Desbloquea tu potencial para crecer con propósito

“Escribir un libro es como saltar a una curva S completamente nueva”. Así lo afirma Whitney Johnson, tras publicar Smart Growth. La gran duda es: ¿cómo hacerlo de forma inteligente? Anteriormente, en Disrupt Yourself y Build an A-Team, la autora se centró explícitamente en la disrupción, primero en las personas y luego en los equipos; pero en la nueva obra desmitifica el proceso de crecimiento. “Una vez que no mitificas el proceso de crecimiento personal, comienzas a desbloquear el proceso de crecimiento para ti, tu gente y tu organización”, asegura Johnson.

En su exposición para Thinkers50, durante la celebración de la Awards Gala de la plataforma, Whitney Johnson explicó que “la actual gran renuncia del trabajo que se está produciendo en el mercado laboral estadounidense surge, básicamente, a partir de la COVID. La pandemia provocó que todo el mundo fuese empujado fuera de su curva S, al margen de si le gustaba o la odiaba. Ahora las personas no solo necesitan encontrar una nueva curva en la que deseen estar, sino que se han dado cuenta de lo que no quieren y además tienen el impulso, han construido ‘ese músculo’; pero deben averiguar la manera de hacerlo”.


El crecimiento se produce de una manera predecible, lo que significa que podemos entender dónde estamos y trazar el camino a seguir


La curva S de aprendizaje™ es un mecanismo explicativo que ayuda a pensar en cómo se ve el crecimiento y ofrece puntos de referencia y señales en el camino que indican dónde estamos (en la fase de lanzamiento, en un punto dulce o en uno de dominio); lo que permite crecer más rápido y de manera más inteligente. Ahí van algunas pistas para guiar el recorrido:

TU SITUACIÓN EN EL MAPA

El crecimiento se produce de una manera predecible, lo que significa que podemos entender dónde estamos y trazar el camino a seguir.

El primer libro, Disrupt Yourself, surgió a partir de mi visión de que la disrupción no era solo sobre los productos, sino que se trataba de las personas, porque son ellas las que disrumpen, y no las empresas. De modo que creé un marco de disrupción personal. Luego en mi segundo título indagué en cómo utilizar ese marco para generar equipos de alto rendimiento, para crear un equipo A. Pues bien, esta tercera entrega, Smart Growth, nace para dar respuesta a cómo crecemos, para comprender cómo es el crecimiento.

La curva S, o curva de adopción de la innovación desarrollada por Rogers en 1962, es una ilustración gráfica del modo en que los productos disruptivos se propagan a través de las culturas. Gracias a otra “gran idea”, entendí que esta curva S que estábamos utilizando para los productos también aplicaba a las personas, e incluso daba respuesta a preguntas como: ¿por qué es tan difícil empezar algo nuevo, y una vez que empiezas, por qué se vuelve fácil, y por qué, una vez que eres realmente bueno en algo, sientes que no puedes hacerlo más?

El viaje del crecimiento y aprendizaje se divide en tres fases: el punto de lanzamiento, el punto dulce y la maestría o dominio. Cada vez que iniciamos algo nuevo, nos situamos en ese punto de lanzamiento de la curva S en el que nuestro cerebro ejecuta un modelo predictivo, tratando de averiguar cuánto me va a costar llegar a la cima de la curva. En el punto de lanzamiento, muchas de las predicciones son inexactas, por lo que la dopamina baja, resultándonos tan difícil comenzar. De modo que el crecimiento está sucediendo, pero se percibe muy lento. Luego vamos haciendo el trabajo, iterando un poco más y un poco más, y las predicciones comienzan a ser más precisas, y empezamos a tener más dopamina, a obtener recompensas emocionales y a sentirnos más estimulados. Ahora el crecimiento no solo es rápido, sino que se siente rápido. Entonces, alcanzamos el dominio. Sabemos exactamente lo que estamos haciendo, pero ya no corremos, quizá nos aburramos un poco. Llegados a esta fase, el crecimiento se ralentiza.

Smart Growth es una inmersión profunda en la curva S del aprendizaje y describe con tremendo detalle la topografía del crecimiento. Lento, rápido, lento. Una vez que cada persona entiende dónde está en el mapa, aumenta su capacidad de crecer y ordenar sus actuaciones. Volviendo a la disrupción personal, te creces a ti mismo para hacer crecer a tu gente, para hacer crecer tu empresa.

     

FOMENTAR UNA CULTURA DE CRECIMIENTO

Ahora bien, ¿cómo se implanta e “institucionaliza” esto en una organización? Contamos con una herramienta, llamada S-Curve Insight Platform, cuyo impacto queda reflejado en el siguiente caso práctico.

No hace mucho, aplicamos esta herramienta a la empresa Chatbooks y observamos en qué fase de crecimiento se situaba cada integrante; no dónde su CEO creía que estaba, sino dónde creía cada una de las personas que estaba. Resultó que la directora de Marketing, que llevaba unos siete años en la compañía, se dio cuenta de que se encontraba en la cima de su curva; y no es que no adorase Chatbooks ni a su CEO, simplemente necesitaba hacer algo nuevo, pues había alcanzado el dominio. Esto le permitió poder hablarlo con su jefe desde la cordialidad… y al final decidió irse amigablemente, pues no había un nuevo papel para ella dentro de esa organización. El presidente de Chatbooks también sentía que estaba en la cima de la curva, pero tras una conversación con el director general, pudo discutir sus funciones y ampliar sus responsabilidades. Efectivamente estaba en una cumbre, pero no en la cumbre. A veces es mejor saltar a una nueva curva, como le sucedió a la responsable de Marketing, pero con frecuencia es posible encontrar formas de reconfigurar tu posición, de recalibrar para poder permanecer en el punto dulce.


A veces es mejor saltar a una nueva curva, pero con frecuencia es posible encontrar formas de reconfigurar tu posición, de recalibrar para poder permanecer en el punto dulce


Por otro lado, el director de Tecnología, que también llevaba tiempo en la compañía, estaba asumiendo algunas funciones nuevas. Gracias a esta práctica, sintió que “tenía permiso para sentirse incómodo”; es más, que su jefe sabía que lo tenía, porque todos en la organización compartían este lenguaje y podía decir que estaba en el punto de lanzamiento de la curva.

Así es como se utiliza y despliega esta herramienta en la organización, ya sea en el desarrollo del talento, en la planificación de la sucesión, o incluso en la configuración del equipo.

A medida que los individuos crecen, también lo hacen las organizaciones y las sociedades. El crecimiento es el aprendizaje puesto en acción, una acción que mejora al mundo a medida que mejoramos nosotros mismos y a nuestro entorno cercano, tanto personal como profesional. El crecimiento se produce cuando se interioriza el aprendizaje, cuando intentamos algo nuevo e invertimos esfuerzo para pasar de ser algo que hacemos a algo que somos.


Whitney Johnson, CEO de Disruption Advisors y autora de Smart Growth, en Thinkers50 Awards Gala.

Artículo publicado en Executive Excellence n178, enero 2022.

EXECUTIVE EXCELLENCE es una revista cuyo objetivo es promover la excelencia en la gestión empresarial, la estrategia y el liderazgo personal y de organizaciones, basándose en valores constructivos y principios éticos y morales atemporales. Revista de referencia del liderazgo, el talento y la gestión multidisciplinar, con noticias actuales y entrevistas que ofrecen una visión global de la alta dirección a directivos, empresarios, emprendedores y escuelas de negocios a nivel nacional e internacional. 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.