La sostenibilidad como único camino

La sostenibilidad como único camino

El cambio climático es uno de los problemas más importantes a los que se ha enfrentado la humanidad a lo largo de toda su historia. Sus efectos, cada vez más palpables y evidentes, no dejan más plazo para reaccionar y poner todo lo que esté de nuestra parte para revertir estas consecuencias que afectan directamente a nuestra salud y a la del planeta. Esta estrategia de acción tiene que estar dirigida, obviamente, por los gobiernos e instituciones con potestad de crear un marco jurídico que proteja y marque el camino a seguir contra el cambio climático.

Pero más allá de políticas y medidas globales, todos los ciudadanos tenemos responsabilidad ante la protección del medio ambiente. Esto incluye también a todo el entramado empresarial cuya actividad profesional impacta directamente en el aire que respiramos, la calidad del agua, el calentamiento global, etc. Así que toda acción tomada en contra de estos efectos suma y aporta a la causa común. Por supuesto hay algunas con más beneficios que otras por su impacto y amplitud de acción, sobre todo las tomadas por aquellas actividades industriales con más efecto sobre la calidad del aire, como puede ser toda la actividad de transporte y logística que está más presente que nunca en la sociedad debido al boom del comercio electrónico.

Estas compañías están tomando cada vez más consciencia de su papel clave en la lucha contra el calentamiento global y para ello ponen las políticas de RSC en el centro de su estrategia. Es el caso de SEUR, que de la mano de DPDgroup, grupo al que pertenece, pusieron en marcha su estrategia global DrivingChangeTM desde donde centraliza todos sus programas de Responsabilidad Social Corporativa poniendo en foco en aquellas áreas donde tienen mayor impacto: reducir y neutralizar nuestra huella de carbono, proporcionar soluciones de entrega urbana más inteligentes y eficientes, impulsar la innovación, y desarrollar conexiones significativas en las comunidades con las que trabajan.

Estos programas contribuyen activamente en cuatro de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) establecidos por las Naciones Unidas: el nº8 de trabajo decente y crecimiento económico; el nº11 para crear ciudades más sostenibles; el nº13 sobre la acción climática; y el nº17 de creación de alianzas para lograr los objetivos. Concretamente, a través de su programa Carbon neutral trabajamos en la dirección del ODS nº13 sobre la Acción Climática. Su objetivo es medir, reducir y compensar la huella de carbono y ya es la única compañía en ofrecer a todos sus clientes envíos neutros en carbono sin coste adicional. Así, han conseguido compensar más de 65.000 toneladas de CO2 y reducir un 5,22% sus emisiones, alcanzando de media 0,47 kg CO2e por paquete entregado durante 2018.

Su último movimiento en este sentido ha sido el lanzamiento en Madrid de un programa pionero para la medición de la calidad del aire. Esta medición se realiza gracias a unos sensores previamente instalados en los vehículos de reparto, tiendas de conveniencia de la red Pickup y sus hubs urbanos. A través de la tecnología láser Pollutrack miden, en tiempo real, la cantidad de partículas finas PM2.5 respirables, que son las consideradas más nocivas. La información que SEUR recoge se comparte posteriormente con sus clientes y usuarios que podrán visualizarla en mapas de alta resolución y así comprobar la calidad del aire que respiran.

Esto es un paso más para SEUR dentro de su apuesta por la sostenibilidad en la que ya cuentan con una red Pickup con más de 2.300 puntos entre tiendas de conveniencia y lockers; una flota ecológica que ya representa el 5,5% del total de la compañía, y hubs urbanos, pequeños centros logísticos situados en el centro de las ciudades que permiten estar más cerca de los clientes y minimizar las emisiones utilizando medios de reparto más sostenibles.  Además, para aquellas emisiones que no puede evitar (tanto directas como indirectas), tiene puesto en marcha un programa de compensación de emisiones de CO2, donde destaca un proyecto internacional que fomenta la generación de la energía limpia y acceso a zonas menos desarrolladas con la creación de parques eólicos en la India.

En definitiva, la conciencia sostenible ya no es una opción, empresas y gobiernos deben trabajar de la mano para revertir una situación crítica que nos afecta a todos. Por ello, cada paso hacia esa meta es importante, y como ciudadanos y consumidores debemos exigir al mercado que actúen en consecuencia.