Ciudades más inteligentes

Por primera vez en la historia, la mayoría de la población mundial vive en las ciudades. Se estima que un 54% de los habitantes, alrededor de 3,8 millones de personas, residen actualmente en ellas y unas 200.000 se mudan cada día a un núcleo urbano. Según datos de la ONU, se espera que en el año 2050 un 70% de la población viva en ciudades. Sería el equivalente a añadir siete ciudades como Nueva York al planeta cada año.

Este ritmo de urbanización sin precedentes es sin duda un auténtico logro para el progreso económico y social del planeta. Por ello, es esencial una adecuada administración de los recursos, cada vez más escasos, que garantice unos elevados niveles de habitabilidad.

En 2008, IBM formuló la visión “Planeta más Inteligente”, que plantea el uso de la tecnología como pilar fundamental para la mejora de los principales sectores económicos y administraciones públicas —y consecuentemente del día a día de las personas—. Si hablar de “ciudades inteligentes” en aquel año supuso una auténtica novedad, hoy no es raro escuchar hablar sobre ese término, acuñado en gran medida por IBM. Esto demuestra que está calando entre organizaciones públicas y privadas y que ha pasado a ser el eje estratégico de muchas de ellas. 

En esta nueva era, IBM se ha consolidado como el principal referente en el área de las smart cities, con miles de proyectos en más de 800 ciudades de todo el mundo, en torno a áreas como el tráfico, la sanidad, el turismo, el medio ambiente, la seguridad pública y la gestión del agua.

Con independencia de su tamaño y alcance, las ciudades son un conjunto de redes interconectadas, con el ciudadano como centro neurálgico. Cada núcleo urbano está integrado por una serie de sistemas clave que hacen posible su habitabilidad, mejoran su competitividad y sostienen su crecimiento económico. Para IBM, estos sistemas se resumen en tres grandes apartados. En primer lugar, servicios de gestión y planificación, para aprovechar todo el potencial de los recursos, referentes al funcionamiento de la administración pública, la seguridad ciudadana o el urbanismo. En segundo, servicios de infraestructura, fundamentales para la habitabilidad, como los relacionados con la gestión del agua, la energía, el transporte o los servicios medioambientales. Por último, servicios dirigidos a ciudadanos como individuos, como son los de mano de obra, programas sociales o educación.

Ninguno de los sistemas funciona de forma aislada, sino que están estrechamente relacionados. Las tecnologías de la información y las comunicaciones juegan un papel fundamental para tratar de analizar y sacar el mayor partido posible a esta red de interconexiones centrada en los ciudadanos.

Una ciudad inteligente utiliza la tecnología para transformar sus sistemas básicos y optimizar el retorno de unos recursos cada vez más limitados. Al utilizarlos de forma inteligente, también impulsa la innovación, un factor clave para la competitividad y el crecimiento económico.

La experiencia de IBM en el uso y desarrollo de tecnologías móviles, cloud, de social business y análisis de grandes volúmenes de datos –todos ellos pilares sobre los que se fundamentan las ciudades inteligentes– es crucial para dar sentido a sus operaciones y mejorar esa red de sistemas.

IBM es la única empresa que ofrece un producto que cubre todo el ciclo completo, gracias al Centro Inteligente de Operaciones (IOC), una solución integrada que permite monitorizar y gestionar los servicios y sistemas de la ciudad de una forma más inteligente mediante una visión única y centralizada de las operaciones.

Las soluciones del IOC especializadas están específicamente diseñadas para la gestión de emergencias, transportes y agua, mantienen a los funcionarios informados, se anticipan a los problemas y ayudan a administrar un gran número de incidencias, desde una tubería de agua rota que afecta a una zona de la ciudad hasta una fuerte tormenta de nieve que paraliza la ciudad entera.

ALGUNAS SOLUCIONES DE IBM

Emergencias: Río de Janeiro (Brasil)

Las autoridades han colaborado con IBM para desarrollar un plan que incluía la puesta en marcha de un Centro de Operaciones que ayudará a meteorólogos, peritos, geólogos, personal de operaciones de campo y seguridad para acelerar drásticamente la capacidad de respuesta a emergencias.

El IOC de Río de Janeiro es el primero del mundo que integra todas las etapas de la gestión de emergencias. Ofrece una visión integrada de las infraestructuras más importantes de la ciudad las 24 horas del día. Gracias a su implantación se ha producido una reducción de un 30% en el tiempo de respuesta en casos de emergencia.

El nuevo centro ayudó a las autoridades municipales a gestionar el pasado Mundial de Fútbol 2014 y lo hará también durante las Olimpiadas de 2016.

Infraestructuras: Qatar

La administración de Obras Públicas en Qatar, Ashghal, desarrolla una infraestructura inteligente de caminos y alcantarillado que se apoya en la tecnología de IBM, para mejorar la calidad de los servicios, la seguridad y la sostenibilidad medioambiental. 

La solución se basa en la tecnología móvil y en un Sistema de Información Geográfica (GIS), que permite evaluar y responder rápidamente a las incidencias que comunican los ciudadanos y prevenir futuros problemas.

Medioambiente: Madrid

La plataforma MiNT, desarrollada por IBM a través de su filial INSA para el Ayuntamiento de Madrid, se presentó en julio de 2014 y aborda la gestión de basuras, limpieza, arbolado, riegos, pavimentos, alumbrado público o fuentes. MiNT hace posible que los usuarios informen sobre incidencias que detecten en la ciudad a través de dispositivos móviles inteligentes. Con solo una foto y la información geográfica correspondiente, pueden informar en tiempo real de incidentes como, por ejemplo, una acera en mal estado o un fallo en el alumbrado de una farola. Tras ello, el sistema enviará un mensaje confirmando la recepción de la incidencia, y otro cuando esté resuelta, al móvil o al correo electrónico del ciudadano, quien a su vez podrá consultar en Internet en todo momento el estado de su incidencia. 

Con las herramientas de análisis de datos se analiza la información recibida, de manera que la administración pueda anticiparse a las incidencias y coordinar de forma óptima los recursos disponibles. Las soluciones de IBM se integran en la iniciativa de innovación y transformación que el Ayuntamiento de Madrid efectúa sobre el modelo de gestión de proveedores. 

Sanidad: región Sur de Dinamarca

Esta zona ha implantado un programa para ampliar y mejorar la calidad de la atención a los pacientes con enfermedades crónicas a través, por ejemplo, de comunicaciones en tiempo real entre pacientes, farmacéuticos y especialistas. El programa involucra, además de a IBM, a dos hospitales, tres municipios, varios consultorios médicos y organismos sanitarios regionales.

La plataforma de software de Atención Compartida de IBM permite estandarizar procedimientos y analizar datos para obtener una visión completa de cada paciente, mejorando su nivel de atención. Uno de los principales objetivos del programa es mejorar la calidad de vida de los 1,8 millones de pacientes con enfermedades crónicas en Dinamarca, que representan el 80% de todos los gastos del sistema sanitario danés.

La solución está orientada tanto a pacientes como a sus cuidadores. Alrededor del 20% de los enfermos con diabetes la usan para registrar y monitorizar sus niveles de azúcar en sangre. La herramienta ofrece también una visión completa de todo el personal sanitario involucrado. Gracias a ella, el estado danés logra un ahorro anual de 75 millones de coronas danesas.


Artículo publicado en Executive Excellence nº122 junio 2015.

 


Imprimir   Correo electrónico