La formación, clave para el éxito de la transformación digital

El sector logístico ha experimentado en la última década una de sus mayores transformaciones, impulsada por el desarrollo tecnológico y el auge del ecommerce que han cambiado la forma de consumir y la operativa de las compañías del sector. 

Las compañías líderes se encuentran inmersas desde hace años en una profunda transformación digital para hacer frente a estos cambios. Pero una de las claves del éxito de esta nueva forma de trabajar y entender el negocio es sin duda implicar a las personas. Una transformación como la que estamos viviendo no es solo digital o tecnológica, es también, y fundamentalmente cultural. Y esto implica a toda la organización y a todos sus miembros.

En SEUR sabemos que la formación es clave para sacar todo el partido al talento interno con el que contamos, además de maximizar la capacitación de los empleados para desarrollar su labor.  Por eso apostamos por una formación lo más personalizada posible adecuada al potencial de cada trabajador, y siempre alineada con la estrategia de negocio y las necesidades del mercado.

Para ello, SEUR realizó el año pasado una inversión de más de 350.000 euros en formación y desarrollo del talento de sus colaboradores.

En este sentido, contamos con distintas iniciativas formativas adaptadas a los diferentes niveles profesionales de la organización. Por un lado tenemos la Escuela de Líderes, una iniciativa que va ya por la tercera edición y en la que ahora mismo hay 40 managers recibiendo formación. Este proyecto reconoce al mejor talento y potencia su desarrollo a través de un completo itinerario formativo en las últimas tendencias en materia de management, liderazgo y otros temas específicos como la gestión de proyectos, en una de las escuelas de negocio de mayor prestigio, IE Business School. 

Por otro lado tenemos el Plan Cantera, que ofrece oportunidades de contratación a jóvenes recién titulados, además de la posibilidad de promoción para llegar a ocupar puestos directivos dentro de la compañía. Conscientes de que los jóvenes son el futuro de la compañía, estamos especialmente comprometidos en el desarrollo de su talento. Por eso les ofrecemos un plan de desarrollo integral, con el fin de que puedan lograr un crecimiento profesional en equipos multidisciplinares y sacar el mayor rendimiento a su talento. 

Para perfiles más comerciales hemos desarrollado la Escuela de Ventas, un programa de cuatro años de duración que cuenta con más de 1.200 alumnos, aquellos empleados que tienen una relación directa con nuestros clientes (Fuerza de Ventas, personal de Puntos de Ventas y Atención al Cliente). Este itinerario formativo culmina con una certificación emitida por la escuela de negocios ESIC Business and Marketing School.

Pero en una empresa como la nuestra, la formación no puede limitarse a los roles ejecutivos. Somos una empresa de transporte y una de nuestras principales fortalezas, sin la que no podríamos operar, es nuestro equipo de repartidores. Cuando hablamos de que la transformación digital afecta a toda la organización no podemos pensar solo en aquellos que desarrollan su trabajo en las oficinas. Nuestra fuerza de reparto está inmersa en esta transformación tanto o más que los roles ejecutivos. En nuestra apuesta por la innovación constante hemos invertido en los últimos años en el desarrollo de tecnología y aplicaciones que facilitan el trabajo de estos profesionales y nos permiten cumplir con los altos estándares de atención y satisfacción del cliente que nos hemos marcado.

Por ello, hemos desarrollado una serie de iniciativas como la Escuela de repartidores, donde todos los meses impartimos píldoras formativas a los repartidores sobre aspectos prácticos relacionados con su trabajo diario, como el manejo de nuevas aplicaciones, atención al cliente, tratamiento de la mercancía, etc.

Y es que en una economía en la que el comercio online sigue creciendo de manera exponencial, la profesión se ha revalorizado y el perfil actual del repartidor es mucho más tecnológico. Esta evolución que ha experimentado el mundo del reparto en los últimos años ha propiciado el inicio de una nueva ‘era de la digitalización’, una época en la que se exige estar en constante transformación y adaptación a las nuevas tendencias, lo que exige formación.


Imprimir