Pedro de la Rosa, piloto de Fórmula 1

 

Una lección que te haya enseñado la vida:

No todo es para siempre y no debemos tener vergüenza ni miedo a decir lo mucho que queremos a nuestros seres queridos. Mi padre ha fallecido muy recientemente, pero pude decirle por teléfono, el día antes: “Papá, ¡te quiero mucho!”. Estoy muy orgulloso de habérselo dicho.

 

Una lección que te haya enseñado el mundo del automovilismo:
A luchar siempre con una sonrisa en la cara, a no tirar nunca la toalla. Mi historia es la historia de luchador que a cada momento está punto de caerse a la lona pero que, cuando suena la campana, vuelve a salir, llega al último asalto y gana el combate. Siempre hay que hacer las cosas pensando que alguien va a valorar tu esfuerzo.
Un consejo para los jóvenes:
Todos tenemos dentro una pasión, que debemos que encontrar. Estando sentados viendo la televisión, no la encontrarán; ¡que busquen su pasión!
Define con una frase el mundo en el que vivimos:
El mundo en el que nos ha tocado vivir puede ser un lugar maravilloso u horrible, pero es nuestra actitud la que determina nuestra percepción de él. Como en mi mundo, las cosas no siempre son culpa de los neumáticos o del coche... mirémonos dentro un poco más.
Lo que más valoras de un colaborador:
Para mí la cualidad principal es la lealtad. La lealtad de un colaborador te da la confianza. Pero lealtad bien entendida; es la que también critica lo malo, para hacerte mejorar.
Con qué personajes, uno histórico y otro actual, disfrutarías de un mano a mano:
Me encantaría hablar con Alberto Contador. Admiro a los ciclistas y sé lo que es sufrir encima de un sillín. Es el deporte más duro. Se necesita mucho valor, mucho más que el necesario para conducir un Fórmula 1.
Siempre he tenido una gran curiosidad por Cristóbal Colón: ¿qué pensaba cuando zarpaba hacia las Indias?, ¿qué demonios estaba buscando?, ¿era un genio o un loco al volante?
El hombre es bueno por naturaleza (Rousseau) o un lobo para el hombre (Hobbes):
Cuando iba al colegio, mi profesora de filosofía decía que el hombre es bueno por naturaleza, pero la sociedad puede corromperlo. Estoy de acuerdo con mi profe.
Un hobby para desconectar:
La bicicleta, sin dudar. Te hace llegar a tu límite. Cuando subes un puerto de montaña aprendes mucho; convives con el sufrimiento, con el dolor físico, pero también la sensación de felicidad es tremenda.
Una frase o una cita que refleje tu filosofía de vida:
Felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace. Ser feliz con lo que haces refleja mucho mi actitud ante la vida.
También hay otra que me gusta: un buen padre vale por 100 maestros. Son dos frases que yo siempre me repito mí mismo y que obviamente las dijeron grandes pensadores, ¡no yo!

Leer la entrevista completa.

 


Imprimir   Correo electrónico