El ecommerce tiene cada vez menos fronteras

El ecommerce tiene cada vez menos fronteras

Europa ya cuenta con una frontera menos, la del ecommerce. Desde que la Unión Europea aprobase el pasado 3 de diciembre de 2018 la nueva normativa contra el geobloqueo, los consumidores tienen una mayor elección en productos y precios competitivos y las empresas puedan expandirse a otros países. ¿Pero qué implica esta nueva regulación? Por un lado, supone que los ciudadanos europeos pueden ya comprar productos en cualquier ecommerce de la UE que quieran, con independencia de si el vendedor tiene tienda online en el país al que pertenece el cliente. Y por otro lado, el aumento de las compras transfronterizas abren nuevas oportunidades de negocio para las tiendas online y para las empresas de transporte, con cada vez más volumen de compras a países extranjeros. 

Y es que el mercado español manifiesta un volumen cada vez más grande. El efecto Amazon con su irrupción en el año 2011 ha ayudado a acercar la compra online a todos los públicos con una proporción amplia de usuarios maduros, donde la experiencia de compra está cada vez más asimilada y el proceso de compra también es más sencillo. Según el último informe 'eShopper Barometer' de SEUR que recoge los hábitos a la hora de comprar fuera de España, los españoles realizan un 20% de las compras online en tiendas extranjeras, un comportamiento que se ajusta a la media europea (19,1%), siendo China el principal mercado.

Las tiendas online de origen chino viven desde hace algunos años un boom en nuestro país posicionándose como el gran triunfo del low cost en Internet. Tal y como reflejan los datos de la encuesta de SEUR; el 66% de los españoles ha comprado al menos una vez en una tienda online extranjera, sobre todo de China (53%); mientras que Reino Unido (35%) se mantiene como segundo mercado aunque pierde terreno con respecto al pasado año y Estados Unidos (32%) se posiciona en tercer lugar.

Sus motivaciones son muy claras: encontrar mejores ofertas (66%) y buscar productos o marcas que no están disponibles en el mercado local (51%). Además, el papel que juegan marketplaces y marcas extranjeras, cada vez más internacionalizadas, hacen que el proceso de compra sea tan homogéneo, que el consumidor final apenas distingue si compra en su propio país o si el paquete se envía desde otro.

No obstante, para aquellas empresas que deciden embarcarse en otros mercados son muchas las cuestiones que deben abordar. Por ejemplo, la integración de las pasarelas de pago (transferencia, contrarrembolso, tarjeta, Paypal, etc) es muy importante para conseguir transmitir seguridad y transparencia. Actualmente, según el eShopper Barometer de SEUR, carteras digitales como PayPal, Alipay y las tarjetas de crédito o débito son las opciones más utilizadas con un 54% y el 41% de preferencia de uso respectivamente. Otros aspectos trascendentales son la estrategia de precio, las condiciones de compra, los gastos de envío o las políticas de devolución. Del mismo modo es crucial elegir un proveedor logístico adecuado, el momento de entrega es el único en que la experiencia se tangibiliza.

El estudio de SEUR también revela datos interesantes sobre las formas de envío y transporte que prefieren los españoles cuando compran en el extranjero a través de Internet. El 81% de los compradores cree que es relevante conocer la compañía de transporte antes de comprar, sobre todo porque les aporta seguridad y tranquilidad saber quién entregará el paquete. Por lo tanto, es muy importante garantizar que el cliente tiene un número de tracking, que el paquete llega en buen estado y que existe un control sobre los envíos.

En este sentido, SEUR desarrolla una intensa actividad de apoyo a la internacionalización de las empresas españolas, sobre todo PYMES, ofreciéndoles soluciones específicas de transporte internacional con el apoyo de la red de su socio DPDgroup. Su red paneuropea, que cuenta con la mayor red de distribución por carretera en Europa, permite a SEUR tener una trazabilidad absoluta de todos los envíos nacionales e internacionales en todo momento y ofrecer información homogénea a los usuarios en todos los países sobre el estado de los envíos.

La internacionalización se ha convertido en una gran oportunidad de crecimiento y planificar una buena estrategia de ventas en países extranjeros es crucial para expandir cualquier negocio a nuevas fronteras con éxito.