El reto de España ante la economía senior

El reto de España ante la economía senior

Es necesario crear un pacto nacional e intergeneracional que permita insertar al colectivo senior en el marco de la economía productiva y social, con el fin de aprovechar el potencial que ofrece esta comunidad a la que pertenecen ya más de 3,5 millones de personas en toda España. Esta fue una de las principales conclusiones deI I Encuentro de Economía Senior, que se celebró el 21 y 22 de noviembre en la sede del IE University en Segovia.

Bajo el lema “Reinventando el futuro: demografía, tecnología e innovación”, el foro planteó un debate entre profesionales de diferentes ámbitos con el objetivo de establecer un nuevo modelo para la población de mayor edad desde el punto de vista social, sostenible e inclusivo.

Fomentar la igualdad de oportunidades

El desafío demográfico afecta especialmente a algunos países, pero es un problema para toda Europa. Actualmente, unos 200 millones de personas tienen más de 50 años en la Unión, lo que representa casi el 40% de la población. Por eso, Isaura Leal, Comisionada del Gobierno frente al Reto Demográfico, insistió en la importancia de crear una estrategia que, como en España, implique a todas las administraciones públicas: Gobierno central, comunidades autónomas, diputaciones y ayuntamientos.

Según Isaura Leal, la inversión de la pirámide poblacional está poniendo en riesgo el modelo territorial de convivencia y cohesión social del país porque, además del envejecimiento, debemos enfrentarnos al reto de paliar la despoblación y la dispersión. “Un 53% de nuestro territorio se encuentra despoblado. El primer paso para garantizar nuestro modelo territorial y de cohesión social es ofrecer a los ciudadanos la oportunidad de desarrollar su vida personal, profesional y familiar en un entorno que libremente decidan garantizando el acceso a prestaciones sociales tan elementales como la actividad económica y el empleo”, declaró.

En la misma línea se pronunció Clara Luquero, alcaldesa de Segovia, que propuso cambiar la visión histórica del envejecimiento para dejar de concebirlo como “un problema” y convertirlo en una “gran oportunidad de desarrollo económico”.

Más políticas de envejecimiento activo

Juan Carlos Gallego, director ejecutivo de la Secretaría Técnica de Presidencia de Caixabank, alertó de los retos que tendrán que afrontar las empresas para acomodarse a esta nueva realidad. “Por primera vez en la historia, convivirán en el entorno empresarial cuatro generaciones de empleados: los baby boomers, los millennials y las generaciones X e Y”, señaló.

Asimismo, declaró que las compañías deberán adaptar los modelos de negocio. De cara a este futuro, la entidad ya cuenta con productos enfocados al público de mayor edad, a quienes deberá ofrecer soluciones financieras tradicionales para gestionar su “patrimonio y su renta”, pero también productos adaptados a este periodo vital. 

Desde hace más de un siglo, “la Caixa” pone el foco en los mayores no sólo como potenciales clientes, sino como receptores de todos aquellos programas relacionados con su integración y desarrollo en la sociedad una vez finalizado su periodo laboral. Marc Simón, subdirector general de la Fundación Bancaria “la Caixa”, subrayó que durante años la entidad ha trabajado en políticas de envejecimiento activo, “pero ante las previsiones demográficas y la coexistencia de varios perfiles de mayores, nos vemos enfocados a prevenir la situación de fragilidad física, cognitiva y social, y de mayor vulnerabilidad”, propias de una segunda etapa. También insistió en la necesidad “de crear un paradigma de colaboración que posibilite una mejor sociedad, y por eso apostamos por programas durables para que tengan efecto”, afirmó. 


Texto publicado en Executive Excellence nº153, noviembre 2018


Imprimir