Steve Wozniak: "El ser humano tiene que ser más importante que la tecnología"

 

Algunas ideas de Steve Wozniak, icono de Silicon Valley, filántropo y cofundador de Apple, en el World Business Forum de Madrid:

Wozniak habló sobre su papel de ingeniero en la creación del Apple I y Apple II, y de cómo formó un tándem ganador con Steve Jobs, que estaba más orientado al diseño, la forma del producto y su venta: “Él era el empresario, yo solo quería hacer la parte de ingeniería, y que me dejaran trabajar”.

Aclaró que la empresa no nació en un garaje, como se cuenta, que allí solo hacían diseños de ingeniería en un papel. 

Contó cómo Steve Jobs, ya entonces, quería productos sencillos que la gente pudiera entender, y recordó irónicamente cómo “en aquellos tiempos no había abogados que nos dijeran lo que no podíamos hacer, así que lo hacíamos”. 

Se definió como autodidacta desde que a los nueve años empezó a pensar como ingeniero, y destacó la influencia de su padre –que era ingeniero electrónico– y de los videojuegos. 

Reconoció que lo más importante para iniciar un proyecto es la inquietud, “decir yo quiero esto”, no dejar de darle vueltas a la cabeza y poner en práctica cosas que no se explican en ningún sitio. Así lo hizo cuando jugaba a de niño con sus amigos y diseñó dispositivos electrónicos para comunicarse entre ellos, sin que sus padres lo supieran. Lo mismo que sucedió cuando creó el Apple I y cuando llegó a la generación de color de Apple II.

Aseguró admirar a Tim Cook, por estar muy abierto a las necesidades de los clientes. “Apple es una empresa flexible y adaptable”.

Se confesó “experimentador de productos, me gusta jugar con los aparatos”.

Opinó sobre los últimos avances: “Creo que las apps de terceros son el mejor producto que Apple le ha aportado a mi vida. Una de las cosas positivas es que tratan de simplificar los productos para que trabajen cada vez más como los humanos. Hay que seguir trabajando en el reconocimiento de voz”. Y también sobre las innovaciones que están por venir, como las relacionadas con la inteligencia artificial y los coches de autoconducción. “Llegará el momento en que no se permita a los humanos conducir”.

“¿Qué pasará el día que un ordenador sea más inteligente que nuestro subconsciente? Hoy los ordenadores ya pueden pensar más deprisa que nosotros, como lo hacen en operaciones financieras, pero creo que construiremos ordenadores para realizar tareas con las que nos ayuden y que utilizaremos la inteligencia creativa para otras cosas”.


Publicado en Executive Excellence nº124 octubre 2015

 


Imprimir   Correo electrónico