Semana Europea de la Movilidad 2016: Movilidad Inteligente. Economía Fuerte

El efecto del tráfico en las ciudades, los atascos y desplazamientos diarios, son ya un serio problema de contaminación y ruido. La calidad de vida y la salud de los ciudadanos se ven afectadas por estos motivos. Por ello, la Comisión Europea ha establecido dos objetivos ambiciosos para la movilidad urbana: eliminar gradualmente los coches diésel de aquí a 2050 y realizar una transición hacia una logística urbana de emisiones cero en los principales centros urbanos de aquí a 2030. 

La Semana Europea de la Movilidad 2016 (del 16 al 22 de septiembre) quiere hacernos reconsiderar el modo en que nos planteamos nuestros desplazamientos. Por eso, bajo el lema “Movilidad Inteligente. Economía Fuerte”, quiere destacar el impacto positivo que una movilidad inteligente puede tener sobre la economía. 

Los beneficios económicos de la movilidad sostenible afectan tanto a las personas, como a las empresas y a la sociedad en su conjunto. Además de los importantes ahorros económicos, los beneficios son incalculables: cuidado y preservación del medio ambiente, prevención de problemas en la salud de las personas, mejora de la calidad de vida… 

En SEUR, como parte de su compromiso con la sostenibilidad, también se suman a la movilidad sostenible con su “Reparto Urbano Inteligente”. Y es que la compañía cuenta con medios de reparto ecológico –vehículos y motos eléctricas, bicicletas, triciclos, vehículos a GNC y GLP e incluso repartidores a pie– en más de 20 ciudades españolas.

Pero no solo los medios son clave, sino que la eficiencia en la carga, la optimización de rutas de reparto urbanas y la innovación y desarrollo de métodos de entrega alternativos y personalizados a las necesidades del cliente, llevan a esta compañía a ser única en el mercado.

Pero el compromiso de SEUR no acaba aquí: son pioneros en España en ofrecer a sus clientes entregas neutras en carbono, sin coste adicional. Esto constituye una ventaja competitiva para sus clientes, ya sean empresa o particulares, que se suman a este compromiso y contribuyen a reducir el impacto ambiental derivado del transporte. 

Se trata, en definitiva, encontrar e impulsar vías sostenibles, que ayuden a reducir las emisiones de carbono; además de hacer más eficiente y más sostenible lo que se ha venido haciendo hasta ahora.


Imprimir   Correo electrónico