GSK lanza una campaña de concienciación sobre la Hiperplasia Benigna de Próstata

Entre 850.000 y 900.000 pacientes reciben tratamiento para la HBP, pero unos dos millones de varones están sin tratar y muchos de ellos sin diagnosticar. 

A partir de los 50 años, es importante acudir al médico ante posibles síntomas como micciones frecuentes, incontinencia urinaria, goteo al orinar, dolor o escozor, entre otros.

Por primera vez en España se realiza una campaña de concienciación de la que, curiosamente, es la patología más prevalente en las consultas de urología. Con el lema “La próstata sí importa”, las principales sociedades médicas se suman al esfuerzo de GSK por dar a conocer la Hiperplasia Benigna de Próstata (HBP).

“No se trata de una campaña para informar del tratamiento farmacológico, sino para ayudar al diagnóstico temprano y así poder tomar medidas preventivas”, destacó el Dr. José Manuel Cózar Olmo, presidente de la Asociación Española de Urología (AEU), durante la presentación. Este objetivo está en línea con la misión de la compañía farmacéutica de “mejorar la calidad de vida de las personas, haciendo posible que la gente haga más, se sienta mejor y viva más tiempo”, afirmó Ángel Rodríguez Corcos, Medical Head de Urología de GSK.

Todos los agentes destacaron que cualquier tratamiento ha de ser supervisado por los profesionales sanitarios. “Es fundamental que el varón primero sea consciente y acepte los síntomas iniciales, porque muchas veces el tratamiento no requiere de medidas farmacológicas ni quirúrgicas”, explicó el Dr. Antonio Fernández-Pro Ledesma, presidente de SEMG. De hecho, algunos sencillos consejos de calidad de vida –como moderar el consumo de alcohol, cafeína y comidas picantes o evitar la ingesta de ciertos fármacos que favorecen la incontinencia urinaria– mejoran los síntomas ocasionados por la HPB. 

En este sentido, la Dra. María Fernández García, vicepresidenta de semFYC, puso en valor el papel del médico de familia ante los primeros signos de alarma: “Un tercio de los pacientes con síntomas leves son tratados con hábitos de salud. Los médicos de atención primaria estamos capacitados para atenderles”. Asimismo, subrayó la importancia de que atención primaria y especializada estén coordinadas. 

También las farmacias tienen un rol prioritario en esta campaña. Luis González Díez, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, expuso la implicación de las 1.800 oficinas de la capital en la promoción de la HBP, aunque serán más de 3.000 las farmacias y consultas médicas de varias Comunidades Autónomas las que contarán con información sobre esta patología. 

La iniciativa también cuenta con el apoyo de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid que, en palabras del Dr. Julio Zarco Rodríguez (director general de Coordinación de la Atención al Ciudadano y Humanización de la Asistencia Sanitaria), “quiere un paciente informado y formado”.

Toda la información en www.laprostatasiimporta.com 

La campaña cuenta con una web con completa información acerca de la próstata donde los usuarios podrán realizar un sencillo test para evaluar la intensidad de los síntomas, en base a la Puntuación Internacional de Síntomas Prostáticos (IPSS).

Además, un autobús se desplazará por varios puntos de Madrid del 4 al 11 de abril. “Un médico urólogo, un médico de familia y una enfermera atenderán las consultas de los pacientes”, explicó la Dra. Lourdes Martínez-Berganza Asensio, coordinadora del Grupo de Urología SEMERGEN. “Unas azafatas a pie de calle invitarán primero a los varones a realizar el cuestionario IPSS”, y en función del resultados les derivarán a un doctor u otro, que les recomendará los pasos a seguir.

En definitiva, una completa iniciativa de sensibilización de la HPB que cuenta con el aval de las principales sociedades médicas, con el apoyo de la Consejería de Sanidad de Madrid y con una intensa campaña publicitaria en diferentes soportes. Todo para dar a conocer una enfermedad común, que tiene tratamiento y que muchos varones pasan por alto por desconocimiento, “miedo e incluso coquetería”, tal y como apuntó el Dr. Cózar.


Contenido relacionado: Entrevista al Dr. Cózar

 


Imprimir   Correo electrónico