La Fundación ”la Caixa”, volcada con la ayuda a las familias vulnerables

La Fundación ”la Caixa”, volcada con la ayuda a las familias vulnerables

Estar al lado de quienes más lo necesitan es un compromiso histórico de la Fundación “la Caixa”, presidida por Isidro Fainé y dirigida por Antonio Vila. Ahora, los efectos de la pandemia del coronavirus están pesando sobre la economía de muchas familias, de manera que la Fundación ha decidido reforzar sus líneas estratégicas, especialmente aquellas focalizadas en los colectivos más vulnerables, como la infancia en riesgo de exclusión.

En el marco de los proyectos sociales, que trabajan para dar respuesta a los grandes retos de nuestro entorno, la Fundación lleva a cabo desde hace doce años el programa CaixaProinfancia, de atención a la infancia en situación de pobreza y exclusión, dirigido a familias con niños y niñas y adolescentes de entre 0 y 18 años en situación de vulnerabilidad y que el pasado año atendió a más de 62.000 menores y 37.000 familias en 125 municipios de España, destinando más de 60 millones de euros en ayudas educativas y sociales.

El objetivo del programa es romper la línea de transmisión de la pobreza de padres a hijos, favoreciendo el pleno potencial y las capacidades de los menores. Este objetivo se concreta en el desarrollo de cinco grandes líneas de trabajo: refuerzo educativo, educación no formal y tiempo libre, apoyo educativo familiar, atención y terapia psicosocial, promoción de la salud.

Este programa, en el que colaboran más de 400 entidades sociales, se ha visto reforzado en este 2020 con una partida extraordinaria de 3 millones de euros para asegurar la alimentación de las familias más vulnerables beneficiarias del programa, con el objetivo de tratar de paliar las consecuencias de la pandemia en aquellos que disponen de menos recursos.

Durante el verano el programa también ha querido ayudar en la gestión del impacto emocional que los niños y niñas y adolescentes que viven en hogares con carencias sociales, económicas y/o educativas hayan podido sufrir a raíz de la situación generada por la emergencia del COVID. Lo han hecho mediante creativas actividades de verano online que han llegado a 20.000 personas y que han permitido trabajar contenidos educativos, así como ofrecer recursos para reconocer, expresar y gestionar sus emociones, tanto a los menores como a sus familias.

Además, de cara al curso que acaba de arrancar, la Fundación “la Caixa” y CaixaBank han decidido colaborar mediante la entrega de un total de 119.895 kits de material escolar a niños y niñas de toda España atendidos por CaixaProinfancia. 

“Trabajamos para que los niños y jóvenes que se encuentran en situaciones difíciles, dispongan de más oportunidades, siempre orientados a conseguir una mayor equidad; porque solo la educación puede transformar el futuro de la infancia”, ha explicado el presidente de la Fundación Bancaria ”la Caixa”, Isidro Fainé.

En España, 1 de cada 3 niños sufre la pobreza infantil, heredada de padres a hijos. Esta situación no solo se traduce en una falta de recursos económicos, sino en la dificultad de acceder a un derecho universal: la educación. Esta realidad se ha visto agravada por la crisis social y económica de la COVID-19, afectando a hogares que hasta ahora disfrutaban de una cierta estabilidad y que inesperadamente se han encontrado en circunstancias de mayor dificultad, lo que ha generado que más menores se encuentren en riesgo de vulnerabilidad.

Por ello, este año es más importante que nunca la aportación del programa CaixaProinfancia que, además de las entregas de los kits de material escolar, a lo largo de todo el curso facilita diferentes ayudas educativas a familias vulnerables, tales como refuerzo escolar o estudio asistido, actividades de ocio y tiempo libre, apoyo psicomotor, atención logopédica y equipamiento escolar.

El programa trabaja con la premisa que las condiciones de entorno, como la salud, la organización familiar o la red social influyen directamente sobre los procesos de aprendizaje y la escolarización, de manera que los niños y adolescentes que viven en contextos frágiles tienen más dificultad para conseguir el éxito escolar.

Los servicios de CaixaProinfancia buscan desarrollar en cada participante sus competencias básicas, mejorar los hábitos de estudio, promover la autonomía en el aprendizaje, incrementar las expectativas ante la posibilidad de éxito, e impulsar los resultados académicos o el rendimiento escolar. Con todo ello, también se espera mejorar la autoestima del menor y fortalecer los procesos de socialización e inclusión social. Todo, para conseguir que cada uno de ellos escriba su propia historia.


Fundación "la Caixa", respuesta a la crisis sanitaria del COVID-19 

Texto publicado en Executive Excellence nº169, sept. 2020