SEUR refuerza su servicio de frío y apuesta por la tecnología Internet of Things

SEUR refuerza su servicio de frío y apuesta por la tecnología Internet of Things

En los últimos años hemos asistido a un incremento exponencial de las ventas de alimentación online. En 2019, según el Observatorio Sectorial DBK de Informa, este mercado superó los 3.000 millones de euros, marcando una subida del 13,6% empujado principalmente por la categoría de frescos (26,7%). Sin embargo, aunque el comercio electrónico se ha convertido en un aliado en el sector de la alimentación, representa solo el 1,2% del total de este mercado, lo que pone de manifiesto que todavía hay un gran margen de crecimiento y el sector e-food tiene gran potencial. 

En este contexto, la logística es una pieza clave para el éxito del comercio electrónico y se vuelve crucial cuando hablamos de transporte de alimentos. SEUR puso en marcha en 2002 su solución SEUR frío con el que realiza el transporte urgente de alimentos frescos a temperatura controlada (entre 2 y 8 grados) con entrega al día siguiente antes de las 13:30 horas. 

Ahora, con el objetivo de contribuir al crecimiento de esta tendencia y garantizar la calidad e integridad de los productos, SEUR ha realizado una inversión que supera el millón de euros en un sistema innovador, basado en el Internet of Things (IoT), con la que se garantiza la trazabilidad de la temperatura desde el momento de la recogida hasta su entrega. Para ello, se han instalado más de 1.000 dispositivos de medición de temperatura con tecnología NB-IoT en todas las unidades de carga de mercancía refrigerada, como en vehículos de reparto, contenedores, así como en el centenar de cámaras de frío que dispone la red de SEUR. Asimismo, ha reforzado sus infraestructuras con la incorporación de 280 vehículos de frío, más de 200 contenedores certificados ATP, mejoras en la red de arrastre y la renovación de las cámaras refrigeradas. 

Según Alberto Navarro, Consejero Delegado de SEUR, “el sector de la alimentación, especialmente en el entorno online, ha experimentado un impulso como consecuencia de la crisis del coronavirus, por lo que se sitúa como uno de los sectores con las mayores previsiones de crecimiento a corto y medio plazo. Por eso, para nosotros es clave poder ofrecer a nuestros clientes, sean empresas o particulares, un servicio que garantice el mantenimiento de la cadena de frío y la trazabilidad de sus envíos apoyándonos en la última tecnología”. 

La alimentación online durante el confinamiento

La apuesta por este servicio se declara como segura basándonos en lo que hemos vivido durante los últimos meses, y es que desde el inicio de la pandemia, las envíos realizadas a través de esta solución han incrementado sustancialmente, aumentando hasta un 60%. La crisis del Covid-19 ha traído consigo nuevos hábitos de consumo que todo apunta a que han llegado para quedarse, y entre ellos, destaca el uso del ecommerce para todo tipo de compras, incluida la alimentación.