El valor de transformar el reciclaje de un tapón en una oportunidad

El valor de transformar el reciclaje de un tapón en una oportunidad

Identificar los puntos fuertes de una compañía es clave para el correcto desarrollo empresarial, pero identificarlos para, a través de ellos, participar de forma activa en programas de RSC es algo que con el paso del tiempo se ha convertido en un punto igual de clave que el anterior. En el caso del sector logístico, empresas como SEUR llevan años utilizando el valor de la logística solidaria para conseguir ayudar a quien más lo necesita.

Su proyecto estrella, “Tapones para una nueva vida”, desde hace diez años se ha centrado en recoger tapones de plásticos para, a través de su reciclaje, conseguir facilitar el acceso a servicios médicos u ortopédicos no cubiertos por la seguridad social de niños y niñas con enfermedades raras.

Este proyecto surge en 2011, cuando una familia bilbaína comenzó a recoger tapones de plástico que habían sido recolectados por familiares, amigos y vecinos con el objetivo de reciclarlos y a cambio recibir dinero con el que podrían ayudar a su hijo Iker, quien necesitaba un aparato ortopédico para su desarrollo. En esos momentos, un conductor de SEUR se enteró de esta iniciativa y decidió pedir ayuda a SEUR para que colaborase con la familia a la hora de recolectar los tapones para la causa. Se comenzó ayudando a Iker recogiendo tapones gracias a la flota de SEUR, de tal manera que se pudo llegar a más sitios y fue mucho más fácil para la familia alcanzar su objetivo. Así nació el programa gracias al cual a día de hoy, más de 177 niños se han visto beneficiados, y donde se ha logrado recoger 6.542 toneladas de tapones por un valor de 1.200.000 euros. Además, con el reciclaje de este plástico se ha evitado la emisión de más de 8.198 toneladas de CO2, principal gas causante del cambio climático.


Más de 177 niños se han visto beneficiados por el proyecto "Tapones para una nueva vida", que ha logrado recoger 6.542 toneladas de tapones por un valor de 1.200.000 euros


Si bien, este 2021 ha vivido un nuevo impulso con la renovación de acuerdos con empresas tan importantes como la EMT o con nuevas colaboraciones como el que han firmado recientemente con Galletas Gullón, donde sus más de 1.600 empleados tienen el objetivo de colaborar en la recogida de tapones.

Además, estos acuerdos se han visto materializados a través de entregas realizadas este año como la de Ángela, una niña de Guadalajara de seis años que gracias a la iniciativa ha recibido más de 13.000€ para financiar su rehabilitación con exoesqueleto.

Es a través de estas entregas donde se visibiliza el poder de la unión de ciudadanos, empresas de cualquier sector y servicios logísticos. Un poder que gracias a proyectos como el de “Tapones para una nueva vida” consigue que niñas como Ángela puedan luchar contra enfermedades tan duras como la parálisis infantil.