La logística espera a la mayor campaña de Navidad

La logística espera a la mayor campaña de Navidad

Al calor del auge del comercio online, el sector de la logística y el transporte se posiciona como uno de los segmentos de actividad económica que más empleo genera y que más proyección de futuro tiene, consiguiendo dar trabajo a cerca de 1.000.000 de personas en todo el país según el último informe del CEL (Centro Español de Logística). Uno de los momentos de mayor refuerzo laboral se produce durante la campaña de Black Friday y Cyber Monday, dos fenómenos de compras cada vez más asentados en España en donde algunos de los puestos más solicitados son el de empaquetadores, carretilleros, mozos de almacén y transportistas, entre otros.

El Viernes Negro se empezó a celebrar hace ya ocho años. Primero tomó forma en las tiendas y después alcanzó más popularidad gracias al crecimiento del comercio electrónico. En la actualidad, la extensión de esta jornada de descuentos previo al fin de semana y hasta el Cyber Monday ha hecho crecer aún más las ventas cada año, y por tanto, la demanda de incorporación de trabajadores en estas fechas.

Las cifras no paran de crecer, según la Asociación Española de la Economía Digital, el Black Friday 2018 movió más de 1.560 millones de euros en compras sólo a través de Internet, un 10% más respecto al año anterior. Para este año, el ticket medio de los consumidores será de 240 euros durante la semana negra, 160 euros durante el Black Friday, y en el Cyber Monday 80 euros, tal y como se desprende del “Informe Black Friday 2019”, elaborado por Webloyalty.

Gran parte de ese gasto irá destinado a la compra de productos electrónicos, móviles, ordenadores, patinetes eléctricos o tablets. Y es que, habitualmente, los productos relacionados con la tecnología suelen ser los favoritos para los Reyes Magos y Navidad. Por este motivo, muchos consumidores consideran este día de descuentos, ofertas y novedades como la oportunidad idónea para ir tachando regalos de la lista.

Por su parte, las entregas programadas y en un tiempo ajustado están presentes desde hace un tiempo en sectores como el retail y el gran consumo y serán protagonistas durante la campaña navideña. Para dar respuesta a este incremento en la demanda, la prioridad desde la logística, a la gestión de equipos, pasando por la atención al cliente, hasta la propia organización de las tiendas debe ser de contar con una planificación y organización previa.

Es el caso de SEUR que ya se prepara, un año más, para la campaña de Navidad, en la que se prevé un crecimiento de volumen de operaciones de un 10% más que 2018, alcanzando los 14 millones de envíos. La compañía incorporará a su plantilla 2.700 profesionales para hacer frente a este incremento, siendo los perfiles más demandados personal de reparto y mozos de almacén. Madrid, Cataluña y Andalucía serán las comunidades en las que se va a concentrar el mayor refuerzo operativo.  

El 29 de noviembre marcará el pistoletazo de salida con el Black Friday aunque SEUR estima que el 2 de diciembre, coincidiendo con el Cyber Monday, se convierta en el día de mayor número de envíos, con cerca de 630.000 paquetes entregados.

Los hábitos de los consumidores también han ido cambiando en estos ocho años de Black Friday propiciando en parte el incremento de las experiencias mixtas en la ecuación de la compra: compra online con recogida en tienda, reserva online con recogida y pago en tienda, búsqueda online y compra en tienda, etc.
El objetivo es dar respuesta a las necesidades de los consumidores durante este periodo, por ejemplo, SEUR pone a disposición la red Pickup, que cuenta con 2.300 puntos entre tiendas de conveniencia y lockers. Una solución que permite al comprador online elegir dónde recibir sus envíos con una amplia libertad de horarios que incluye, en la mayoría de los casos, los fines de semana.

Según las previsiones de Randstad, la campaña de Navidad de este año generará 453.260 contratos en los sectores de transporte y logística, hostelería y comercio durante los meses de noviembre, diciembre y enero, un 5 % más que el año pasado. Lo que pone de manifiesto que esta jornada de descuentos ha pasado de ser un evento puntual en el que muy pocos hacían rebajas el último viernes de noviembre a convertirse en todo un fenómeno económico y social en España.