Ciencia y tecnología, nuestra principal debilidad

"Nuestra principal debilidad radica en una proyección pobre en el aspecto científico y de innovación tecnológica". Doctor en Derecho por la Universidad Complutense y en Sociología por la Universidad de California-Santa Barbara, además de Catedrático de Sociología en la Universidad Complutense, Lamo de Espinosa fue director del Instituto Universitario Ortega y Gasset desde 1992 hasta 2001. En este último año, fue fundador del Real Instituto Elcano y su primer director hasta 2005.

Actualmente, preside esta entidad y es también Académico de Número de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, miembro de la European Academy of Sciences and Arts, vicepresidente de la Fundación Consejo España-Estados Unidos, y patrono o consejero de numerosas fundaciones. Tiene publicados 22 libros, más de un centenar de monografías científicas, y casi 400 artículos de prensa o divulgación.

CEG: El próximo 12 de marzo participará en el XXI Foro Anual del Club Excelencia en Gestión con una ponencia en la que nos hablará de la imagen de España en nuestro mundo global. Actualmente, ¿cuál es la percepción que se tiene de nuestro país?

EMILIO LAMO DE ESPINOSA: La imagen actual de España, aunque ha empeorado ligeramente como consecuencia de la crisis, es buena, y desde luego mejor de lo que se percibe en España, donde predomina una perspectiva muy negativa. Lo que no debe sorprender, pues la imagen de los países es muy estable y no sufre grandes bandazos en el corto plazo. De hecho, según el último estudio anual del Reputation Institute, seguimos figurando entre los países con mejor reputación, lo que nos aleja de otros, como Portugal y, sobre todo, Grecia, con los que a veces se nos pretende encasillar bajo el negativo rótulo de PIGS.

CEG: La Marca España tiene sin duda unas fortalezas y unas debilidades. ¿Cómo hacer que esos puntos fuertes prevalezcan sobre los débiles?
E.L.E.: Las fortalezas de España están en la lengua y la cultura, en primer lugar, y la simpatía de la gente y otros aspectos expresivos de la imagen, en segundo lugar, lo que nos convierte en un país con un enorme atractivo turístico; nada menos que el segundo o tercero del mundo desde hace años. Desde el punto de vista institucional, también somos (o éramos) percibidos como un país serio, al menos más que Italia y otros mediterráneos, razón por la que se nos llegó a conocer como los “prusianos del Sur”. Pero la imagen de país “de vacaciones” y, por lo tanto, de ocio, festivo y divertido es inconsistente con la de país serio, riguroso, bueno para trabajar y no solo para descansar.
La principal debilidad radica en una proyección pobre en el aspecto científico y de innovación tecnológica (a pesar de que la cantidad y calidad de la investigación española es más que notable), lo que nos hace aparecer como “tradicionales”, poco modernos e incluso “atrasados”. Otro tanto sucede con la corrupción en el plano político, aunque de nuevo nuestra posición objetiva (alrededor del 30 en el ranking de Transparency International) no es tan mala (Italia, por ejemplo, está en el lugar 72). Finalmente, debe destacarse un hiato importante entre la realidad y las percepciones en las marcas comerciales, pues España sí las tiene, y son bien conocidas, pero no son reconocidas como españolas. Creo que aquí podemos hacer mucho más con poco coste.

CEG: Sin entrar a fondo, puesto que será un tema que ampliará el día del Foro, ¿qué fortalezas destacaría?
E.L.E.: El Rey y la Corona, para empezar, fantásticos embajadores de la Marca España. Y luego muchas, muchas cosas: la lengua, ya citada, las Fuerzas Armadas, nuestras Escuelas de Negocios, las multinacionales, el deporte (el Real Madrid o el Barcelona), algunas ciudades (Madrid pero, sobre todo, Barcelona), la historia, los museos, el medio ambiente... Incluso los estereotipos (desde el toro, poderoso símbolo, a las flamencas o las guitarras), bien utilizados, pueden ser vehículos de una imagen moderna y seria.

CEG: Aprovechará la cita del próximo 12 de marzo para presentar el informe del Instituto Elcano sobre la tendencia de la percepción de la Marca España, ¿cuál ha sido el objetivo fundamental de este informe? 
E.L.E.: Hay indicios de que la caída de reputación de España como consecuencia de los problemas de nuestra economía, pero también de la inestabilidad en la Zona Euro, se puede estar frenando. En los últimos meses, la prima de riesgo ha bajado; los inversores vuelven a comprar deuda española; y las multinacionales anuncian inversiones millonarias. El último estudio de nuestro Observatorio Marca España indica que a finales de año la imagen en los países avanzados mejoraba ligeramente. Una golondrina no hace una primavera, pero puede que el invierno haya acabado. Ojalá.

 



Emilio Lamo de Espinosa, presidente del Real Instituto Elcano
Artículo publicado en Executive Excellence nº100 feb13

 

 


Imprimir