El comercio electrónico continúa impulsando a SEUR

Si echamos la vista atrás, podemos afirmar que 2018 ha sido un buen año para SEUR. La compañía cerró el ejercicio con una facturación de 690 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,5% respecto al año anterior, manteniendo así el ritmo de crecimiento sostenido de los últimos ejercicios. La compañía que ha establecido una estrategia enfocada a negocios de mayor rentabilidad y una subida de precios forzada por el entorno económico, entregó en 2018 más de 115 millones de paquetes e incrementó un 2,5% su volumen de envíos. 

SEUR seguirá apostando por el comercio electrónico, el negocio internacional y el B2B, fuentes de su crecimiento sostenido. La compañía mantiene su liderazgo en ecommerce con una facturación de 229 millones de euros en esta línea de negocio, un 7% más que el año anterior. Por su parte, las ventas internacionales de SEUR crecieron en 2018 un 18%, hasta los 198 millones de euros, y representan ya un 29% de la facturación global de la compañía. 

A lo largo de 2019, además de las instalaciones ya comunicadas en el polígono eco-sostenible La Velilla II en Illescas y en Miranda de Ebro donde se crearán 200 empleos durante los siguientes años, se abrirá otra nave en esta última localidad para gestionar el negocio internacional con Reino Unido como medida de contingencia para minimizar el impacto del Brexit. SEUR afronta en la mejor posición los retos que están por venir, desarrollará soluciones innovadoras que mejoren la experiencia de sus clientes y realizará inversiones de más de 10 millones de euros anuales en nuevas infraestructuras y flota de vehículos, con el fin de dar respuesta a las demandas del mercado.   

El auge del ecommerce, además de aumentar las cifras de contratación logística, ha provocado cambios estructurales en el modelo de distribución urbana, creando nuevas necesidades y tendencias que giran en torno a la inmediatez y a la capacidad de almacenaje. El comercio electrónico no solo ha visto incrementarse de una manera exponencial el volumen de pedidos sino que también lo han hecho las exigencias sobre el tiempo de entrega. SEUR fue pionero, ofreciendo el servicio de entrega en una o dos horas (actualmente disponible en Madrid, Barcelona y Valencia), situación que conlleva una mayor complejidad en la cadena de suministro, como por ejemplo entregar tres pedidos en una misma manzana en tres franjas de tiempo diferentes. 

Para afrontar este y otros desafíos de la última milla, SEUR sumará 9 hubs urbanos a los 11 que ya tiene en España, el último situado en el Eixample de Barcelona fue inaugurado en enero de 2019, siendo este el primero en la ciudad condal. Todos estos centros permiten a la compañía estar más cerca de los clientes, acortar distancias y realizar un reparto más sostenible minimizando las emisiones de CO2. Además, SEUR reforzará su red de puntos de conveniencia Pickup, formada actualmente por 1.400 puntos, con el objetivo de duplicar esta cifra en 2019 con la integración de nuevos lockers, donde los destinatarios podrán recoger sus envíos cuando quieran. Se trata de una tendencia que está creciendo en los últimos años en Europa y de la que se espera tenga un efecto parecido en España, por ello la compañía ha decidido apostar por estas soluciones y ofrecerla cada vez más a sus clientes. 

Asimismo, SEUR cuenta con una capacidad operativa internacional que otros operadores locales no tienen, ofreciendo una experiencia de cliente homogénea que le permite entregar en todo el mundo, gracias a su integración en DPDgroup. En 2018, DPDgroup registró un crecimiento de un 8% respecto al año anterior, alcanzando los 7,3 billones de euros de facturación, una cifra que se ha duplicado en los últimos 10 años y que le convierten en el operador líder en el transporte urgente por carretera de Europa.

Aunque se prevé una ralentización respecto a años anteriores derivada de una desaceleración del consumo y una disminución en las exportaciones e importaciones, el comercio electrónico seguirá siendo una de las principales palancas de crecimiento del sector, donde el principal reto estará en ganar eficiencia en la elevada estacionalidad y concentración de volúmenes que presenta esta actividad.