INBRAIN: liderazgo español en neurotecnología

INBRAIN: liderazgo español en neurotecnología

La start-up española INBRAIN Neuroelectronics está desarrollando una interfaz neuronal menos invasiva y más inteligente que la de Neuralink de Elon Musk.

Impulsada mediante IA y el uso de big data, la interfaz neuronal de INBRAIN podrá leer y modular la actividad cerebral con altísima resolución para obtener resultados óptimos en terapias neurológicas personalizadas, que ayuden a tratar afecciones crónicas como el Parkinson o la epilepsia.

Frente al polímero Pedot utilizado por Neuralink, INBRAIN Neuroelectronics apuesta por el grafeno, cuya conductividad eléctrica, resistencia y durabilidad lo convierten en el material más adecuado para la tecnología implantada en el cerebro. Después de ocho años de arduo trabajando desarrollando un proceso de fabricación, “ya que hay muchos tipos diferentes de grafeno y algunos son tóxicos”, INBRAIN Neuroelectronics ha patentado su técnica.


La conductividad eléctrica, resistencia y durabilidad del grafeno lo convierten en el material más adecuado para la tecnología implantada en el cerebro


Según manifestó Carolina Aguilar, CEO y cofundadora de INBRAIN Neuroelectronics, a Sifted: "Las interfaces cerebrales necesitan hacer bien tres cosas: registrar las señales cerebrales, estimularlas y luego permanecer estables durante muchos, muchos años en el cerebro". Las características del grafeno de INBRAIN, de un solo átomo de espesor, hacen de él uno de los materiales más resistentes jamás probados y adecuado para el implante cerebral.

“Los pacientes con enfermedades crónicas están solos con sus enfermedades, como máximo ven a su médico de 1 a 4 veces al año en visitas de seguimiento. Nuestro objetivo es desarrollar terapias neuroelectrónicas menos invasivas y más inteligentes que proporcionen terapias más seguras, personalizadas y en tiempo real para empoderar al paciente y mejorar los resultados. De esta manera, los pacientes pueden lidiar mejor con su condición entre las visitas de seguimiento, al recibir la terapia y el apoyo adecuados cuando lo necesitan”, explica Aguilar.

En febrero de 2021, Elon Musk manifestaba a través de su cuenta de Twitter que Neuralink estaba en estrecha comunicación con la FDA para avanzar con las pruebas en humanos antes de final de año. Dos meses después, el vídeo de un mono jugando a un videojuego telepáticamente gracias a un chip cerebral de Neuralink se hizo viral.

Anna Wexler, profesora de ética médica y políticas de salud en la Universidad de Pensilvania, compartió en STAT su opinión crítica: "Dudo que tengamos dispositivos de consumo precisos que lean la mente en el futuro cercano", señaló. “La neurociencia está lejos de comprender cómo funciona la mente, y mucho menos de tener la capacidad de descodificarla". Si bien reconoció que los empleados de Neuralink trabajan en el desarrollo de lo que parece ser un dispositivo médico legítimo, "al cofundador de la compañía le gusta hacer afirmaciones grandiosas y grandilocuentes sobre el potencial de esa misma tecnología para curar todas las enfermedades y permitir que los humanos se fusionen con la IA".


Nuestro objetivo es desarrollar terapias neuroelectrónicas menos invasivas y más inteligentes que proporcionen terapias más seguras


Mientras que Neuralink aún necesita el visto bueno de la FDA para las pruebas en humanos, INBRAIN Neuroelectronics cerró en marzo una ronda de financiación Series A de €14.35M, una de las rondas más grandes en la industria medtech española. Esta inversión permitirá a la compañía realizar por primera vez ensayos en humanos –en un intento por curar la enfermedad de Parkinson– y consolidar la seguridad del grafeno como nuevo estándar de cuidado y atención médica en neurotecnologías. Hasta el momento, el implante cerebral de grafeno ha sido probado en cerebros de ovejas.

Al empuje en la financiación, se suma el acuerdo firmado con Merck a principios de julio, para desarrollar de forma conjunta la próxima generación de terapias bioelectrónicas del nervio vago basadas en grafeno.

Preguntada por su postura acerca de una posible adquisición de INBRAIN por parte de Elon Musk, la cofundadora de esta start-up española tan solo dice que “es una pregunta muy difícil de responder”…

 


Fuente: International Business Time y Sifted.

Imagen interior: Seagul en Pixabay y Alina Grubnyak on Unsplash.

Artículo publicado en julio de 2021.