Fundación SEUR realiza la donación número 100 de “Tapones para una nueva vida”®, superando los 750.000€ entregados

Con esta iniciativa se han recogido un total de 3.428 toneladas de tapones (entregados ya a la recicladora), por un valor de 782.367 euros, logrando la participación de más de 13 millones de personas. 

 

La entrega número 100 se ha realizado en Cambre (A Coruña) y el pequeño Daniel Prieto ha recibido un cheque por valor de 8.000 euros. Daniel sufre de tetraparesia espástica y con este dinero se financiará un tratamiento especial de rehabilitación para mejorar su calidad de vida. En esta entrega han colaborado también la Fundación Santander Salud, con un regalo para la familia de Daniel, y la editorial Signo editores, con la colección infantil Trazo.

El pequeño se convierte en el beneficiario número 9 de 2015. Concretamente, en Galicia se han entregado cinco ayudas por valor de 36.600 euros, de las cuales dos han sido en A Coruña por un valor de 16.400 euros.

Ramón Mayo, presidente de Fundación SEUR, ha querido dar las gracias a todas las personas que hacen posible que el proyecto “Tapones para una nueva vida” ® siga creciendo y ayudando a la infancia: “Es una gran satisfacción ver cómo prospera este proyecto que nació en 2011 y, por supuesto, llegar al beneficiario número 100, acrecienta este sentimiento. Gracias a todos los que colaboran desde casa, las compañías que se comprometen con la causa, y en definitiva, el trabajo de tantos voluntarios con los que contamos, se consigue que los proyectos salgan adelante, que la ayuda llegue a quienes la están esperando, cuando les hace falta. Estamos orgullosos de formar parte de este apoyo a la infancia más desfavorecida, que además, es uno de los pilares clave en nuestra estrategia de contribución a la comunidad”.

En abril de 2011, Fundación SEUR, implicando a toda la Red SEUR, se unió a la acción de la familia del pequeño bilbaíno Iker, que estaba recogiendo tapones de plástico que, entregados a una recicladora, financiarían el bipedestador que el pequeño necesitaba. Cumplido el objetivo de Iker antes de lo previsto, la Fundación decidió abrir esta acción permanentemente y llevarla a escala nacional tanto en España como en Portugal. Así nace el proyecto “Tapones para una nueva vida”®, que se centra en recoger tapones de plástico con el fin de sufragar los gastos médicos no cubiertos por la Seguridad Social de niños con enfermedades graves o para facilitar el acceso a complementos ortopédicos a aquellos otros que no tienen recursos. 


Imprimir