Fondos ASG, más allá de la rentabilidad financiera

Fondos ASG, más allá de la rentabilidad financiera

El número de inversores concienciados con los factores socialmente responsables ha crecido notablemente en los últimos años y todo hace prever que seguirá aumentando, ya que la pandemia ha puesto de manifiesto la importancia que estos criterios tienen en todos los ámbitos de la vida, incluido el financiero. Tal y como muestra un reciente estudio de Inverco, patronal de  las instituciones de inversión colectiva, durante la crisis sanitaria el 45% de las gestoras encuestadas ha percibido un mayor interés de los partícipes por la inversión ambiental, social y de buen gobierno (ASG).

Desde hace ya varios años, las gestoras activas incluyen en sus análisis factores como el gobierno corporativo, la responsabilidad social y la gobernanza para lograr un análisis holístico de las empresas, y cada vez más estudios revelan que el hecho de contemplar este tipo de criterios no solo no mengua los rendimientos, sino que los incrementa al ofrecer una rentabilidad superior a la media del mercado. Estos fondos también han demostrado tener un buen comportamiento en mercados bajistas. Durante el primer trimestre del año, la pandemia provocó la caída más fuerte desde la crisis financiera de 2008. Sin embargo, los inversores centrados en cuestiones ASG encontraron cierto alivio gracias a la relativa resistencia de los fondos que incluían estos parámetros.

Además, los productos que contemplan criterios extrafinancieros están obteniendo un importante respaldo administrativo: la Unión Europea está preparando una normativa que pretende dar prioridad a este tipo de inversiones.

Cuantificación del impacto real

Más allá de la rentabilidad financiera, invertir en estos productos contribuye a construir un futuro más sostenible. Con el objetivo de materializar los beneficios que aportan a la sociedad, Bankia ha publicado el primer informe de impacto de un fondo de inversión socialmente responsable bajo criterios ASG  que se realiza en España. Se trata del Bankia Futuro Sostenible 1, el primer ‘fondo con impacto’ que se comercializó en el mercado español entre clientes minoristas que invierte en compañías con impacto directo y cuantificable en nueve de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establecidos por Naciones Unidas. El informe de impacto persigue dar a conocer una aproximación a la contribución real del fondo a la consecución de los objetivos marcados en su folleto. En este caso, cuantificar su aportación para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU seleccionados.

Este documento señala que las empresas que componen la cartera del fondo redujeron sus emisiones de CO2 durante 2019 en 132,56 toneladas, lo que equivaldría a 300 viajes en tren alrededor del mundo.

Asimismo, recortaron el consumo energético en 709.915 KW/h, cifra similar al gasto de 72 hogares españoles al año, y rebajaron el consumo de agua en 7.086,21 metros cúbicos, una cantidad con la que llenar dos piscinas olímpicas.

Por otro lado, las compañías en las que invierte el fondo consumieron 329.203 KW/h de energía renovable, un dato equivalente al gasto energético anual de 33 hogares españoles, y destinaron 6.600 millones de euros a I+D relacionado con el medio ambiente, un 65% más que en 2018. También incrementaron sus donaciones un 21% con respecto al ejercicio anterior.

Según señala el informe, la inversión en medioambiente es la que más peso tiene en el fondo, con un 25% en el momento de la realización del análisis, seguido de energía limpia (cerca de un 10%) y herramientas y tecnología médica (con cerca de un 6%).

Compromiso con los ODS

‘Bankia Futuro Sostenible’ nació en 2017 con el objetivo por parte de la entidad de lanzar una iniciativa con la que apoyar a los objetivos de la Agenda 2030 de la ONU.

El fondo invierte en compañías que tengan un impacto en: ‘Agua limpia y saneamiento’, ‘Alimentación y lucha contra el hambre’, ‘Salud y bienestar’, ‘Cambio climático y medioambiente’ y ‘Pobreza y desigualdad’.

Con ello, se busca impactar en nueve Objetivos de Desarrollo Sostenible: ‘Fin de la pobreza’, ‘Hambre cero’, ‘Salud y bienestar’, ‘Educación de calidad’, ‘Igualdad de género’, ‘Agua limpia y saneamiento’, ‘Energía asequible y no contaminante’, ‘Reducción de desigualdades’ y ‘Acción por el clima’.

“Se trata de un fondo que tiene dos objetivos claros, uno es poner a disposición de los clientes de Bankia un vehículo por el que puedan invertir directamente en compañías y fondos que tienen un impacto positivo en las temáticas señaladas, y el segundo, e igual de significativo, que a través de esta inversión además pueda obtener una rentabilidad importante y acorde a un fondo de renta variable”, apunta Augusto Caro, director de Renta Variable, Mixtos y Empleo de Bankia Asset Management (Bankia AM) y responsable del equipo de gestión del fondo.

Los gestores seleccionan los activos con criterios financieros, pero lo hacen dentro de un universo previamente delimitado, en función de los principios socialmente responsables del fondo, por una entidad externa especializada en inversiones ASG.

Para esta labor, Bankia AM cuenta con el asesoramiento de Portocolom Asesores EAF, entidad especializada en el asesoramiento, diseño y seguimiento de carteras sostenibles. También es la encargada de elaborar el informe de impacto del fondo.

“El objetivo perseguido por el informe de impacto es dar a los partícipes una aproximación real a la contribución de sus aportaciones a los Objetivos de Desarrollo Sostenible perseguidos por el fondo”, afirma Ana Guzmán, directora de Impacto de Portocolom.

Rentabilidad financiera 

Además del beneficio extrafinanciero, los partícipes del fondo han obtenido una rentabilidad acumulada del 8,20% (en participaciones de la clase universal) desde su lanzamiento. Especialmente positiva fue la revalorización que experimentó el fondo durante el año pasado, que alcanzó el 23,1%. Y a pesar de las caídas experimentadas por el mercado tras la crisis del COVID-19, el comportamiento del fondo durante este año puede considerarse positivo, ya que únicamente ha descendido un 1,81%. Además, el fondo presenta captaciones positivas en este ejercicio.

Bankia Futuro Sostenible es un fondo de Renta Variable Global, que invierte un mínimo del 75% en bolsa (bien directamente en acciones, bien en otras instituciones de inversión colectiva) y un máximo del 25% en renta fija pública y privada, denominada en euros y perteneciente a países de la OCDE, con rating mínimo ‘BBB-’. Su exposición máxima en países emergentes no puede superar el 35% y cuenta con riesgo divisa. 

(1) Bankia Futuro Sostenible, FI. Sociedad Gestora: Bankia Fondos, S.G.I.I.C, S.A. Sociedad Depositaria: Bankia, S.A.  Nº registro CNMV: 5179.  El Documento de Datos Fundamentales para el Inversor y el Folleto Completo del fondo se encuentra disponible en la web www.bankiafondos.es y en la CNMV.


Texto publicado en Executive Excellence nº168, julio/agosto 2020