Aires de cambio en IFEMA MADRID

Aires de cambio en IFEMA MADRID

Recobrada la actividad ferial tras meses de parón por la crisis del coronavirus, IFEMA MADRID vive su momento más dorado, llevando a la práctica las conclusiones del importante ejercicio de revisión y detección de oportunidades que realizó durante su inactividad.

La entidad se lanza al liderazgo en el negocio digital con nueva estrategia y una marca renovada. Da así un paso al frente para visibilizar su proceso de transformación e impulsar las claves de lo que será su modelo de negocio. Un cambio que persigue ofrecer un producto más digital, inspirador, flexible e inteligente, ambicionando para Madrid un liderazgo internacional del sector de ferias, congresos y reuniones.


La entidad se lanza al liderazgo en el negocio digital con nueva estrategia y una marca renovada


El desarrollo de plataformas y servicios digitales propios confieren a la entidad una gran ventaja competitiva, además de capacidad para ampliar las oportunidades de negocio a los 365 días del año y romper la limitación física, con miras a ocupar una posición de referencia en los principales mercados internacionales.

Según el presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA MADRID, José Vicente de los Mozos: “Hoy nadie se cuestiona el potencial de los eventos digitales e híbridos, que están dando paso a convocatorias más inteligentes, más competitivas y rentables. Han llegado para satisfacer a una sociedad que está cambiando, lo cual para IFEMA MADRID representa un doble reto: revolucionar su modelo de negocio y liderar no solo en España sino también en los mercados internacionales”.

PREVISIÓN FAVORABLE

Se estima que el modelo de negocio presencial, unido al nuevo negocio digital, consigan un crecimiento significativo de la capacidad de creación de riqueza de IFEMA MADRID.

La previsión es que las plataformas y los servicios digitales, junto con la hibridación de las ferias, representen en los próximos tres años el 30% de la facturación actual, lo que se traduce en una aportación anual de unos 40 millones de euros. Además, se estima que el alcance e internacionalización de la actividad de IFEMA MADRID, gracias a los nuevos entornos y comunidades profesionales online, genere un aumento de las audiencias globales del 150%, llegando a rondar los 25 millones de visitantes y usuarios activos. Con el nuevo modelo, será posible que las personas participen de convocatorias más inteligentes, y también mucho más rentables para las empresas.


Se prevé que, en tres años, el 30% de los ingresos provengan de la vía digital y se genere un aumento de las audiencias globales del 150%, llegando a rondar los 25 millones de visitantes y usuarios activos


De hecho, la incorporación de la digitalización ha permitido mantener durante estos meses el vínculo con el sector empresarial. Actualmente, la institución contempla la celebración de 16 salones y congresos 100% digitales para 2021 y otros 50 en formato híbrido (presencial y digital), y anuncia la creación de novedosos proyectos de carácter mundial, en segmentos como la sostenibilidad o el ámbito médico.

La nueva IFEMA MADRID sigue considerando la internacionalización como eje de su estrategia, con el objetivo de liderar dentro y fuera de España, especialmente en Iberoamérica como destino preferente de las empresas nacionales y donde la digitalización de las ferias abre grandes oportunidades. Tal y como declaró recientemente José Vicente de los Mozos: “Cuando se normalice la situación, el objetivo de globalización se traducirá también en llevar proyectos de éxito de IFEMA a otros países y atraer también grandes congresos y eventos internacionales a Madrid”.


IFEMA MADRID sigue considerando la internacionalización como eje de su estrategia, con el objetivo de liderar dentro y fuera de España


“SIENTE LA INSPIRACIÓN”

El actual momento de impulso ha querido hacerse coinci-dir con un cambio de identidad corporativa, apostando por la renovación profunda de su imagen, reconociendo el legado de una marca que ha formado parte de la historia y del paisaje de Madrid en los últimos 30 años, pero arriesgando por otra que represente los valores del proyecto de futuro.

La nueva imagen busca evocar el movimiento continuo, el dinamismo de empresas y personas, y la innovación que forma parte y es símbolo de Madrid, foco internacional de la vanguardia cultural, de los negocios y las tendencias. En este sentido, además de añadir el nombre de la capital, también la gama cromática de la nueva marca (una ‘I’ girada) hace un guiño a Madrid, combinando el color coral de la Comunidad con el azul profundo y el naranja.

La marca quiere trasladar el valor de IFEMA MADRID para impulsar y empoderar a las personas y los negocios, y para impactar en la sociedad, siendo fuente de ideas e innovación para sus audiencias. Esta actitud vitalista y proactiva también se ve reflejada en el claim: “Siente la inspiración”. Un lema que busca invitar a la movilización y al entusiasmo  como sinónimo de crecimiento y transformación.

En palabras de Eduardo López-Puertas, director general de la entidad: “La magia de IFEMA está en su capacidad de conectar ideas y personas; de generar ecosistemas de innovación y de desarrollo; de armonizar la inteligencia, el ingenio y la creatividad de tantas empresas, personas y sectores que comparten talento y conocimiento. Una magia que sin duda hemos plasmado en la nueva marca de IFEMA MADRID para visibilizar nuestra capacidad de seguir inspirando a las empresas y seguir siendo fuente de transformación”.

EMBAJADORA DE MADRID EN EL EXTERIOR

Para la institución, toda esta transformación contribuirá a aportar valor a Madrid tanto a nivel de imagen y prestigio en el mercado MICE internacional, como en términos de repercusión económica y dinamización de los distintos sectores que se ven directamente impactados por la actividad de IFEMA MADRID.

En 2019, año previo al COVID-19, el impacto de su ejercicio llegó a los 5.104 millones de euros, lo que representa el 3,8% del PIB de la ciudad de Madrid, y el 2,2% del PIB de la Comunidad; y generó 39.343 puestos de trabajo. De hecho, es la segunda industria de Madrid, únicamente superada por el aeropuerto de Barajas; pero, a diferencia de otras actividades, la feria crea una dispersión en generación de riqueza que afecta a muchos sectores. En cuatro décadas, se ha convertido en un pilar de los negocios, desarrollando ferias y eventos con un enfoque transversal en industrias tan diversas como el turismo, arte, automóvil, moda, agroalimentación, inmobiliaria, educación, farmacia, gastronomía o gaming, además de haber llevado importantes ferias y eventos a otras ciudades y países como Colombia, Chile, México o Portugal.

El pasado año, coincidiendo con su 40 aniversario, IFEMA MADRID contabilizaba en su haber 2.100 ferias, que habían acogido a 760.000 empresas y 100 millones de visitantes, además de más de 10.000 congresos, convenciones y actos corporativos y de ocio. Unas cifras que esperan verse incrementadas con las buenas previsiones de 2021.


Foto de apertura: Sus Majestades Los Reyes en la presentación de la nueva estrategia e imagen de marca de IFEMA MADRID, acompañados por otras autoridades.

Artículo publicado en Executive Excellence n174, abril - mayo 2021.