Oportunidades económicas del envejecimiento

Oportunidades económicas del envejecimiento

La longevidad, entendida como el fenómeno en el que una gran mayoría de seres humanos alcanza edades avanzadas con buena salud, es muy reciente. En España, a principios del siglo XX, sólo uno de cada 100 habitantes llegaba a los 65 años; hoy, el 95% supera esa edad. El nivel de esperanza de vida ha aumentado y el debate sobre el envejecimiento de la población irrumpe con fuerza en nuestra sociedad: ¿una amenaza para la sociedad digital?, ¿el ocaso del modelo de asistencia social?, ¿el fin del sistema del bienestar?

Gracias a los avances médicos vivimos 15 años más. Se trata de una nueva etapa vital entre los 50 y 75 que se ha bautizado como la “generación silver”, y que supone una auténtica revolución para la economía global al permitir que millones de personas sigan trabajando, ahorrando, creando y consumiendo.

Iñaki Ortega y Antonio Huertas, autores de La revolución de las canas, defienden que el proceso de envejecimiento supone nuevas y profundas consecuencias socioeconómicas que darán lugar a nuevas oportunidades, y potenciarán el nacimiento de nuevas industrias donde nadie pensó que podía haberlas.

Una nueva etapa vital

El libro reta al lector a reflexionar sobre cuestiones que hace unos años podrían ser impensables: cómo conciliar el crecimiento de la fuerza laboral derivado de la mayor longevidad con una era que al parecer anticipa un creciente paro tecnológico; cómo hacer compatible la mayor supervivencia humana con la estructura de los mercados de trabajo o qué impactos sufrirán los sistemas de protección social. En definitiva, cómo rediseñar la economía para poder extraer los aspectos más positivos de una mayor longevidad y transformarlos en un esquema que haga posible seguir elevando el bienestar material de sus integrantes. “La vida estaba diseñada en tres etapas: la niñez, la edad adulta y la vejez. Pero ahora irrumpe una nueva etapa entre la edad adulta y la vejez; un extra de quince años que no esperábamos y que nos permitirá vivir con canas, pero con calidad de vida, para lo cual necesitaremos tomar las decisiones adecuadas y que, además, el entorno institucional lo haga posible”, señala Huertas.

Al mismo tiempo, la obra estudia este nuevo contexto de modo multidisciplinar, analizando las consecuencias económicas y sociales asociadas a la longevidad, y sus autores insisten en poner énfasis en las soluciones y en las oportunidades de este constante crecimiento de la esperanza y la calidad de vida. “Ser feliz está íntimamente relacionado con sentirse útil y ser respetado socialmente. Seguir activo a partir de una determinada edad sólo es una maldición si se mira con los ojos de hace 30 años; hoy significa trabajar menos y de otro modo”, afirma Iñaki Ortega, coautor del libro y director de Deusto Business School.

INÉDITOS escenarios digitales

La tecnología ofrece una ventana de oportunidades únicas para crecer y prosperar, pero es necesario dejar de hablar de problemas y comenzar a ver las posibilidades que ofrece esta nueva etapa de la vida. La irrupción tecnológica se dará la mano con sectores como la salud y el turismo, las finanzas y los seguros, el urbanismo y la vivienda e incluso el mercado laboral, para transformarse y ofrecer nuevos escenarios adaptados a la extensión de la longevidad. “Vemos cómo surge un nuevo sistema educativo que ofrece oportunidades maravillosas en el entorno digital. No podemos seguir pensando en las clases magistrales de siempre, porque ahora será necesario formarnos a lo largo de la vida para poder mantenernos al día en una profesión y adquirir habilidades para los nuevos trabajos que llegarán. La carrera laboral se alarga, pero se enriquece cada día con la tecnología y con el aprendizaje constante, puesto que los trabajadores tendrán que reciclarse continuamente para cambiar de puestos e, incluso, de sector”, recalca el presidente de Mapfre, quien también insiste en la necesidad de reformar el sistema de pensiones para permitir que los jubilados obtengan un nivel digno de ingresos, aunque esos procedan de fuentes diferentes.

“En 2030, uno de cada cuatro españoles tendrá derecho a una pensión. Además, la percibirán como mínimo durante 25 años. Con estas cifras, sólo sobrevivirá nuestro sistema público de pensiones si todos trabajamos más y ahorramos más. Es necesario abrir el mercado laboral al talento senior, y también permitir a las entidades privadas que formen parte de la solución”, insiste.

El libro acuña el neologismo ageingnomics, que surge de la unión de las palabras, en inglés, envejecimiento (ageing) y economía (economics), como resumen de lo que se atisba como un nuevo paradigma. Ageingnomics es un concepto que recoge una visión constructiva y abierta a las oportunidades económicas en torno al envejecimiento demográfico.

Según los autores, “los canosos pueden ayudar a que nuestro sistema económico, que languidece, recupere el vigor y pase a ser una economía de todos”.


Iñaki Ortega y Antonio Huertas, autores de La revolución de las canas.

Artículo publicado en Executive Excellence nº154 dic18/ene19.