El darwinismo en el teletrabajo

El darwinismo en el teletrabajo

En los últimos meses hemos asistido a un boom de la comunicación a través del video chat. Zoom, FaceTime, Teams o Google Hangouts han reemplazado las reuniones presenciales en el mundo empresarial. Incluso grandes eventos y conferencias hoy se realizan con tecnologías que permiten a miles de personas asistir virtualmente a un congreso… pero no es para nada lo mismo. 

Hoy aparece en el horizonte una nueva tecnología que probablemente reemplace a las videoconferencias con una herramienta mucho más futurista: ¡hologramas de cuerpo completo en tiempo real! 

Imagínense que están en su oficina, tomándose un café, cuando suena el timbre de una cabina “telefónica” informándole de que tiene una llamada, y una vez que la ha aceptado aparece la figura a cuerpo completo de quién le está llamando dentro de dicha cabina. 

Millones de puntos de luz dan forma, dentro de ese espacio, a la persona que está llamando; y todo ello con un gran realismo. Quien le llama está al otro extremo de la línea, conversando con usted en tiempo real, mientras que su alter ego holográfico se mueve dentro de la cabina. Podemos ver sus gestos, su lenguaje corporal y su expresión facial de la misma manera que si estuviese presente en la sala. 

Hasta hace poco la aproximación más cercana a esta realidad fue la versión holográfica del rapero fallecido Tupac Shakur en el festival musical californiano en Coachella en 2012. En aquella ocasión, un holograma diseñado con un alto nivel de detalle aparecía en el escenario. Sin embargo, aquel holograma creado por la compañía AVConcepts no era capaz de mantener definido el rostro de Shakur cuando este se movía. 


Es muy probable que en un futuro no muy lejano, los consejeros delegados y altos directivos dirijan sus reuniones a través de hologramas


El proyecto, que contó con la colaboración de la empresa de efectos especiales Digital Domain, tuvo un coste de 100.000 dólares, lo que nos lleva a certificar que los hologramas no son baratos. La cabina holográfica –bautizada como Epic Holoporto- cuesta aproximadamente 60.000 dólares y en este link David Nussbaum nos demuestra la capacidad para “holoportarnos” a otros entornos. 

La cabina Epic incluye unas pantallas LCD transparentes insertadas en sus paredes interiores. Quien aparece en el holograma solo necesita ser grabado con una cámara digital normal y colocarse ante un fondo blanco.

Es evidente que pocas personas pueden permitirse gastarse 60.000 dólares en una cabina holográfica, un espacio de 7×5×2 pies, y consciente de ello, Nussbaum, está diseñando una cabina más pequeña y económica que la Epic. 

Los estudios dicen que incluso reduciendo el precio un 10% es difícil que su uso se extienda entre la población, pero aseguran que habrá múltiples usos posibles más allá de la comunicación entre dos personas.

En momentos como este, en los que debido al confinamiento los grandes gurús no están viajando para dar conferencias por los riesgos que supone para ellos y para el público, imaginen poder contratar a celebridades, académicos o grandes emprendedores para dar una charla y que ellos apareciesen presencialmente en nuestros entornos educacionales o empresariales. 

Nussbaum está absolutamente convencido de que, en un futuro no muy lejano, los consejeros delegados y altos directivos conducirán sus reuniones a través de hologramas. Gracias a ellos se puede generar un contacto emocional con otras personas con las que uno necesita comunicarse sin necesidad de desplazarnos. 

Hoy echamos de menos el lenguaje corporal, las micro expresiones faciales y otros factores tan imprescindibles en la comunicación personal directa. Estas deficiencias pueden ser paliadas con la comunicación holográfica, y con el advenimiento del 5G, las limitaciones serán cada vez menores. Uno de los grandes problemas de esta comunicación era la latencia que desaparece con 5G.


Vanessa Bates, editora senior de Singularity Hub.

Fuente: Sigularity Hub

Imagen: PORTL