SEUR

Forjado en el sector del transporte, Yves Delmas asumió en 2005 una de las tres vicepresidencias de SEUR, la de Marketing y Ventas, el mismo cargo que tres años antes había estado desempeñando en el grupo Geopost, socio industrial de SEUR desde 2004.

Es, además, CEO de las franquicias SEUR-Geopost. Gracias a estas redes, la empresa de transporte español goza de plena capacidad operativa internacional.

El primer envío de SEUR (Servicio Urgente) entre Madrid y Barcelona data de 1942 y, desde entonces, ha permanecido como compañía referente del transporte urgente en nuestro país. Lo que empezó siendo una empresa familiar, fue desarrollando progresivamente un sistema de franquicias en toda la Península, en el que los franquiciados forman parte del accionariado de la empresa.

La constante innovación en la oferta, la apertura a nuevos mercados y un servicio de máxima calidad han permitido a SEUR mantener su posición destacada en un sector que afronta duros cambios. Delmas reúne cualidades como la visión estratégica y el conocimiento profundo del sector, que unidas a su empatía, capacidad de delegación y prodigiosa memoria, hacen de él alguien con quien, nos aseguran, es un placer trabajar.

FEDERICO FERNÁNDEZ DE SANTOS /ALDARA BARRIENTOS: Uno de los sectores nacionales más atomizados es el del transporte urgente. ¿Cómo está quedando conformado el mapa en este entorno de incertidumbre? 

YVES DELMAS: El sector del transporte es un barómetro del estado general de la economía, ya que cuando otros sectores atraviesan por un buen momento, tienden a utilizar más servicios de transporte. Incluso, en ocasiones, el sector actúa como un amplificador de tendencia, es decir, si la economía desciende levemente, el transporte cede algo más, del mismo modo que si la economía avanza a buen ritmo, el transporte es uno de los primeros en beneficiarse de las tendencias positivas. 

Sin embargo, somos un sector que tendemos a pasar inadvertido en momentos de dificultad, de manera que se puede hablar de una preocupación permanente por sectores como el de la automoción o la construcción…, algo muy legítimo, pero el transporte también está sufriendo las consecuencias de la crisis, ya que somos el punto de convergencia de todos. 

A nivel europeo, el transporte ha vivido 2009 con preocupación por la situación económica. La carga aérea, buen reflejo de la actividad internacional, ha sufrido un descenso severo, en torno a 25% y, en muchos países, los ingresos han sufrido caídas importantes. El año pasado, en España, se produjo un descenso de dos dígitos en la facturación del sector del transporte urgente. 

La crisis ha actuado como acelerador de tendencia y ha acentuado algunas debilidades que han repercutido en las cuentas de resultados. Eran cambios previsibles, pero quizás han sucedido de una forma más rápida de lo esperado. Así, hemos vivido un par de cierres de empresas relevantes, como el negocio de transporte doméstico de Geodis en España o la actividad doméstica de DHL en Francia, Reino Unido e Irlanda. 

Pese a ello, tenemos la confianza de invertir la situación a lo largo de 2010. De hecho, se está produciendo ya un incremento en volúmenes, si bien un crecimiento fuerte en facturación aún tardará en llegar. Somos optimistas y estamos trabajando para que se cumplan estas expectativas positivas.

F.F.S./A.B.: ¿En qué medida una empresa líder como SEUR se está viendo afectada?

Y.D.: En SEUR hemos demostrado estar preparados para afrontar este periodo. Durante los años de bonanza realizamos inversiones en tecnología, ampliamos nuestra infraestructura y abrimos el mercado hacia nuevos segmentos como el del B2C, el internacional o la logística. Esa preparación previa nos ha hecho más competitivos y ha contribuido a que nuestro descenso de facturación se haya situado muy por debajo de la media del sector.

Sin duda, en España también ha habido algunas compras o fusiones de empresas, pero todavía estamos a medio camino. No hemos presenciado grandes compras que derivan de visiones estratégicas, sino casos más bien pequeños, lo que nos induce a pensar que el proceso de concentración del sector aún no ha terminado. El mercado español continúa mucho más atomizado que el resto. Y esto lo apreciamos en nuestra labor diaria. En SEUR, por ejemplo, consideramos que tenemos más de una decena de competidores directos, si bien no todos son equiparables en tamaño o nivel de calidad prestado. En Francia, en cambio, el 90% del mercado urgente está en manos de cinco operadores.

F.F.S./A.B.: ¿Por qué se da esta situación en España?

Y.D.: El mercado español ha vivido, en las últimas décadas, un crecimiento fuerte, muy por encima de la economía, lo que configuró un panorama atractivo para la creación e implantación de nuevas empresas. 

Por otro lado, la estructura que sigue prevaleciendo en España es la red de franquicias y corresponsales. En SEUR hemos adoptado un sistema peculiar en el que los franquiciados forman parte del accionariado de la empresa. Esto se traduce en mayor implicación y en una visión global de la compañía que se diferencia del sistema tradicional en el que el franquiciador es únicamente propietario de su franquicia. 

La estructura de franquicia alarga la esperanza de vida de los operadores, porque es una forma de compartir y difundir el riesgo y, al mismo tiempo, supone una protección respecto a posibles compras, ya que siempre es más complicado adquirir una franquicia que una empresa integrada. Esta quizás sea una de las causas por las que el mercado español esté tardando más tiempo en reestructurarse. Porque, a largo plazo, es difícil que se mantenga el espacio para que 10 empresas de transporte urgente puedan tener cuentas de resultados positivas y saneadas. 

F.F.S./A.B.: ¿Qué es lo que ha hecho de SEUR una organización resistente y referente de su sector?

Y.D.: En los años 80, SEUR fue pionera en trasladar el servicio de urgencia al sector del transporte, introduciendo en el mercado nuevos conceptos como el del compromiso de entrega antes de una hora determinada. Ahora ese concepto de urgencia está tan integrado que prácticamente no se conciben entregas más allá de las 24 horas. Pero ese valor de compañía referente del sector requiere de una adaptación continua a las nuevas necesidades. Actualmente hemos apostado por la calidad como nuestro principal compromiso. Calidad que se ve reflejada en cada fase del proceso de entrega. Para ello somos una compañía flexible que atendemos necesidades específicas de diferentes clientes y sectores como el farmacéutico, el textil o el de la alta tecnología...

En la actualidad la situación económica ha supuesto una mayor presión sobre los costes, pero en SEUR entendemos que la rapidez y la calidad en las entregas siguen siendo factores claves de diferenciación competitiva para nuestros clientes. El mercado sólo permite que las empresas con mayor capacidad e infraestructura puedan dar una respuesta consistente a las necesidades del mercado. 

Con todo ello, hemos conseguido afianzar la imagen de SEUR hasta conseguir unos niveles de calidad muy elevados, como demuestra un estudio propio que hemos llevado a cabo entre nuestros clientes y que nos otorga un nivel de satisfacción del 91,5%.

En el momento de la creación de SEUR, los emprendedores que iniciaron el negocio fueron pioneros que conformaron sus propias franquicias y que ahora mantienen su compromiso e implicación con la empresa. Esta actitud se refleja en todos los detalles del negocio, muy especialmente en la calidad, que es nuestro principal fundamento y seña de identidad.

F.F.S./A.B.: SEUR forma parte del Club Excelencia en Gestión y precisamente su presidente, Juan Antonio Zufiria, defiende la capacidad de ahorro que la tecnología podría tener en el sector logístico a nivel global. ¿Qué puede representar la tecnología y las mejoras que en ella se esperan para el sector y cómo mantener los niveles de calidad?

Y.D.: Tecnología, eficiencia y calidad van de la mano. Somos una empresa modélica en muchos aspectos y esto viene respaldado por una cultura próxima al negocio, muy cercana, y que hemos traducido en procesos y en formas de trabajar muy eficientes. A nivel de grupo, seguimos invirtiendo en tecnología, en formación y en calidad. 

En concreto, la inversión prevista en tecnología en 2010 es de 10 millones de euros. Todos nuestros procesos de almacenaje, transporte y logística están directa o indirectamente relacionados con la tecnología. Y de su buen funcionamiento depende, en gran medida, la calidad que somos capaces de ofrecer al cliente a través de herramientas como el servicio de preaviso de entrega por SMS, tres intentos de entrega sistematizada, la factura electrónica o la trazabilidad de los envíos.

A todo ello hay que sumarle nuestra actividad en el negocio B2C. En 2009 SEUR ya facturó 55 millones de euros provenientes de este segmento, en el que contamos, además, con un 30% de cuota de mercado. 

La tecnología también nos permite la integración de nuestro sistema informático con el del cliente, de forma que los dos dispongamos de la misma información al mismo tiempo. Así, cuando el cliente final realiza una compra, SEUR dispone automáticamente de los datos para trasladar el pedido a su hogar, sin procesos de intermediación que retrasen la entrega.

Entre las medidas que estamos poniendo en marcha, estamos desarrollando una estrategia de optimización de rutas que nos permite, ante todo, aprovechar los recursos. Para ello nos basamos en el cálculo pormenorizado de las rutas óptimas. Las direcciones de entrega se incluyen en una herramienta que las clasifica y las “georreferencia” en un mapa para calcular automáticamente cuál es la ruta de reparto más eficiente y, de esta forma, optimizar la productividad.

F.F.S./A.B.: ¿Serán estas innovaciones tecnológicas las que marquen la diferencia en el mercado con respecto a los pequeños operadores, sobre todo cuando los grandes empiecen a capitalizarlas y a tener unos márgenes?

Y.D.: Sin duda, la fuente de mejora de la venta de B2C, por ejemplo, radica en la tecnología. El sector del transporte no es percibido socialmente como un sector vinculado a las nuevas tecnologías, pero prácticamente todos los eslabones del proceso dependen de elementos tecnológicos, lo que se convierte en una ventaja competitiva para las empresas que ya disponemos de ellos.

Como ya he mencionado, el compromiso de SEUR reside en ofrecer un servicio eficiente y de calidad a un coste competitivo, y para ello disponemos de herramientas tecnológicas que nos permiten hacer lo mismo de un modo más eficiente, en menor tiempo y con menor consumo de recursos. 

F.F.S./A.B.: Uno de los factores estratégicos de SEUR es su vinculación con Francia, fundamentalmente desde la entrada en su capital de Geopost, la filial de envíos urgentes del correo francés. ¿Cómo es el comercio entre Francia y España y qué ventaja competitiva otorga a SEUR esta composición?

Y.D.: Es justo decir que, antes de la llegada de Geopost, SEUR ya tenía emblemáticos clientes franceses, aunque desde la incorporación de Geopost como socio de referencia estratégico hemos dado un salto cualitativo y cuantitativo en envíos paneuropeos. La crisis ha acelerado la mayor tendencia a la multiplicación de tenders a nivel europeo con una fuerte presión sobre el precio, y nuestra pertenencia a un grupo internacional nos da cada vez más oportunidades de negocio.

Un importante volumen de nuestro negocio internacional proviene de Francia. Allí tenemos una fuente de generación de negocio mayor que antes e intentamos convertir la oportunidad en negocio tangible. Actualmente, podemos dar a cualquier empresa francesa un servicio 24 horas en toda España. 

A la vez, hay un fuerte desarrollo de flujos entre Francia y España sobre todo en el ámbito del comercio electrónico, particularmente en el sector de la tecnología o de la moda. La oferta que tenemos y la cobertura que damos nos otorgan una posición preferente. En B2C somos socios de priceminister.es, número uno en la venta por Internet en Francia, y de eBay, líder mundial de este sector. Esto nos aporta credibilidad y solidez en el mercado, ya que nuestro carácter de compañía referente está avalado también por otras empresas referentes que confían en nuestro servicio. 

F.F.S./A.B.: ¿Qué expectativas de crecimiento tiene el B2C? ¿Cómo valora el crecimiento de la compra directa por Internet?

Y.D.: Totalmente exponencial, sobre todo en España, donde sigue existiendo un fuerte potencial de desarrollo. Esto es para nosotros una palanca de crecimiento fundamental. El porcentaje de personas que compra por Internet sigue estando por debajo del de Francia, Reino Unido o Alemania. Hay miles de personas que viven de eBay, por ejemplo en EEUU, donde esta compañía se ha convertido en una opción fantástica tanto para el vendedor, porque consigue un complemento de ingresos, como para el comprador, que adquiere productos a un precio mucho más atractivo.

En SEUR estimamos que, en cuatro años, un 30% de la facturación de la compañía provendrá del B2C. Hay que tener en cuenta que el negocio del B2C proviene de Internet, pero no de forma exclusiva, ya que también componen este segmento otros canales, como la venta por catálogo o por televisión y las campañas de marketing directo por envío o a través de call center. Todo ello conforma un negocio que marcará el futuro de las empresas de transporte. 

Con el auge del B2C, además, cobran protagonismo las pymes, especialmente las de nueva creación, con emprendedores que han visto en el comercio electrónico el canal ideal para llegar a los clientes sin intermediarios y utilizando servicios de transporte fiables para generar confianza. El papel activo de SEUR en este ámbito se ha concretado en acciones como nuestra participación en el Programa Masemprende de Camerpyme, que fomenta la generación de autoempleo utilizando canales de venta online. SEUR aporta soluciones logísticas adaptadas a las necesidades de cada pyme, lo que les permite optimizar tiempo, ahorrar costes y contar con un servicio de máxima calidad.

F.F.S./A.B.: Una empresa de transportes tiene, lógicamente, un gran impacto en el entorno. ¿De qué manera garantiza SEUR la sostenibilidad medioambiental?

Y.D.: La RSC y la eficiencia son parte de la cultura de SEUR y de nuestro día a día. Contamos con una política activa de RSC que se centra en cuatro ámbitos: Buen Gobierno, Personas, Acción Social y Medio Ambiente.

Desde 2006, hemos incorporado un Programa de Desarrollo Sostenible basado en actividades de Gestión Responsable, con el que gestionamos de forma adecuada los residuos, damos prioridad a la utilización de materiales renovables y promovemos comportamientos empresariales responsables; y en el desarrollo de una movilidad sostenible, lo que se concreta en la incorporación de combustibles alternativos menos contaminantes, como el Gas Licuado de Petróleo o el Gas Natural Comprimido; formación entre nuestros repartidores para generar una conducción eficiente o la colaboración con entidades como el Centro de Innovación para la Logística y el Transporte por Carretera (CITET).

Pero nuestro compromiso es global y no sólo se ciñe al medio ambiente. De ahí que dispongamos de Fundación SEUR para la gestión y organización de acciones de índole social, especialmente las relacionadas con la infancia; y que apliquemos normas de Buen Gobierno en nuestras actuaciones, desarrollando un ambiente de trabajo basado en la igualdad, la integridad y el respeto y, entre otras cuestiones, adoptando prácticas de transparencia y ética profesional.

 


 

Entrevista publicada por Executive Excellence nº71 jun10

 

 


Imprimir   Correo electrónico