La compra, de la tienda a la despensa a golpe de clic

Según Webloyalty, de los 98.000 millones de euros que gastan las familias españolas en llenar sus neveras durante todo un año, sólo 588 millones (el 0,6%) se gastan online. No cabe duda que al e-commerce de alimentación todavía le queda un enorme recorrido. Si, además, tenemos en cuenta que son 19 millones los españoles que compran online y que el ticket medio de la compra de alimentos en Internet triplica el de la tienda física, está claro que público hay y que en cuanto despegue, el crecimiento será imparable, tal y como ya ha sucedido en otros países como Alemania, Austria o Suiza, donde se espera que en 2020 Internet supere en un 10% a la compra física de alimentos.

Pero, ¿qué hace falta para que los españoles nos lancemos a hacer la compra desde la comodidad de nuestros hogares? Es evidente que a pesar de los múltiples beneficios que perciben los consumidores al hacer la compra online – es más cómodo, ahorra tiempo, permite una mayor flexibilidad de horarios, el precio es menor, etc.– todavía existen barreras que es necesario superar. Una de las principales se encuentra en los productos frescos: según un estudio de Nielsen a los españoles nos preocupa la calidad de los productos, que se rompa la cadena de frío en el transporte y que lleguen a casa en mal estado.

Un reto para la logística y distribución

Las grandes cadenas de supermercados ya han apostado firmemente por la venta online de alimentación y saben que es en la logística y el transporte donde se la juegan con el consumidor, porque no solo se trata de vender el producto, sino que el proceso no termina hasta que la comida llena la despensa de casa.

Atenta a las tendencias de mercado, a las preocupaciones del consumidor y con la innovación como parte de su ADN, SEUR ha lanzado SEUR FOOD, un servicio de transporte de alimentos que cumple con los mayores estándares de calidad, higiene y cuidado.

La enorme variedad en la oferta de alimentación crea retos específicos para el transporte, por los que SEUR ha desarrollados soluciones específicas que se adaptan a la naturaleza de cada producto. Así, para los productos frescos, la compañía pone a disposición de sus clientes SEUR Frío, un transporte a temperatura controlada (entre 2º y 8º centígrados) que asegura la integridad de la cadena de frío en todo el trayecto y que gracias a sus servicios preferentes, permite la entrega de la mercancía antes de las 8:30, de las 10 y de la 13:30. Para envíos de botellas frágiles, la compañía cuenta con SEUR Vino, un transporte sin fronteras que incluye el embalaje especial para asegurar la integridad de la mercancía y el seguro de viaje. Con el servicio Gourmet, SEUR introduce una solución que permite al cliente hacer seguimiento en tiempo real de sus envíos, con o sin frío; y a través de la modalidad de Pedidos a Domicilio pone a disposición de otras empresas su infraestructura logística para conectar clientes y restaurantes en un tiempo récord.

En definitiva, un servicio multiespecialista que permiten a SEUR transportar todo tipo de alimentos donde sea necesario, en el menor tiempo posible y garantizando la integridad del producto. Y es que el mercado de la alimentación exige por parte de las compañías logísticas conocer las necesidades del consumidor, contar con una estructura adecuada y una extensa red operativa, características que convierten a SEUR en el socio logístico clave para potenciar el e-commerce de alimentación.


Imprimir   Correo electrónico