Mapfre dona 5 millones de euros al CSIC para acelerar la investigación sobre el COVID19

Mapfre dona 5 millones de euros al CSIC para acelerar la investigación sobre el COVID19

Esta acción de MAPFRE se produce en el marco de una estrategia de la compañía frente al COVID-19 basada en tres líneas de actuación: proteger a las personas, salvaguardar la actividad económica, especialmente el empleo, y ayudar a la sociedad a superar el impacto a medio y largo plazo que esta crisis mundial, desafortunadamente, va a producir. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha reunido más de 150 grupos de investigación para lograr una visión global del Covid-19 en relación con el origen de la pandemia, su prevención, la enfermedad, la contención, el tratamiento, el impacto social y la divulgación.

Trabajarán en 12 proyectos científicos en el marco de una Plataforma Temática Interdisciplinar (PTI) llamada Salud Global/Global Health, en la que colaboran las distintas especialidades implicadas, desde la biotecnología y la nanotecnología, hasta la demografía y la inteligencia artificial.

Según ha manifestado el propio CSIC al anunciar la creación de esta plataforma, el apoyo de MAPFRE con la donación –a través de Fundación MAPFRE- de 5 millones de euros al centro de investigación, ha sido “clave para ponerla en marcha”.

El Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC ya fue pionero, y determinante con sus técnicas de ingeniería genética, para la consecución de la vacuna del SARS en el año 2002.

“Las empresas, como ciudadanos corporativos, también debemos tener un papel relevante participando en alianzas público – privada como esta que permitan acelerar la lucha contra la pandemia”, señala Antonio Huertas, presidente de MAPFRE. “Es en estos momentos cuando tenemos que dar pasos firmes que ayuden a la sociedad a superar esta situación tan extraordinaria, y contribuir a la salida de esta crisis con el menor impacto posible. Todos estamos llamados a la acción coordinada y solidaria, nos sentimos muy orgullosos de contribuir a la investigación que está liderando el CSIC, y esperamos que sean más las entidades que se sumen a este esfuerzo para la consecución de la vacuna que necesita la población mundial”.

MAPFRE también quiere reivindicar la labor de científicos e investigadores no solo en momentos tan puntuales como los presentes, sino en general como actividad imprescindible para el progreso de las personas y las sociedades.

Por su parte, la presidenta del CSIC, Rosa Menéndez, ha declarado que “esta donación supone un impulso considerable para los equipos del CSIC. Estamos ya trabajando para desentrañar las claves del nuevo coronavirus, pero además estamos poniendo en marcha más de 50 proyectos coordinados para abordar en conjunto el reto que plantea la pandemia. Son proyectos que abarcan desde la biotecnología y los nanosensores de diagnóstico hasta los modelos matemáticos para comprender la propagación de la enfermedad. El apoyo de MAPFRE nos va a permitir acelerar estos proyectos”.

La donación se realizará a través de Fundación MAPFRE y se hará con carácter inmediato. Esta entidad sin ánimo de lucro que lleva más de 45 años trabajando en beneficio de la sociedad, también está ejecutando acciones sociales dirigidas hacia los colectivos más vulnerables, así como otras destinadas a proteger a los profesionales sanitarios.

El Grupo MAPFRE continúa desplegando un intenso plan de acción frente al coronavirus en todos los países donde está presente. Además de la implantación generalizada del teletrabajo, está garantizando el servicio en coberturas esenciales con las máximas medidas de prevención para empleados, colaboradores y clientes. Asimismo, la compañía acaba de anunciar un conjunto de medidas, por valor de 30 millones de euros, para proteger la actividad de autónomos y Pymes cuando se recupere la normalidad.