La transformación hacia el modelo híbrido, un camino marcado por las personas

La transformación hacia el modelo híbrido, un camino marcado por las personas

La crisis sanitaria producida por la pandemia a nivel mundial ha llevado a un gran número de empresas a plantearse su modelo de trabajo tal y como lo conocían hasta ahora. Utopicus, la empresa referente en espacios flexibles en España, y la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD), han publicado el whitepaper “La revolución del modelo híbrido de trabajo”, en el que analizan cómo los espacios flexibles dan respuesta a las necesidades de las nuevas formas de trabajo.

Ante estas cifras, el 95% de los directivos considera clave adaptarse a los modelos emergentes de trabajo flexible como motor de impulso de una nueva cultura, según revela un estudio de Microsoft en el que han consultado a más de 9.000 CEOs y empleados de empresas de más de 250 trabajadores de toda Europa. En este contexto y de cara a garantizar una correcta adaptación a un modelo híbrido -que cada vez más analistas aseguran ha llegado para quedarse-, resulta fundamental el análisis y la comprensión no solo de las herramientas que las compañías tienen a su alcance para llevar a cabo este proceso, sino también de los verdaderos protagonistas de este viaje hacia la flexibilidad organizacional: personas, espacios y cultura.


El whitepaper elaborado por Utopicus y APD pone de manifiesto la importancia del modelo híbrido de trabajo como ventaja competitiva a través del análisis, beneficios, un ‘roadmap’ y tres casos de éxito


Las personas son una pieza fundamental en la transformación hacia el modelo híbrido. La eficiencia y la productividad deben ser prioritarias para las empresas, pero también lo debe ser la gestión del talento, ya que es una herramienta clave para la captación y fidelización del mismo. Respecto a los espacios, según una encuesta realizada por Boston Consulting Group (BCG), el 89% de los directivos y empleados valora positivamente disponer de oficinas más abiertas, con mayores espacios para relacionarse y colaborar. Además, un 68% de los directivos piensa implantar a medio plazo espacios de trabajo flexibles. En este escenario, cuestiones como la proximidad, la acústica o la luz natural son solo algunos de los muchos aspectos fundamentales a la hora de potenciar la experiencia del empleado y crear el ecosistema adecuado para los profesionales. Por otro lado, para que este modelo funcione, se necesita una cultura alineada con los valores de los trabajadores que refuerce el compromiso y la capacidad de innovación de las plantillas.


El nuevo sistema de modelo híbrido sitúa como principales protagonistas a las personas, la cultura y los espacios de trabajo


Según Áurea Rivela, directora de negocio de Utopicus, “el acompañamiento a la organización y a las personas hacia una cultura que responda a las necesidades de futuro es la prioridad de Utopicus”. Además, añade que la compañía “pone el bienestar de las personas en el centro, incentivando las relaciones interpersonales y la atracción y fidelización del talento en las organizaciones”.

Los espacios de trabajo flexible como respuesta a un nuevo modelo de trabajo

El planteamiento de espacios de trabajo flexible se posiciona como una alternativa indiscutible, capaz de generar un ecosistema muy favorable para el empleado y beneficioso para la empresa. Según el BCG, el 93% de los empleados prefiere tener flexibilidad en su planificación y horario de trabajo; el 93% de los directivos quiere mantener un modelo de trabajo híbrido en el futuro; y el 98% de los empleados quiere contar con flexibilidad en el lugar de trabajo.


Los espacios de trabajo flexibles representan el punto de encuentro de los empleados, donde se conectan los equipos y se fomenta un ambiente de confianza y colaboración


Para que las nuevas formas de trabajar tengan éxito, es vital la búsqueda de un espacio que se adapte a las necesidades de cada organización:

  • Flexibilidad limitada: la oficina es el HQ y el lugar donde los equipos conectan, colaboran, comparten, trabajan y lideran. Se combina con trabajo desde casa y, como máximo, se permite un día a la semana en remoto.
  • Alta flexibilidad: la oficina sigue siendo el centro neurálgico donde suceden las cosas, aunque se teletrabaja entre 2 y 3 días a la semana. Las personas acuden a la oficina para alinear cultura, valores y colaborar con otros compañeros de trabajo.
  • Sin oficina dedicada: no existe oficina central, los empleados pueden acudir a espacios flexibles de trabajo o ejercer sus funciones en remoto, según sus necesidades.

Por otro lado, la apuesta por el modelo híbrido de trabajo trae consigo grandes ventajas en términos de sostenibilidad, control de gastos, eficiencia, productividad, atracción y retención de talento, movilidad y tecnología.


Consigue este y otros whitepapers de APD aquí.

EXECUTIVE EXCELLENCE es una revista cuyo objetivo es promover la excelencia en la gestión empresarial, la estrategia y el liderazgo personal y de organizaciones, basándose en valores constructivos y principios éticos y morales atemporales. Revista de referencia del liderazgo, el talento y la gestión multidisciplinar, con noticias actuales y entrevistas que ofrecen una visión global de la alta dirección a directivos, empresarios, emprendedores y escuelas de negocios a nivel nacional e internacional. 

Las cookies facilitan la prestación de nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, usted acepta que utilizamos cookies.