La Caixa ha destinado 5.000 millones a acción social en 10 años

La Caixa ha destinado 5.000 millones a acción social en 10 años

El presupuesto de ”la Caixa” destinado a iniciativas de acción social, cultural y científica entre 2009 y 2018 ascendió a 5.030 millones de euros. Esta cantidad, invertida durante la etapa de Isidro Fainé como máximo responsable de la entidad, duplica el importe destinado a acción social en la década precedente, cuando la dotación alcanzó los 2.400 millones de euros. Anualmente, la entidad impulsa 50.000 iniciativas que llegan a cerca de 15 millones de beneficiarios.

La atención a las necesidades sociales ha sido la gran prioridad en los últimos diez años, y por eso se han dedicado 3.200 millones a la creación de oportunidades para los colectivos más vulnerables.

Entre 2008 y 2016, y pese a la crisis, la entidad mantuvo una dotación anual de 500 millones de euros. Desde 2017, coincidiendo con la desconsolidación de CaixaBank, ésta incluso ha aumentado hasta alcanzar los 545 millones de euros en 2019. 

“Los últimos diez años han estado marcados por una crisis severa de la que aún nos resentimos como sociedad, especialmente los colectivos más vulnerables. Consciente de dicha coyuntura, ”la Caixa” ha multiplicado los recursos destinados a cumplir con su compromiso social, el fin último de la entidad, contribuyendo a paliar estas situaciones”, explica Isidro Fainé, presidente de la Fundación Bancaria ”la Caixa”.

En este sentido, a finales de 2018, la Fundación recuperó su denominación original,”la Caixa”, para reivindicar los valores que dieron origen a la entidad en 1904. “El legado de nuestro fundador, Francesc Moragas, permanece más vivo que nunca. Sus valores de confianza y compromiso social se mantienen inalterables, continúan guiándonos hoy y lo harán, sin ningún género de dudas, en los próximos años”, destaca Fainé. 

Hitos del Plan Estratégico 2016-2019 

El Plan Estratégico 2016–2019 de la Fundación Bancaria “la Caixa”, presidida por Isidro Fainé y dirigida por Jaume Giró, también se ha significado por la consecución, entre otros, de los siguientes hitos:

Una mejora sustancial de la ratio de eficiencia, reduciendo el peso de los costes administrativos y de gestión desde el 16% del año 2014 hasta el 10% en la actualidad.

Una concentración de la actividad en torno a las líneas de actuación prioritarias, reduciendo a 16 la cartera de programas.

Una decidida apuesta por el apoyo a la investigación biomédica, multiplicando los recursos de apoyo a la misma hasta alcanzar los 90 millones.

Apertura de nuevos centros culturales –Sevilla y Valencia- y un incremento sostenido de visitantes en a las exposiciones de la entidad hasta los 6,9 millones de 2018.

El despliegue de la actividad social en Portugal, como consecuencia de la adquisición por parte de CaixaBank del Banco Portugués do Investimento (BPI). 

Acción social transformadora

Durante la última década, las líneas de trabajo prioritarias de ”la Caixa” a nivel social se han materializado en el desarrollo de los siguientes proyectos: 

El programa CaixaProinfancia, dirigido a la atención a hogares con niños y jóvenes en riesgo o situación de exclusión, ha llegado a más de 300.000 menores de 0 a 18 años, con una inversión que supera los 600 millones de euros. 

El programa Incorpora ha facilitado más de 200.000 puestos de trabajo a personas con discapacidad, desempleados de larga duración, víctimas de la violencia de género, jóvenes en riesgo de exclusión y exreclusos, entre otros colectivos. 

El Programa para la Atención Integral a Personas con Enfermedades Avanzadas ofrece asistencia psicosocial y espiritual a personas que se encuentran en el final de su vida, así como a sus familiares. La iniciativa ha atendido a más de 150.000 pacientes y más de 200.000 familiares a través de 138 hospitales y 133 áreas domiciliarias. 

El centenario Programa de Personas Mayores cuenta anualmente con cerca de 800.000 participantes en más de 16.000 actividades. 

Respecto al ámbito científico, se ha dado apoyo a centros de investigación, universidades e investigadores españoles, incrementando significativamente el presupuesto destinado a esta área, hasta alcanzar una inversión de 90 millones de euros anuales. 


Texto publicado en Executive Excellence nº160, sept. 2019.