A la diversidad desde la metodología

No nos cansamos de afirmar que para Accenture la diversidad es un imperativo de negocio. Mucho más en una organización como la nuestra en España en la que trabajan más de 10.000 profesionales de cuatro generaciones diferentes, 60 nacionalidades distintas y más de un centenar de titulaciones. Y lo afirmamos porque creemos firmemente que la diversidad está en la esencia de la transformación que estamos viviendo como sociedad, más allá de datos como que el 75% de las personas la tienen en cuenta a la hora de elegir un trabajo y que el 98% se sienten satisfechos con su nivel de desarrollo profesional si trabajan en empresas de alto nivel de diversidad. Sí, existen estudios y certezas que relacionan la mejora de la rentabilidad del negocio con el nivel de diversidad de sus plantillas, alcanzando hasta un 30% en las organizaciones más diversas.

Nuestro concepto de diversidad es amplio e inclusivo y abarca desde la diversidad de género hasta la de orientación sexual, pasando por las distintas capacidades y discapacidades, preparación frente al trabajo, orígenes, etnias, religiones, generaciones o situación socioeconómica. Por eso, creamos experiencias únicas y personalizadas para nuestros colectivos diversos, utilizando la innovación como vehículo, y así alcanzamos la mejor versión de cada uno de nuestros profesionales.

Metodología de atención a la diversidad

Como empresa de consultoría que somos, hemos utilizado diferentes metodologías -usadas habitualmente en el entorno de la estrategia empresarial- para el diseño y desarrollo, tanto de programas generales como de acciones concretas: design thinking para generar ideas innovadoras que den soluciones a las necesidades reales; metodología agile por su facilidad para adaptarse con rapidez y flexibilidad a las condiciones cambiantes; analytics para recopilar y analizar la información que favorezca la adecuada toma de decisiones, además de permitir su medición e impacto; creación de valor para personalizar las acciones a cada uno de los colectivos; y -por último- story telling para hacer de la comunicación un vehículo capaz de generar confianza. 

A partir de estas metodologías hemos establecido tres fases muy complementarias, pero diferenciadas entre sí. Una primera de investigación y estudio mediante técnicas de entrevista, safary, research y mapas de retos. Una segunda de ideación, a través de focus group, diseñando un viaje de los distintos momentos del profesional y sus preocupaciones. Y una tercera fase de prototipado, con programas lanzados a pequeña escala para detectar posibles complicaciones -y las correspondientes soluciones- antes de hacerlos extensibles.

La mejor versión de nuestros profesionales 

Aplicar a la diversidad los mismos conocimientos, formas de trabajar y herramientas que utilizamos en nuestros proyectos con los clientes ha sido una de las claves para intentar que cada profesional extraiga su mejor versión, fomentando así su pertenencia a un entorno más humano y de consultoría responsable. Todo ello, sin olvidarnos de cumplir los objetivos marcados. Unos objetivos ambiciosos que, por ejemplo, en cuanto a género pasan por conseguir la paridad total en 2025. Respecto a los colectivos LGBT, y mediante el crecimiento de una red interna de aliados (Allies, en inglés), los empleados y directivos puedan brindar su apoyo y compromiso a la integración de todas las personas que lo componen. Por último, el objetivo de aumentar la contratación de personas vulnerables, que incluye al colectivo con discapacidad.

El Comité de Diversidad, integrado por profesionales de distintas áreas y representantes de colectivos diversos, vela por impulsar la diversidad dentro de la organización, no solo para enriquecer la visión, productos y servicios que ofrecemos a los clientes sino para hacerlo de una forma sostenible.

La combinación de esa diversidad abundante, múltiple, versátil y creativa tiene que estar también en conjunción con una compañía capaz de utilizar la uniformidad en valores, tales como el respeto al individuo y la no discriminación. Esa es la labor de los gestores de las organizaciones. Solo así lograremos la plena inclusión y el desarrollo profesional de todos los colectivos que conforman nuestro ‘universo diverso’ para ser, de verdad, “todos iguales, todos distintos”. 


Mª José Sanz Jiménez, managing director de Diversidad e Inclusión de Accenture. 

Texto publicado en Executive Excellence nº150 julio-agosto 2018. 


Imprimir