo para hacer frente al novedoso coronavirus. 

El blog de Peter Diamandis recomienda dos vías para fortalecer nuestra inmunidad: 

1.- Inmunoterapia y nuevos tratamientos terapéuticos

2.- Reforzar el sistema inmunitario de forma natural 

1-. Inmunoterapia novedosa / células asesinas naturales (natural killer cells) 

Los datos que durante todo el mes de marzo estamos recibiendo de Italia y China son tan claros como impresionantes. Las personas jóvenes (menores de 30 años) tienen una mortalidad muchísimo más baja que las personas mayores.

¿Por qué sobreviven los jóvenes, mientras que los mayores tienen graves problemas de salud? 

Probablemente, porque nuestros sistemas inmunes se degradan al envejecer. La razón debe ser la misma por la que las personas incrementan las posibilidades de tener un cáncer al envejecer: nuestros sistemas inmunes, que normalmente localizan y destruyen las células cancerígenas en nuestro organismo, a partir de una determinada edad se encuentran sobrepasados y exhaustos.

Mientras los investigadores se afanan en la búsqueda y desarrollo de vacunas y terapias antivirales para tratar el COVID-19, una opción prometedora es la inmunoterapia. Esta tecnología utiliza componentes de nuestro sistema inmunitario para alterar o propulsar la respuesta inmunitaria de un paciente. Se ha utilizado con éxito para tratar enfermedades víricas, así como el cáncer y otras afecciones del sistema inmune. 

Una estrategia inmuno-terapéutica importante es la de utilizar las natural killer cells (linfocitos y macrófagos). Estas células son parte innata de nuestro sistema inmunitario, que responde de forma inmediata ante nuevos patógenos. El sistema adaptativo inmune, contrariamente, desarrolla una respuesta específica a lo largo del tiempo. 

Las células NK (natural killers) apuntan hacia y destruyen células cancerosas o infectadas por un virus al reconocer las moléculas creadas por esas células, las denominadas stress antigens (antígenos estresantes). Para aquellos pacientes incapaces de tener una adecuada e innata respuesta inmunitaria, la adoptive transfer therapy (terapia de transferencia adoptiva) basada en la implantación de células NK, permite impulsar de forma directa las funciones del sistema inmunitario. 

Celularity la compañía fundada por el pionero en medicina celular Bob Hariri, de la cual también soy cofundador, es pionera en la utilización de células derivadas de restos de la placenta humana obtenidas post parto. El excelente trabajo de Hariri se puede seguir a través de su cuenta de Twitter: @HaririRobert 

Celularity ha creado un sistema contrastado que permite producir medicinas de origen celular de alta calidad aprobados por las normas de buena producción de la FDA. Las células NK de placenta son un camino prometedor y su eficacia ha quedado demostrada en el tratamiento de varios tipos de cáncer. 

La célula experimental NK denominada CYNK-001 se encuentra en fase de pruebas clínicas y ha conseguido la autorización para ser investigada como IND (investigational new drug) en el tratamiento de la leucemia. Celularity ha solicitado que se amplíe la aplicación para el tratamiento del COVID-19. Una vez aprobada, podría empezar su producción en 45 días. 

Hace dos décadas, los científicos demostraron que pacientes con deficiencias en células NK e infectados con el virus SARS sufrían procesos más severos. La terapia con células NK es aplicable y escalable frente al COVID-19 y está firmemente comprobado el hecho de que la inmunoterapia fortalece la inmunidad obtenida a través de las vacunas. 

La FDA ha acelerado el proceso de aprobación para administrar este tipo de terapias. La rapidez y sencillez de los trámites que permitan regular este tipo de tratamientos abrirá grandes oportunidades en el campo de la innovación biomédica en Estados Unidos, lo que se traducirá en vidas salvadas. 

Mas información aquí.  

2-. Apoyo natural a nuestro sistema inmune 

Además de aumentar con células NK nuestros sistemas inmunes , existen maneras naturales para estimularlos. Un sistema inmune saludable reduce las posibilidades de contraer una infección vírica. Expresado de una forma sencilla: cuanto más fuerte sea tu sistema inmune, menor será la posibilidad de que caigas enfermo… aunque tener un sistema inmunitario fuerte tampoco significa que seas invencible. 

Estos son las recomendaciones que deberíamos seguir: 

  • Reducir los niveles de stress: el stress continuado estimula la secreción de cortisol lo que genera una caída de las defensas derivada de su interacción negativa con linfocitos T y macrófagos. Por eso, es recomendable practicar yoga, meditación u otras actividades que reduzcan el stress. 
  • Ejercicio: está demostrado que el ejercicio regular moviliza los linfocitos y, por tanto, estimula el sistema inmune. 
  • Sueño: quizás lo más importante que uno puede hacer es dormir entre 7 y 8 horas diarias. No hay nada que fortalezca más al sistema inmunitario que dormir profundamente. 
  • Reducir el consumo de alcohol: el alcohol interfiere negativamente en el sistema inmunitario. Si lo tomas, que sea en cantidades moderadas y con el objetivo de relajarte… 
  • Vitamina C y multi-vitaminas: las vitaminas pueden estimular y fortalecer el sistema inmunitario, concretamente la A, B6, C, D y E. La C es la mejor de todas ellas. 
  • Zinc: este oligoelemento desempeña un papel central en el sistema inmunitario y una deficiencia del mismo incrementa la susceptibilidad ante ciertos patógenos…el zinc tiene una importancia crucial en la correcta función de neutrófilos y macrófagos. 
  • Aceite de orégano: Conocido sus propiedades anti-oxidantes y anti-microbianas, es un eficaz antiparasitario, antiviral y antiséptico, además de un estupendo estimulador del sistema inmune. 

Dieta: alimentos buenos para el sistema inmunitario:

- Cítricos: se piensa que la vitamina C incrementa la producción de células blancas - el cuerpo humano ni las produce ni las acumula- así que para estar sanos necesitamos un aporte continuo de vitamina C.

- Pimientos rojos: los pimientos rojos tienen el doble de vitamina C que los cítricos. Son, además, una excelente fuente de betacarotenos. 

- Brócoli: esta verdura contiene vitaminas A, C y E, así como fibra y muchos otros antioxidantes. Es uno de los vegetales mas sanos. 

- Ajo: ayuda a combatir las infecciones, reduce la presión arterial y ralentiza la arterioesclerosis. Sus propiedades como estimulante del sistema inmune provienen de los compuestos que contienen azufre, como la Aliina.  

- Jengibre : ayuda a reducir la inflamación, las náuseas y los dolores crónicos. 

- Espinacas: contienen gran cantidad de betacarotenos y antioxidantes, que mejoran nuestra capacidad de combatir infecciones. 

- Yogurt: aay que buscar los que contiene cultivos bacterianos vivos, como el yogurt griego, pues ayuda a estimular nuestro sistema inmune. También se han de buscar los que tienen vitamina A añadida.

- Almendras: las almendras y otros frutos secos tiene mucha vitamina E y son beneficiosos para el sistema inmune. 

- Cúrcuma: esta especia de color amarillo brillante y sabor amargo es un gran anti-inflamatorio y ayuda a reducir los daños musculares provocados por el ejercicio.

- Té verde: esta infusión contiene muchos flavonoides, que son grandes antioxidantes. Es también una buena fuente del aminoácido L-Teanina, que ayuda a nuestros linfocitos T. 

- Champiñones: es uno de los mejores alimentos, rico en nutrientes esenciales y minerales.

- Prueben el calostro: la primera leche que tienen las hembras de los mamíferos y que contiene anticuerpos protectores para las crías. Estos anticuerpos nos ayudan a protegernos en los primeros años de nuestras vidas. Procedente de vacas, cabras u ovejas, se vende en polvo y se puede mezclar con agua, zumos o batidos. 

- Hierbas: determinadas hierbas, como el AHCC, las equináceas, el andrographis  paniculata o el astragalus membranaceus, ayudan a limitar la duración de las enfermedades. 

- No fumar: es un buen momento para dejarlo, porque fumar deteriora la inmunidad.

- El sol: tomar el sol ayuda a incrementar los aportes de vitamina D, esencial para el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario, y además reduce el stress. 

¿Una terapia efectiva de verdad?

La hidroxicloroquinina y el antibiótico azitromicina combinados, pueden ser una de las primeras terapias efectivas.

En un momento en el que los estados y las ciudades se cierran debido a la cuarentena, espero que blogs como el mío den algo de esperanza. Nunca antes la humanidad había tenido un enemigo común que nos afectase a cada uno de nosotros personalmente. ¿Que pasará cuando 200.000 científicos, médicos y técnicos se focalicen en resolver esta crisis? Que la machacaremos científicamente, y estoy convencido de que lo conseguiremos y pronto.


Peter Diamandis, fundador ejecutivo y director de Singularity University