España 2015 S.A., lo mejor del XVIII Foro del Club Excelencia en Gestión

El pasado 16 de marzo, el Club Excelencia en Gestión celebró la XVIII edición de su Foro anual 2010 en torno al tema monográfico: España S.A. 2015. En el encuentro se reflexionó acerca de las oportunidades que se presentan ante el nuevo escenario económico marcado por la crisis, las palancas que se deben reforzar y utilizar como motor para acelerar la recuperación y competir con éxito, así como los ejes que deberían vertebrar el plan estratégico que otorgue a España, como país, y a sus empresas e instituciones, la capacidad de desempeñar en el 2015 un papel relevante en el nuevo orden económico mundial.

La apertura corrió a cargo de Ana Patricia Botín, quien cedió el testigo como presidenta del CEG, después de tres años de mandato, a Juan Antonio Zufiría, encargado hasta la fecha de la Presidencia Ejecutiva del Club.

La presidenta de Banesto ensalzó “la actuación decidida de las autoridades en todos los países para estabilizar los mercados y también la economía” y animó a las empresas “a cambiar los modelos productivos, las estrategias de negocio y la gestión empresarial para poder aprovechar las oportunidades que van a surgir en el nuevo ciclo económico”. En este sentido, destacó la constante labor del CEG para aportar a sus socios “valor añadido con una visión global y de futuro” y actuar como “catalizador para compartir todas las ideas y hacerlas llegar a los miembros”. De entre los logros conseguidos por el Club durante su Presidencia, Botín destacó “el haber acercado la asociación a la pymes (…), agente económico fundamental que necesita de respuestas adecuadas a su realidad; el plan puesto en marcha para integrar los valores sociales en el proceso de decisión de las empresas (…), porque hoy la excelencia tiene que incluir valores como la integración, la conciliación, la diversidad o la conservación del medio ambiente, y en tercer lugar, el proyecto iniciado para impulsar la labor educativa colaborando con el mundo académico, a través de universidades y escuelas de negocios, apostando claramente por la gestión del talento y por la capacidad de las empresas para integrar este talento como valor diferencial”.

Asimismo, llamó la atención sobre la calidad, como “instrumento clave para recuperar la competitividad”, en un momento de ruptura que “abre un amplio abanico de posibilidades”. Como asignaturas pendientes, la presidenta se refirió a la mejora de la productividad, de la estructura de costes y de los procesos; a una mayor importancia de la tecnología e investigación; a la creatividad y la innovación como base de nuevos modelos de negocio capaces de resolver la mano de obra disponible; y, sin duda, “un enfoque al modelo exterior, el gran olvidado de los últimos años”.

Botín distinguió a la flexibilidad como la “cualidad más importante para que empresarios y directivos seamos capaces de reorientar nuestros planteamientos en poco tiempo”, de manera que “las empresas más flexibles serán las ganadoras de este periodo”. Si hace tres años la principal preocupación de las organizaciones era la escalabilidad, ahora la solvencia y el ajuste en la estructura de costes toman un mayor protagonismo y, sobre todo, “la adaptación del modelo de negocio, es decir, ser capaz de identificar las oportunidades que existen en el nuevo entorno y hacer los cambios necesarios para aprovecharlas”, en palabras de la presidenta.

Parafraseando a Warren Buffet, Botín afirmó que “es en los momentos bajos del ciclo cuando se desarrollan los grandes proyectos empresariales”. Desde esta convicción, animó a todo el sector empresarial a realizar un esfuerzo de reflexión y análisis para definir las palancas de crecimiento y actuar en consecuencia. A continuación, cedió el testigo a Juan Antonio Zufiría, presidente de IBM para España, Portugal, Grecia e Israel, como sucesor a la Presidencia del Club Excelencia en Gestión durante los próximos tres años y destacó su liderazgo y capacidad para estrechar la relación entre el mundo académico y la empresa, además “de sus valores humanos y su profundo compromiso con la excelencia, que hacen de él la persona idónea para presidir esta organización y afrontar con éxito los muchos retos que nos esperan”.

Tras la intervención de Ana Patricia Botín, tomó la palabra el diputado y coordinador de Economía del Partido Popular, Cristóbal Montoro, quien nos concedió una interesante entrevista. 

Posteriormente, Jesús Martínez Rioja, director de Expansión, moderó la mesa de debate que reunió a varios presidentes de organizaciones líderes como AC Hoteles, Ericsson España, Ferroatlántica, Urbaser y USP Hospitales. Desde la perspectiva de sectores del presente y del futuro, Antonio Catalán, Jaime Carvajal, Eduardo Montes, Javier Polanco y John de Zulueta discutieron sobre los aspectos que situarán a España y a las empresas nacionales en una posición más competitiva. Para explicar con mayor profundidad los desafíos y retos específicos de cada uno de los sectores donde estas empresas participan, así como su situación particular, Executive Excellence ofrecerá en los próximos números entrevistas con los respectivos presidentes. 

Por su parte, Plácido Fajardo, socio de Leaders Trust International y consultor del Foro Capital Humano Emprendedor del Club Excelencia en Gestión, abordó -gracias a la participación de los asistentes, que durante toda la jornada manifestaron sus opiniones mediante un sistema interactivo de votaciones- las competencias clave del directivo en el  año 2015

Los paralelismos establecidos entre el mundo del deporte y la gestión empresarial ayudan a identificar de un modo más sencillo qué factores clave de éxito son efectivos en las organizaciones. Para conversar sobre ello, el Club congregó a Juan Carlos Cubeiro, presidente de Eurotalent, y a Jorge H. Carretero, vocal-portavoz de la Junta Directiva de la Real Federación Española de Fútbol. Durante unos minutos, ambos recordaron el éxito de la Selección Española de Fútbol y situaron al talento como máximo responsable del logro, “pues el triunfo no es una cuestión del azar”. Al talento, Santiago Álvarez de Mon, profesor del IESE, sumó “el carácter”, como característica determinante para forjar un buen liderazgo: “Carácter para no obsesionarse con el resultado, sino con el proceso”, y compartió su opinión acerca del error en las organizaciones: “El error es un aprendizaje para el que las empresas siempre deben tener un espacio”. De las enseñanzas de esta intervención, como que “el éxito es el producto de las cosas bien hechas”, trataremos con profusión en siguiente ediciones de la revista.

La exposición de las conclusiones del Foro y las perspectivas de futuro corrieron a cargo de Juan Antonio Zufiría, quien alentó a la acción, como la “opción más prudente y sensata. Tenemos las capacidades y el talento, nos falta dar el paso y actuar”. Para el nuevo presidente del Club Excelencia en Gestión, el desafío de España 2015, como país, pasa por conseguir una posición relevante en la economía global y ser capaces de acelerar dicha relevancia en “el nuevo modelo de negocio de la globalización y generar espacios de valor”. En palabras de Zufiría: “La globalización ha puesto a las empresas y a los países enfrente del espejo, enfrente de su propia realidad, y nos hemos dado cuenta de que tenemos unos profundos retos estructurales por delante”. 

El presidente de IBM destacó que “las empresas de éxito están abordando tres estrategias: generar valor, aprovechar las oportunidades y actuar con rapidez, adaptándose y tomando la iniciativa” y subrayó la necesidad de focalizarse “mucho más en innovación”. Según Zurifía, “uno de los temas pendientes más interesantes es multiplicar el liderazgo. Necesitamos lograr que cada uno de los miembros de la empresa sienta cuál es su cuota de responsabilidad y asuma su propio liderazgo, que no debe estar sólo entre los top o altos directivos, sino en toda la organización”.

Finalmente, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, clausuró el Foro e invitó a los presentes a seguir apostando por la innovación, pues “no son los gobiernos los que descubren nuevas estrategias de gestión o nuevos modelos productivos, sino que son los innovadores y emprendedores quienes hacen esos descubrimientos en su contacto diario con las aspiraciones y las necesidades de los ciudadanos”. En este sentido, la responsabilidad del Gobierno es “crear un ambiente favorable a la actividad económica y empresarial”.  

Según Aguirre: “Sólo con talento, ingenio y trabajo duro seremos capaces de superar las dificultades que se presentan en estos tiempos de crisis donde es imperativo hacer más y mejores cosas con menos recursos”. 


Imprimir   Correo electrónico