Black Friday, un fenómeno de compras que arrasa en España

Comienza la cuenta atrás para la llegada del Black Friday 2018 en España, el día en el que miles de tiendas físicas y online darán el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad aplicando importantes rebajas a sus productos. Este año el viernes negro se celebrará el 23 de noviembre y se consolida como una de las citas preferidas por los consumidores españoles para adelantar gran parte de sus compras de Papá Noel y Reyes. Este evento ya rivaliza en importancia con las rebajas de verano y enero.

El fenómeno del Black Friday nació en España gracias al impulso del ecommerce, y, aunque hoy en día se extienda también a buena parte de los ámbitos físicos, lo cierto es que gran parte de las ventas se producen en el ámbito online. Primero fue Apple y poco a poco se unieron pure players como MediaMarkt, Amazon o FNAC, después llegaron los pequeños comercios, las compañías aéreas y las cadenas hoteleras y tras el éxito de todos los anteriores se sumaron a esta corriente los concesionarios y entidades financieras. En definitiva, la mayoría de empresas ya sucumben a esta jornada de rebajas que desembarcó tímidamente en 2010.

Como cualquier tradición importada, este día tiene sus peculiaridades en España. Por ejemplo, los marketplaces acostumbran a estirar las ofertas toda la semana, acuñándose en el sector el término de ‘black week’. Y muchas otras también celebran su "hermano menor", el Cibermonday (26 de noviembre). Incluso numerosas marcas tratan además de implantar en España el Single Day (11 de noviembre) o "Día de los solteros", importado de China.

Todas estas nuevas tendencias de consumo han supuesto grandes cambios operativos en los modelos de negocio de las empresas desde la logística, a la gestión de equipos y contratación hasta la organización de las tiendas.

SEURpor ejemplo, ha anunciado esta semana la ampliación de su plantilla con más de 2.500 puestos de trabajo durante la campaña de Black Friday, Navidad y Rebajas. La compañía comenzó 2018 con más de 8.000 profesionales, aumentando un 6% frente al año anterior, a los que ahora se suman estas nuevas incorporaciones, consolidándose como un importante generador de empleo en España y Portugal.

El consumidor española utiliza indistintamente todas las posibilidades de compra disponible en un medio físico y digital plenamente conectado y los comercios independientemente de su tamaño y volumen están dando respuesta a estos nuevos hábitos virando hacia un entorno flexible, innovador y omnicanal.

Y es que durante el Black Friday nos encontramos ante un perfil de numerosas franjas de edad y que está altamente informado, convirtiéndose en el foco de atención de todas las marcas para este día. La demanda es especialmente relevante para todas aquellas categorías donde las compras online tienen una mayor penetración, como pueden ser la electrónica, la moda, los libros, la música o productos de cuidado personal. Además en las últimas ediciones, la alimentación con secciones como la charcutería, carnicería o pescadería están experimentando un gran crecimiento.

Este año SEUR estima que el lunes 26 de noviembre (el siguiente al Black Friday), se convierta en el día con mayor número de envíos, superando los 600.000 paquetes entregados derivados de las compras de la semana anterior, esto significará un aumento de un 10% frente al año pasado.  

El gran consumo se muestra optimista y un año más la campaña de Navidad volverá a ser más extensa. En estos últimos años esta jornada de descuentos ha pasado de ser un evento puntual en el que muy pocos hacían rebajas el último viernes de noviembre a convertirse en todo un fenómeno económico y social en España.