Cómo, cuándo y dónde el cliente quiera

Multitud de empresas ya están integrando soluciones para simplificar sus procesos con el de ofrecer una mejor experiencia a sus clientes y conseguir esa deseada fidelización con la que sueñan las empresas para hacer crecer sus negocios. 

Poder conocer con exactitud estas preferencias de los clientes también es fundamental para que los e-commerce ofrezcan la mejor experiencia a sus compradores. Los procesos de compra online constan de varios pasos desde que el cliente hace su pedido en la web o en la aplicación hasta que recibe el producto en su casa. Pues es justo ese tiempo de espera, desde el último clic hasta la entrega en el domicilio, lo que más expectativas genera. Y qué mejor forma de optimizar esta experiencia que dando al cliente información en tiempo real de dónde se encuentra su producto, así como la posibilidad de realizar cambios de lugar, fecha y hora. Ofrecer este tipo de información y servicios de forma directa, eficaz y transparente, aumentará sin duda la confianza depositada en nuestro negocio. 

Pero ¿cómo podemos dar este tipo de información a los clientes? Pues gracias a sistemas como los localizadores de envíos basados en las mejoras de la tecnología GPS y de monitorización, que permiten al cliente estar informado en todo momento del estado de su pedido y su localización exacta. Este tipo de tecnología pone fin a esa incertidumbre que asalta al cliente desde el momento de compra hasta tener el pedido en sus manos. Un buen ejemplo es Predict, una solución de SEUR gracias a la cual los destinatarios saben la hora exacta a la que llegará su paquete gracias a un mensaje de texto o e-mail que la compañía envía con toda la información de la entrega, ayudando además a reducir las emisiones al aumentar el éxito en las primeras entregas, y una mayor eficiencia en las rutas de reparto.

Por otro lado, es importante saber también que el cliente actual no se conforma con ser un espectador del proceso de entrega, sino que quiere influir en él para poder adaptarlo a sus necesidades. En este sentido, las cada vez más amplias opciones de entrega que ofrecen las empresas de mensajería (que van desde recoger el pedido en tu casa o puesto de trabajo, hasta hacerlo en un punto de conveniencia), y el enorme abanico de horarios de entrega (incluyendo domingos o entregas súper urgentes en 1 o 2 horas), hacen que hoy en día exista una solución adecuada para cada cliente. Un buen ejemplo de esto lo tenemos en Pickup, una solución flexible y práctica que permite a los clientes de SEUR poder enviar y recibir paquetes en la tienda de conveniencia que les resulte más práctica, ya sea en una calle muy concurrida cerca de la oficina o algún lugar más próximo a su domicilio.

¿A qué nos lleva la aplicación de todas estas herramientas? Pues a algo tan decisivo como que el cliente muestre una mayor confianza tanto hacia nuestros negocios online como hacia las empresas de logística gracias a la transparencia. Estar informado en todo momento afianza una relación más cercana en un ámbito tan importante como el del reparto de última milla.

Todo ello enmarcado dentro de una mejora en la experiencia de cliente a través del estudio de sus comportamientos, los cambios efectuados, las preferencias de pedido y la valoración general de los servicios prestados por la empresa logística, que nos permitan adelantarnos y ofrecer soluciones adaptados a cada uno de ellos.


Imprimir