Saint-Gobain, una referencia mundial del hábitat sostenible

LIDERAZGO / MERCADOS / INVERSIÓN / SOSTENIBILIDAD

Hablar de Saint-Gobain es hablar de un gran Grupo con más de 100 años de historia en España. Desde aquella fábrica de Arija, la primera que fabricó en nuestro país de forma industrial vidrio plano para construcción y la que dio lugar a Cristalería Española, empresa que fue expandiendo su negocio hasta convertirse en la matriz de un grupo sólido, referente industrial y de innovación.

Hoy todas las empresas de Saint-Gobain implantadas en España, Portugal y Marruecos, se enmarcan en la Delegación General de Saint-Gobain para estos tres países; una organización holding dirigida por un valenciano, Ricardo de Ramón. Si en la Península Ibérica es una referencia indiscutible, a nivel mundial Saint-Gobain es un líder de productos y soluciones innovadoras para el hábitat sostenible, presente en 64 países, con más de 1.000 empresas donde trabajan 195.000 personas, y una cifra de negocio de 42.116 millones de euros. Es uno de los 100 primeros grupos industriales del mundo.

Pero a pesar de su magnitud, muchos desconocen su actividad y no saben que las soluciones de Saint-Gobain están presentes en nuestro día a día, bajo marcas que hemos visto o escuchado muchas veces como Climalit, Sekurit, Placo, Isover, La Plataforma, Weber, Pam o Norton.

El sector vidriero marca el origen industrial de Saint-Gobain, y su sólida expansión le ha conducido a focalizar la mayor parte de su actividad en el hábitat, en particular en el Hábitat Sostenible. Pero también ha sabido diversificar su saber-hacer industrial, posicionándose como un fabricante líder igualmente en acristalamientos para automoción, en envases de vidrio para alimentación y bebidas, y en materiales innovadores para la industria.

Saint-Gobain crea, fabrica y ofrece acristalamientos climalit, lanas minerales aislantes para paredes, suelos y techos, conductos de climatización, sistemas de canalización de aguas, sistemas constructivos en base yeso para tabiquería y fachadas, morteros para revestirlas, en definitiva, soluciones que incrementan el confort en viviendas y edificios, energéticamente eficientes, y que contribuyen a la protección medioambiental. Pero también, acristalamientos sofisticados que nos dan seguridad y confort durante la conducción, botellas y tarros atractivos, resistentes, reciclables y más ligeros para que su transporte ahorre energía, y materiales de altas prestaciones que mejoran la calidad de los trabajos en la industria. No da un paso hacia delante si la huella no es sostenible.

Una de sus principales señas de identidad es la innovación, apuesta reconocida recientemente por la prestigiosa agencia Thomson&Reuters que la calificó como una de las cien compañías más innovadoras del mundo. “La Recherche de Saint-Gobain” con dieciocho centros de investigación, uno de ellos ubicado en Avilés, y más de 100 unidades de desarrollo registra al año más de 350 nuevas patentes. Y podemos decir que uno de cada cinco productos comercializado hoy por Saint-Gobain, no existía hace cinco años.

¿Cómo valora 2012 tanto desde el punto de vista de la situación económica española, como desde la Compañía que usted preside y dirige?

RICARDO DE RAMÓN: 2012 se ha cerrado con una situación muy delicada por el alcance de la crisis y sus consecuencias en el consumo, la inversión, el mercado de trabajo y las finanzas de las administraciones. En nuestra Compañía hemos vivido estos problemas, buscando permanentemente nuevos mercados para incrementar nuestra cifra de negocio y mejorar nuestra competitividad.

¿Tiene la misma opinión respecto a la evolución de los otros dos países, Portugal y Marruecos, sobre los que la Delegación de Saint-Gobain que usted dirige tiene competencia?

R.D.R.: La situación en Portugal ha sido muy similar a la española. Sin embargo, las perspectivas que nos brinda Marruecos son muy interesantes. Desde nuestra implantación en 1999 con la actividad de abrasivos, no hemos dejado de invertir recursos. En los últimos años hemos creado Saint-Gobain Développement Maroc para impulsar nuestra actividad allí y en los países del norte de África, hemos arrancado una fábrica de vidrio de automoción y actualmente, estamos fortaleciendo nuestras posiciones locales para desarrollar nuestras soluciones constructivas.

Una compañía de la dimensión de Saint-Gobain entendemos que, durante estos años, se ha redimensionado conforme al nuevo escenario. En este proceso de adaptación, ¿qué le está resultando más complicado? Para usted, ¿tiene alguna lectura en positivo?

R.D.R.: La utilidad de las crisis es que normalmente conllevan la reflexión sobre cómo mejorar nuestra competitividad y salir reforzados. Lo más complicado es la toma de decisiones sobre la reestructuración necesaria para adaptar la organización al nuevo escenario. El perímetro de actuación cambia, los pesos de los mercados se reajustan y el centro de gravedad del negocio se desplaza hacia mercados nuevos y próximos por razones geográficas o culturales. Para nosotros, es el caso del Magreb, de las antiguas colonias portuguesas en África o de Sudamérica. Por supuesto que el management es clave y que nuestro compromiso con la innovación nos ha permitido continuar siendo líderes y superar mejor las situaciones adversas.

¿Cómo ve 2013, en relación con la evolución económica, en los tres países? ¿Y en relación con los sectores en los que Saint-Gobain centra su actividad?

R.D.R.: La situación seguirá siendo difícil. Hay que finalizar las reformas y poner en marcha mecanismos para reactivar la economía. Nos queda camino. En cuanto a nuestros sectores de actividad, creo que las autoridades deben ser conscientes de que una industria competitiva con vocación de permanencia es clave y esencial para el futuro de todos. Tenemos que ser capaces de adaptarnos a la nueva realidad y de hacerlo, mirando al futuro.

¿Algún proyecto ilusionante en cartera para 2013?

R.D.R.: En Marruecos y en el Magreb, con una posición recientemente reforzada por lo ya comentado, tenemos varios proyectos que giran sobre la construcción modular y sobre la implantación de nuestras soluciones con la colaboración logística y comercial de empresas locales. Todo ello refleja nuestra apuesta en zonas emergentes próximas a nuestro perímetro, cuyo marco de actuación ha cambiado y cuyo centro de gravedad se ha visto claramente desplazado. También deseo que en el 2013 se consolide la importante reestructuración ibérica llevada a cabo en nuestra organización, particularmente en España, apuntando en positivo en nuestros resultados.


Ricardo de Ramón, delegado general de Saint-Gobain para España, Portugal y Marruecos, presidente-consejero delegado de Saint-Gobain Cristalería.

Artículo publicado en Executive Excellence nº100 feb13.


Imprimir   Correo electrónico