Mejorar la calidad del aire, uno de los principales compromisos del sector logístico

Mejorar la calidad del aire, uno de los principales compromisos del sector logístico

Desde mediados de marzo el país se paró por completo convirtiendo los hogares en el único territorio en el que desarrollar nuestro día a día. Si bien es cierto que determinados sectores, como el logístico, continuaron operando, las calles y carreteras de las diferentes ciudades españolas se vaciaron casi por completo trayendo consigo algún dato medioambientalmente positivo. 

Es el caso de las cifras ofrecidas por SEUR, que a través de su programa de medición de la calidad del aire que puso en marcha a principios de año, ha ido recolectando esta evolución durante una de las etapas más duras del confinamiento, es decir, desde el 9 de marzo hasta el 27 de abril, comparando estos números con los obtenidos durante el mismo periodo de semanas previas a la crisis del COVID-19. 

De los resultados obtenidos se desprende una conclusión clara, y es que la reducción de la actividad en las calles de Madrid ha desembocado en una mejora de la calidad del aire de la ciudad, donde se ha reducido en un 40% las partículas PM2.5, unas partículas de contaminación atmosférica que debido a su tamaño microscópico, son respirables y, por tanto, nocivas para el ser humano. Esta medición se realiza a través de unos sensores instalados en 100 vehículos de reparto y 20 tiendas de SEUR que usan tecnología láser Pollutrack, y que mide en tiempo real, calle por calle, la cantidad de partículas finas PM2.5 respirables. 

Si bien, con el confinamiento el total de estas partículas ha disminuido, la desescalada y la recuperación de la actividad probablemente traiga consigo unos resultados de medición diferentes a los obtenidos entre marzo y abril. Sin embargo, el papel de las empresas sigue siendo el de intentar controlar o mejorar los efectos que el desarrollo de su actividad puedan tener en el medioambiente. 

En este sentido, SEUR cuenta con su programa de RSC llamado DrivingChangeTM con el que llevan varios años reduciendo y compensando sus emisiones de CO2 mitigando de esta manera su impacto en el clima. Dentro de este programa nos encontramos con iniciativas que apuestan por ello, como el reparto urbano inteligente y la implementación de una flota de vehículos eco. 

Este año la compañía ha anunciado un aumento en su flota ecológica del servicio SEUR Now, con el que realiza entregas super urgentes en 1 o 2 horas, donde ya cuenta con un total de 82 vehículos propulsadas por gas natural entre las ciudades de Madrid, Barcelona y Valencia. Gracias a esta flota, SEUR puede reducir en un 27% sus emisiones de CO2, en comparación con un vehículo diésel de las mismas características,  un aspecto que sin duda impacta directamente en la calidad del aire que nos rodea y que nos acompañará con la reactivación de la actividad hacia la nueva normalidad.