El efecto Black Friday en la campaña de Navidad

Desde hace unos años, el mes de noviembre establece el pistoletazo de salida que inicia un fuerte aumento de consumo que se alarga hasta finalizar las rebajas de enero. Un período que marca también los niveles de máxima actividad para el sector logístico a nivel mundial, a medida que se extiende el fenómeno de compras en el Black Friday en prácticamente cualquier rincón del mundo. 

La campaña que duraba algo más de un mes, ahora tiene un nuevo pico a finales de noviembre, que ya supone, en algunas categorías de producto, en torno a un 25% del total de la facturación de la Navidad, según datos de la consultora Gfk.

Para el sector de la logística y el transporte esta nueva situación supone por un lado,  convertirse en uno de los motores más importantes para la generación de empleo en España durante la campaña de Navidad y por otro lado, demostrar su potencial implantando estrategias operativas capaces de dar respuesta y hacer frente la frenética actividad que se produce durante los dos últimos meses del año. En términos generales, Randstad estima que durante la campaña de Navidad de 2018 se firmen más de 400.000 contratos, 28.400 de ellos por el Black Friday. En el caso de SEUR, este año ha incorporado a 2.500 profesionales más a su plantilla, ampliando en 1.700 vehículos su flota en estas fechas, y en más de 6.400m2 la capacidad de sus centros logísticos. 

Tras la relativa vuelta a la calma a pesar de continuar en plena campaña, ¿cómo ha vivido el sector esta popular tradición importada de EEUU? Hace apenas unos días, SEUR dio a conocer que durante la semana del Black Friday gestionó más de dos millones de envíos, un 10% más que en las mismas fechas del año pasado. Además, el martes 27 de noviembre, SEUR alcanzó el nivel de mayor actividad con medio millón de envíos realizados, que han podido ser atendidos gracias a las inversiones realizadas y la estrategia operativa definida para reforzar su estructura. 

Asimismo, mientras que se conocen más datos sobre el impacto del Black Friday, este 2018 ha crecido un 33,6% en España, hasta alcanzar un gasto medio de 124,56 euros durante las primeras horas, y se evidencia su influjo tanto en los regalos como en los productos de alimentación que se consumen en esas fechas. La campaña navideña todavía sufrirá otros picos de actividad en los que la logística seguirá teniendo especial protagonismo. 

Los récords batidos durante el Black Friday 2018 prueban que los consumidores están dispuestos a aprovechar estas citas. Los compradores cada vez están más preparados para hacer sus compras por Internet; cada vez tienen más facilidad para comprar a través de un dispositivo móvil y buscan más alternativas frente a sus establecimientos físicos habituales. Además las compras ya no se limitan al horario comercial tradicional ni sus hábitos son los clásicos. 

Estas cifras también han venido respaldadas por tendencias que se están asentando con muy buena acogida como los puntos de conveniencia o taquillas inteligentes que complementan los servicios de entrega a domicilio y ofrecen más opciones de valor añadido a los consumidores, que reclaman rapidez y flexibilidad en sus envíos. SEUR cuenta con 1.400 puntos Pickup (32.000 en toda Europa), lo que supone que el 95% de la población europea tiene un punto Pickup a menos de 15 minutos de distancia en coche, o también a través de sus lockers, que gracias a su amplitud de horarios ganan cada vez más adeptos. 

Como es natural, todos los retailers y comercios online quieren hacer que este día sea histórico para su negocio, más si cabe si tienen tienda online, por lo que contar con un partner logístico que sepa cuáles son y cómo satisfacer las principales demandas de los clientes finales es crucial para triunfar y conseguir los objetivos de facturación.

 

 


Imprimir