Lo nuevo en ecommerce para 2019

No hace tantos años, la venta a través de Internet parecía algo casi utópico y, por supuesto, nada rentable. Ahora, a golpe de clic, las compras se hacen desde los smartphones y tablets, tumbados en el sofá o mientras viajamos. Y en este nuevo marco, el sector del retail y el logístico llevan años inmersos en su proceso de transformación con grandes avances y marcando nuevas tendencias impulsadas por la inmediatez que demanda el ecommerce. Pero, ¿qué veremos en 2019 en este sentido?  

Llegar a los clientes con una estrategia omnicanal tras la imparable multiplicación de los canales de venta es imprescindible. Tanto los e-retailers como los principales actores logísticos continúan trabajando para hacer la vida más fácil a sus consumidores y ofrecer una experiencia de cliente homogénea y satisfactoria en todos los canales. Facilitar una compra ágil y flexible seguirá siendo un objetivo en 2019. Soluciones innovadoras como Click&Collect, desarrollada por SEUR, que permite realizar la compra online y poder recogerla en la tienda física, marcarán el camino a seguir en los próximos meses. La evolución de las entregas está demostrando que el cliente que pasa por una tienda física a recoger un envío, en muchos casos termina comprando algo más. Según el e-Shopper Barometer de DPDgroup, en España estos puntos se han convertido ya en la segunda opción de entrega más elegida por los usuarios: un 25% las eligen, solo por detrás del domicilio. 

También veremos cómo se siguen acortando los plazos y se amplían las franjas horarias de entrega. Cada vez más tiendas online ofrecen entregas en el mismo día o incluso entrega en dos o una hora en zonas urbanas. En estas últimas, SEUR fue pionero lanzando SEUR Now que ya opera en Madrid, Barcelona y Valencia. Pero todavía no está todo dicho en la última milla, y son los consumidores los que marcarán qué será lo siguiente.

Asimismo, los retailers saben que sus clientes se preocupan por el impacto medioambiental de la entrega de sus productos y la sostenibilidad también es un factor cada vez más importante. A lo largo de 2019, presenciaremos un gran cambio hacia una entrega más ecológica, por ejemplo, SEUR ya es capaz de realizar más de 170.000 entregas al mes libres de emisiones con medios de reparto alternativos en 30 ciudades españolas.

Por otro lado, uno de los frenos del ecommerce ha sido el hecho de no poder probarnos la ropa o comprobar la calidad de los productos. A veces, todos hemos dudado en pulsar el botón "comprar" antes de continuar con el proceso de pago. ¿Es un producto de calidad o la foto está muy bien hecha? En la actualidad, la realidad aumentada está creando nuevas formas de interactuar con los productos. Queremos verlo, sentirlo, tenerlo en nuestras manos y eliminar toda sensación de duda antes de comprarlo desde la comodidad de nuestro ordenador portátil o smartphone. Turismo, belleza, moda, decoración del hogar… son campos en los que la realidad aumentada ya tiene interesantes aplicaciones. Y, si finalmente no hemos acertado con la compra, la devolución debe ser un proceso sencillo, rápido y que nos ofrezca las mismas comodidades y flexibilidad de la entrega. Solo una logística inversa que cumpla con estos requisitos será capaz de convertir un error en un cliente fidelizado.

Los Chatbots y el A-commcerce (compras automatizadas) también están cambiando la experiencia del consumidor online para mejor. No solo para impulsar las ventas y  mejorar la atención al cliente sino para sugerir productos u ofrecer descuentos especiales. Además, en 2019, los ecommerce estarán más orientados para la navegación móvil, es lo que los expertos denominan mobile first commerce. En ellos, el proceso de pago debe ser lo más simple y fácil posible y los pedidos con un solo clic serán la clave.  

Las grandes tecnológicas también marcan tendencias, a medida que Google Assistant y Alexa se hacen más populares, la búsqueda por voz en dispositivos móviles se utiliza con más frecuencia para realizar compras. Por tanto, optimizar un ecommerce para generar mayor tráfico web será otro de los grandes retos de 2019 junto con el Big Data, que ayudarán a predecir demanda, entender las preferencias y necesidades de los usuarios.

Lo que es seguro es que este año no nos aburriremos y veremos cosas que muchos ya están deseando probar.

 


Imprimir