Congreso CEDE: el impulso de los empresarios y directivos españoles ante la adversidad

Fainé y el Rey dándose la mano

El Congreso de Directivos CEDE concluyó su XXI edición con el discurso de Isidro Fainé, presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa”, y la participación destacada durante la mañana de S.M. El Rey.

Más de 1.000 directivos y ejecutivos (más las personas que lo han seguido en streaming), además de los 400 jóvenes que han asistido en paralelo al encuentro ‘Talento en Crecimiento’, profundizaron en las claves para potenciar e impulsar las empresas de nuestro país en el contexto económico actual. Bajo el lema ‘El directivo frente a la transición a un nuevo mundo’ se han tratado temas como la situación geopolítica, la desigualdad y el pacto social, el futuro de las entidades financieras, la industria como motor del desarrollo económico, la transformación de la economía española y la transición energética.

El acto institucional, en el que ha participado su S.M. El Rey, estuvo presentado por el presidente del Senado de CEDE, Antonio Garrigues, que destacó que España tiene un problema histórico de resistencia al cambio: “Tenemos que darnos cuenta que vamos hacia un mundo más competitivo, no podemos resignarnos”, que la ética “es rentable, todo proceso ético aumenta el beneficio” y que los directivos “tenemos que comprometernos más con la sociedad”. S.M. El Rey: “Debemos ser capaces de percibir dónde están las oportunidades, porque siempre las hay, incluso ante estas circunstancias tan imprevisibles”

181 ElRey en Congreso Directivos CEDES.M. El Rey comenzó su discurso recordando que la primera vez que asistió a un Congreso de Directivos CEDE fue en el año 2001, “y sigo haciéndolo desde entonces con gran interés. Me gusta venir a compartir un tiempo con vosotros de reflexión, también de comprensión y conocimiento. Porque es en estos foros donde surge la oportunidad de escuchar sobre todo las ideas e iniciativas que compartís sobre los temas que, como directivos, os preocupan en cada momento; que también preocupan a los trabajadores y que inciden o afectan, por tanto, a toda la sociedad”.

El escenario actual, en opinión de S.M. El Rey, “va a suponer nuevas exigencias para una adecuada evolución hacia ese nuevo mundo. Casi todo son preguntas o incógnitas, algunas de gran calado y preocupación. Pero por eso son tan importantes estos encuentros, esta puesta en común de un ‘pool’ tan valioso de talento, inteligencia y experiencia”.
“El entorno actual es muy diferente al que había antes de la irrupción de la pandemia del Covid-19; por tanto, seguro que es necesario un replanteamiento de muchas cosas, incluso en el modo y los instrumentos de gestión de algunas realidades”.

“Afortunadamente, España cuenta con ciertas fortalezas acumuladas por nuestro sector exterior en los años previos. El avance continuado del proceso de internacionalización de nuestra economía ha mejorado la competitividad de nuestro país. Así, la española es una economía más abierta, que se apoya en una base más amplia de empresas que exportan regularmente y que están mostrando flexibilidad y resistencia frente a la crisis”.

Para refrendar esta afirmación S.M. El Rey compartió las cifras más recientes de exportación: en el período enero-julio de este año las empresas españolas alcanzaron el récord histórico de casi 223.000 millones de euros, más de un 24% más que en el mismo período del año anterior, y casi un 28% superior al mismo período en 2019, antes de la pandemia.

“A pesar de todo, resulta bastante difícil anticipar cómo será ese nuevo mundo del que estáis hablando hoy aquí, y tampoco son fáciles de imaginar las estrategias y procedimientos con los que se podrá llegar con éxito a los nuevos horizontes”.

El nuevo mundo inexplorado que se abre ante nosotros “debemos superarlo intensificando todos nuestros esfuerzos, acrecentando saberes e intentando hacer las cosas mejor cuando, como empresas o como comunidad humana buscamos innovar, modernizar, crecer… buscar la excelencia y el éxito”.

“Tras estos dos últimos años vividos después de la pandemia, se ha venido especulando sobre los nuevos modos de vivir en las sociedades avanzadas una vez pasado todo, dando prioridad a actividades esenciales para la calidad humana y la cohesión social. En estos momentos, es, pues, evidente que el afán y las responsabilidades de los directivos no pueden reducirse únicamente a la capacidad emprendedora, ni a la competitividad gerencial. Ahora también es imprescindible una orientación hacia la búsqueda de soluciones operativas ante tanta fragilidad, fracturas sociales y ausencia de escenarios ciertos”. 

El afán y las responsabilidades de los directivos no pueden reducirse únicamente a la capacidad emprendedora, ni a la competitividad gerencial. Ahora también es imprescindible una orientación hacia la búsqueda de soluciones operativas ante tanta fragilidad, fracturas sociales y ausencia de escenarios ciertos

S.M. El Rey opinó que no cabe recrearse en el ayer, “pues lo importante ahora es lo que queda por hacer, lo que hagamos hoy; ser capaces de percibir dónde están las oportunidades, porque siempre las hay ante cualquier dificultad, incluso ante estas circunstancias tan imprevisibles”.

“Por tanto, conviene prestar atención a los cambios que se producen de manera incesante, con confianza y esperanza, no solo en vuestros equipos sino también en las sociedades en las que operan y a las que prestan servicio vuestras empresas. Esto es algo que hacéis todos los días. Como buenos directivos, cada jornada comienza con la necesidad de tomar decisiones y de gestionar adecuadamente vuestros recursos disponibles ante un escenario de incógnitas”.

“Estos nuevos desafíos requieren, por difíciles de entender que sean, de una nueva acción directiva a la altura de las exigencias de los tiempos, que tendrá que afianzarse en la capacidad gerencial de siempre, en la humildad ante lo desconocido y en la sobriedad y auto-exigencia que requieren las diversas fases o caras con las que se irán presentando esos desafíos”.  

Clausura de Isidro Fainé

181 IsidroFaine Congreso Directivos CEDELa intervención de Isidro Fainé ha sido la última intervención del Congreso de Directivos CEDE. El presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa” compartió algunas reflexiones con el auditorio sobre el papel al que están llamados a protagonizar los directivos y ejecutivos. “Ganar el futuro está al alcance de nuestras empresas, solo tenemos que proponérnoslo y actuar con coraje, determinación y valentía”.

El presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa” hizo un repaso sobre los grandes desafíos a los que nos enfrentamos actualmente: el cambio demográfico, el cambio climático, la tensión de las relaciones internacionales con múltiples conflictos en el mundo, la transformación tecnológica o el aumento persistente de la desigualdad y la pobreza, “que es el factor de riesgo más importante tanto en todo el mundo como en nuestro país: no podemos permitir que la desigualdad se haga insoportable y rompa las “costuras” sociales y políticas que tanto tiempo nos ha costado tejer”. “El mundo cambia y también tienen que hacerlo los directivos”, apuntó.

Fainé opinó que la medicina monetaria europea adoptada hasta la fecha es la correcta, y pidió que en España las políticas públicas “deben ser acertadas y decididas”.  También incidió en que es necesario que el sector público y privado trabajen de manera colaborativa, “una colaboración amplia, basa en el diálogo”, remarcando que las empresas “Las empresas no son el enemigo a combatir de la economía española, sino que forman parte de la solución. Las empresas podemos ayudar a la buena evolución de la economía del país. Para ello podemos valernos de diferentes palancas competitivas”.

El presidente de la Fundación CEDE reflexionó sobre las fortalezas de las empresas españolas explicando qué más necesitamos hacer. “Conviene que nuestras empresas crezcan y se hagan más productivas. Pueden encontrar buenas oportunidades de crecimiento en Europa”. Isidro Fainé: “Ganar el futuro está al alcance de nuestras empresas, solo tenemos que proponérnoslo y actuar con coraje, determinación y valentía”

Fainé destacó también que el factor decisivo de las empresas son los empresarios, los equipos directivos y los empleados, además de que no se puede perder la proximidad con el cliente. “El liderazgo es bueno cuando se consigue movilizar a todas las personas de la empresa hacia los objetivos colectivos, y cuando se respetan unos valores empresariales nobles y se persigue un propósito empresarial alineado con el progreso social y humano. Por ello, un rasgo distintivo del buen líder es la fidelidad a los valores de la empresa. Se lidera desde el ejemplo. El estilo de liderazgo que mejores resultados proporciona es el que descansa en la libertad responsable de las personas: el jefe que da libertad a sus colaboradores”.

“Me gustaría reivindicar aquí el compromiso de las empresas españolas, que es amplio y profundo”, añadió también Fainé, que en la última parte de su intervención resalto el valor de CEDE y de su larga trayectoria en estos 25 años. “En CEDE, crecemos profesionalmente y contribuimos a formar mejores directivos, pero lo que es más importante: contribuimos a construir una sociedad más moderna, justa y libre”.

“Se avecina una etapa compleja, con una crisis de valores y perspectivas poco halagüeñas para la economía. Los directivos debemos reafirmarnos como impulsores del cambio y del progreso, sacando lo mejor de nosotros mismos, continuó explicando Fainé, que aseguró que “Tenemos motivos para el optimismo”.

“Los empresarios y directivos españoles crecemos ante las dificultades. Ganar el futuro está al alcance de nuestras empresas, solo tenemos que proponérnoslo y actuar con coraje, determinación y valentía”, concluyó el presidente de la Fundación CEDE y de la Fundación Bancaria “la Caixa”.

El Congreso ha contado con el respaldo institucional del Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Vizcaya y el Ayuntamiento de Bilbao; el patrocinio de Agbar, CaixaBank, Deloitte, KPMG, Petronor, Naturgy y Telefónica; y la colaboración de Cellnex, Mercer y EITB. Te ofreceremos lo más destacado del Congreso CEDE en el número de octubre de Executive Excellence


Noticia publicada en septiembre de 2022.

EXECUTIVE EXCELLENCE es una revista cuyo objetivo es promover la excelencia en la gestión empresarial, la estrategia y el liderazgo personal y de organizaciones, basándose en valores constructivos y principios éticos y morales atemporales. Revista de referencia del liderazgo, el talento y la gestión multidisciplinar, con noticias actuales y entrevistas que ofrecen una visión global de la alta dirección a directivos, empresarios, emprendedores y escuelas de negocios a nivel nacional e internacional. 

logo footer

Redes sociales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.