El compromiso con la sostenibilidad, un deber para el sector logístico

El compromiso con la sostenibilidad, un deber para el sector logístico

Nos encontramos en un momento en el que la sostenibilidad marca la hoja de ruta de la mayoría de empresas y gobiernos. La importancia de crear entornos y procesos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente ha pasado de ser clasificada como ‘moda’ a convertirse en una necesidad vital para todos. Un asunto que se recoge dentro de la iniciativa de los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) impulsada por Naciones Unidas, a la que ya muchas empresas del ámbito privado se encuentran adscritas.

Si bien cada pequeña acción que coopere en el mantenimiento y conservación del planeta es importante, debemos poner especial atención en el aire que nos rodea. En el caso de España, contamos con tres ciudades que superan los límites establecidos por la legislación de calidad del aire: Madrid, Valencia y Barcelona. Debido a esta realidad, la OCU decidió elaborar un estudio para determinar el daño potencial que causa la contaminación atmosférica durante los desplazamientos diarios habituales en entornos urbanos, así como para conocer en qué ciudad española se contaba con el peor aire. La tristemente ganadora resultó ser la capital del país, dejando a los madrileños expuestos de manera diaria a límites de contaminación que superan altamente los aceptados legalmente.

Con el fin de tomar medidas concretas a favor de la sociedad y sus ciudadanos, SEUR, de la mano de DPDgroup, grupo al que pertenece, ha puesto en marcha en Madrid un programa pionero para la medición de la calidad del aire. Esta medición se realiza gracias a unos sensores previamente instalados en los vehículos de reparto, tiendas de conveniencia de la red Pickup y sus hubs urbanos. A través de la tecnología láser Pollutrack miden, en tiempo real, la cantidad de partículas finas PM2.5 respirables, que son las consideradas más nocivas. La información que SEUR recoja se compartirá posteriormente con sus clientes y usuarios que podrán visualizarla en mapas de alta resolución y así comprobar la calidad del aire que respiran.

Esta iniciativa, enmarcada dentro de la estrategia de RSC DrivingChangeTM, es un paso más en el compromiso de la compañía con la preservación del medio ambiente, así como el de la oferta de servicios sostenibles que no suponen un gasto extra para el cliente.

El reciclaje, la informatización de documentos y la reducción de la huella de carbono son también otras iniciativas a las que cada vez más empresas se suman con el fin de aportar un grano de arena a la difícil tarea de conservar el mundo en el que vivimos.  Una responsabilidad social que debe ser asumida por todos los sectores, pero en especial en aquellos que tienen un impacto tan directo e inmediato como el logístico.