Ignacio Garralda, Premio AED al Directivo del año 2012

GESTIÓN / LIDERAZGO

Ignacio Garralda, presidente de Mutua Madrileña, ha sido reconocido con el Premio AED al Directivo del año 2012, en la vigesimoprimera edición de este galardón, el cual recibió de manos del ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, de Isidro Fainé, presidente de “la Caixa” y presidente de Honor y fundador de la AED, y de Pau Herrera, presidente de la AED.

El Premio al Directivo del Año fue creado en 1992 y distingue anualmente al directivo más destacado en el entorno empresarial o institucional, poniendo en valor su desempeño profesional y contribución a la generación de riqueza y empleo. Ejecutivos como Rafael Villaseca, César Alierta, Pablo Isla, Antonio Vázquez o Rosa María García, entre otros, han recibido ya este reconocimiento.

En esta ocasión, el Premio reconoce al máximo ejecutivo del grupo asegurador Mutua Madrileña –presidido por Garralda desde 2008– por su liderazgo en el rediseño estratégico de la compañía y el fuerte proceso de diversificación emprendido, lo que ha permitido a Mutua Madrileña lograr un crecimiento estable y sostenido tanto en ingresos como en resultados y en el valor de sus activos. A pesar de la crisis económica, el Grupo ha multiplicado por cuatro el número de asegurados, hasta alcanzar los ocho millones; ha duplicado los ingresos hasta superar los 3.600 millones de euros al cierre de 2012, y ha diversificado su presencia geográfica, por canales y productos hasta convertirse en el segundo grupo asegurador en No Vida del país y el primero en salud.

La labor de Garralda ha permitido que el valor de los activos de la compañía supere por primera vez en su historia los 6.000 millones de euros, a cierre del primer trimestre de 2013. Igualmente, ha contribuido al logro de uno de los mayores hitos de la historia de Mutua Madrileña: la compra del 50% de SegurCaixa Adeslas, la mayor operación corporativa realizada hasta ahora en el sector asegurador español.

Asimismo, el jurado del Premio AED al Directivo de 2012 –formado por una veintena de destacados representantes del mundo empresarial, sociedad civil y medios de comunicación– ha valorado el aumento del 2% de la plantilla de Mutua Madrileña en 2012; así como los logros de Garralda como presidente de la Fundación Mutua Madrileña, que duplicó en 2012 la dotación económica para apoyar la acción social de las ONG, y que es, actualmente, una de las entidades privadas española que más recursos destina a la investigación científica.

Gestión transparente

En el discurso pronunciado en el acto de entrega del Premio, Garralda manifestó que “España necesita empresas de mayor tamaño para ganar en competitividad”, y defendió la transparencia en la gestión como elemento clave para que los directivos de las empresas “recuperen la confianza de la sociedad”, ya que, según el presidente de Mutua Madrileña, “la crisis económica ha provocado un distanciamiento y desafección hacia los dirigentes empresariales y sus empresas, especialmente las grandes compañías”. “Si queremos pasar del modelo productivo basado en la construcción a uno más competitivo y más internacional, debemos ganar tamaño empresarial, y para ello debemos lograr que los ciudadanos tengan mejor concepto de las grandes empresas y de sus dirigentes”, añadió.

El máximo directivo del grupo asegurador también reivindicó que los centros de decisiones empresariales se ubiquen en España, porque “la experiencia nos enseña que el llamado ‘efecto sede’ no solo afecta a la relevancia internacional de ese país, sino también a la supervivencia de muchas empresas, que de otra forma podrían llegar a cerrar o debilitarse de forma peligrosa”.
Respecto al sector asegurador, Ignacio Garralda afirmó que tendrá mucho que ver en los próximos años en la redefinición del estado de bienestar, que se sustenta en dos pilares básicos: el sistema público de pensiones y de sanidad.


Publicado en Executive Excellence nº106 oct13


Imprimir   Correo electrónico