La cultura de la reinvención

La cultura de la reinvención

¿Es posible que una compañía cuya gestión tolera el caos a corto plazo registre beneficios y cuente con empleados comprometidos y felices? Lo es. 

En la gran mayoría de las organizaciones, los procesos y las reglas se establecen para el “empleado medio”, mientras que los mejores no necesitan de reglas ni procesos. ¿Por qué no crear una organización con una gran densidad de talento? ¿Una organización más selectiva con su personal y con elevadas retribuciones? Eso es Netflix. 

Para quienes incluso en estos entornos tienden a aprovecharse, ¿por qué no establecer una cultura con el hábito de compartir feedback “cándidamente” sobre las conductas entre los empleados, colegas y también jefes, y poder expresarlo abiertamente? ¿Por qué no promover que todos sean responsables de todos dentro de la organización? Eso es Netflix.

¿Y por qué no hacer que un par de veces al año cada manager imagine que uno de los miembros del equipo ha recibido una oferta laboral de otro entorno y pide irse? ¿Siente que la salida de este miembro supondría un coste para el equipo y para la empresa? Si no es así, debería empezar a tomar decisiones... Eso es Netflix. 

Los valores se pueden exportar, pero las conductas y los comportamientos deben proceder de raíces locales, y crecer desde ahí. ¿Cómo averiguar cuál es el equivalente al candor americano en la cultura japonesa? ¿Cómo se crea con éxito una organización multicultural con actividad en distintos países? Eso es Netflix.

La compañía estadounidense practica una cultura de la reinvención, donde No Rules Rules. Bajo este título, Reed Hastings, fundador y CEO de Netflix, y la profesora Erin Meyer han escrito la historia más completa de la empresa, desvelando una visión única de su funcionamiento. En Netflix, cuestiones como: ¿cuánta transparencia se puede permitir? o ¿está bien informar a todo un equipo del despido de uno de sus miembros? son asuntos en constante reflexión y revisión.

Según Hastings, hay cinco lecciones, aprendidas en las últimas dos décadas de Netflix, que ayudan a comprender por qué hoy es una de las organizaciones más creativas y exitosas del mundo.

  1. No hay reglas: En la compañía no existe política de vacaciones ni de gasto; cada uno se toma los días libres cuando quiere y gasta según considere adecuado. Únicamente hay una máxima de cinco palabras: actuar en beneficio de Netflix (act in Netflix’s best interest). Con eso consiguen que los empleados hagan cosas increíbles.
  2. Una empresa global necesita una cultura global: Han entendido las implicaciones de cada lugar (como por ejemplo, las diferentes formas de dar y recibir feedback según la nacionalidad) y han sido capaces de generar una cultura inclusiva de los distintos valores, con la que poder trabajar mejor juntos alrededor del mundo.
  3. Discrepar abiertamente y avanzar con sinceridad: Entienden que una organización exitosa es aquella donde cualquiera pueda mostrar su disconformidad abiertamente y avanzar con sinceridad (move forward with candor). En palabras de su CEO: “Uno de los mayores errores que cometí ocho años antes de Netflix fue Qwikster, donde separamos el negocio de renta física de DVD y los servicios de streaming demasiado rápido”. Reed Hastings se dio cuenta entonces de que los empleados no se sentían cómodos advirtiéndole de que eso era una mala idea; algo que pudo comprobar demasiado tarde... A partir de ahí, decidió cambiar y centrarse en promover la discrepancia dentro de la organización. Por eso, en Netflix es responsabilidad de cada líder motivar a su gente para que exprese con libertad lo que crea que se esté haciendo mal.
  4. Inspirar, no gestionar: El trabajo de todos los líderes de la compañía, incluido el CEO, consiste en inspirar, no en gestionar. Contar con empleados de alto potencial, como los de Netflix, permite tener una perspectiva amplia y enfocarse en la inspiración para estimular la mejor creatividad entre las personas y así crear ideas ingeniosas que hagan que el negocio avance.
  5. Compartir la información ampliamente: Son conscientes de que circular y compartir la información internamente, a lo largo y ancho de toda la compañía, favorece que todo el mundo pueda tomar las mejores decisiones para la misma.

Tal y como Hastings sentencia: “Todo va de conceder libertad e inspirar a nuestra gente para que puedan servir mejor a los clientes”.


Artículo publicado en agosto de 2021.

Fuente: Netflix, talento en libertad / Reed Hasting's Top 5 Lessons Learned Being CEO of Netflix.

Imágenes: Kyle Hinkson on Unsplash / Mehdi Sepehri on Unsplash / © Netflix (Empleados de Netflix en la sede central de Los Gatos, California).