CEVA Logistics: eficiencia y servicio global

En agosto de 2007 nace CEVA, fruto de la fusión de dos grandes compañías: TNT Logistics y EGL. Con presencia en más de 160 países, 50.000 empleados y una facturación global de 8,5 billones de dólares en 2013, CEVA Logistics es una de las compañías mundiales líderes en el diseño, la implementación y la gestión de principio a fin de soluciones de freight forwarding, contract logistics, transporte y distribución.

Desde enero de 2012, el italiano Marco Galbusera se encarga de su dirección en Iberia. Licenciado en Ingeniería Mecánica por la Universidad Politécnica de Milán, posee una amplia experiencia en el sector de la logística y el transporte. Trabaja para CEVA desde 2003, cuando ostentaba el puesto de director de Servicios Técnicos y Real Estate para el Sur de Europa, Medio Oriente y África, sumando a sus funciones la responsabilidad de los departamentos de Seguridad a partir de 2004 y la de Compras a partir de 2006.

EXECUTIVE EXCELLENCE: Con su llegada en enero de 2012, CEVA Iberia emprendió un plan de restructuración. ¿Cuáles fueron las principales medidas llevadas a cabo? 

MARCO GALBUSERA: Yo hablaría de una mejora continua, que forma parte de nuestra filosofía de excelencia y metodología LEAN, más que de una restructuración. A partir de 2011, con un mercado que estaba en crisis y ante una bajada de grandes volúmenes, era necesario adecuar la estructura al nivel del mercado para poder evolucionar. Discriminamos entonces los gastos estratégicos de los que no lo eran, y por eso decidimos racionalizar el espacio. Para esto, movimos a algunos clientes de almacén, pudiendo cerrar los que tenían un ratio de ocupación muy bajo. Pasar de almacenes dedicados a un solo cliente a almacenes multicliente, que permiten más flexibilidad y posibilidades, nos ha dado una ventaja importante. 

También ha sido relevante el cambio en la estrategia de negocio. Considerando la caída del consumo interno, algunos clientes se han planteado una forma de trabajar diferente respecto al negocio en Iberia y han preferido trasladarse a un almacén central europeo, localizado en aquellos países donde se sitúa su base o centro de negocio. De manera que desde CEVA les hemos dado un servicio de almacenaje en el país donde tienen mayor concentración y ofrecido un transporte internacional hasta Iberia. 

Esto ha comportado el cambio de nuestro negocio, pasando de puro almacenaje a una mayor actividad de transporte; de hecho, el transporte por carretera ha crecido tanto en los últimos años que se ha convertido en una de las principales actividades. Pero no solo hemos atraído clientes de transporte, tanto internacional como de distribución en el país; también hemos invertido en la Control Tower, una herramienta que nos permite ofrecer al cliente un mejor control sobre su transporte. 

En estos años, hemos ido invirtiendo en la parte de Freight, debido al crecimiento de la exportación en España, y seguimos creciendo junto a algunos de nuestros principales clientes compensando la bajada de volúmenes de otros sectores.

En definitiva, nuestra oferta ha evolucionado, integrando el servicio end to end y completando la parte de almacenaje con la de transporte tanto en los clientes actuales como en clientes nuevos, de sectores donde no estábamos presentes en España, pero sí en otros países, como el sector de pharma. 

E.E.: Las nuevas tecnologías favorecen la optimización. Además, pertenecer a un gran grupo del sector logístico permite economías de escala interesantes. ¿Qué papel han jugado las innovaciones tecnológicas en el caso de CEVA?

M.G.: Nuestro cliente demanda una correcta gestión de la información, quiere conocer exactamente dónde está su producto en cada momento, así que tenemos que montar un sistema informático que nos permita tenerlo localizado perfectamente, tanto en la fase de transporte como en la de almacenaje. 

Para esto, una de las inversiones más importantes de la compañía a nivel mundial ha sido CEVA Matrix®, un sistema informático interno, tanto de almacenaje como de transporte. Se trata de una herramienta tecnológica que seguimos desarrollando y adaptando continuamente para ofrecer al cliente información detallada de su producto.

A nivel local y para la parte de transporte, la inversión en la Control Tower nos permite traducir la visibilidad de una información obtenida con CEVA Matrix a tráfico, datos y búsquedas concretas que podemos mostrar puntualmente al cliente según la fase específica de transporte. 

Cada vez más, el cliente tiene exigencias muy similares a las del consumidor final, así que aunque nuestro modelo de negocio es BtoB, importamos tecnologías y formas de trabajar desarrolladas en modelos BtoC. Creo que es fundamental aprender constantemente de las best practices del negocio para evolucionar.

Otra de las inversiones ha sido en almacenes automáticos, aunque es algo muy concreto de aquellos clientes que tienen una clara indicación de cuál será su desarrollo en el futuro y cómo aprovechar importantes automatismos. Desafortunadamente, cuanto más aumenta el automatismo específico y dedicado más se introduce un elemento de rigidez, que obstaculiza el dinamismo y la flexibilidad que se da en los almacenes multicliente, y que deben ser nuestra fuerza característica.

E.E.: Tener una estructura internacional hace de CEVA un partner ideal en los procesos de exportación. ¿Cómo valora el cambio de la actividad internacional de las empresas españolas en los últimos tiempos?

M.G.: En particular, en el sector industrial y en el energético, hay empresas que siempre han sido muy activas en actividades internacionales. Después de haber invertido y trabajado mucho en España, han mirado al exterior y están haciendo grandes proyectos fuera. Nosotros les acompañamos en este proceso, porque con una sólida estructura internacional, presente en más de 160 países, podemos garantizar el servicio en todos los lugares. Por ejemplo, ahora mismo estamos trabajando en un proyecto en Sudáfrica con una compañía española. Esta es nuestra fortaleza, poder disponer de apoyo local en diferentes países para garantizar un servicio adecuado, pero siempre con un enfoque, porque el contacto lo seguimos manteniendo en España, donde tenemos acceso al cliente y entendemos sus necesidades. Es imposible tener el conocimiento total de lo que sucede en cada país (saber su problemática aduanera, las rutas más óptimas, etc.); por eso, es vital contar con alguien que te pueda asesorar correctamente y que disponga de una estructura que integre los know hows locales para crear un know how global.

E.E.: ¿Diría que los grandes clientes ven a CEVA como un socio con el que afrontar procesos de expansión de forma coordinada, delegándoles la parte del desarrollo logístico, o todavía prefieren seguir manteniendo el control de todo?

M.G.: Algunos tienen claro la fuerte exigencia en el futuro de temas logísticos, y empiezan a hacer inversiones muy importantes al respecto. La mayoría de estos van a prescindir del inversor y pondrán en marcha su almacén automático, porque prefieren tener toda la estructura y logística en casa. 

En cambio, otros deciden centrarse en su actividad, que es la venta y desarrollo del producto, y dejar al operador logístico la posibilidad de invertir, o no, y de manejar la logística de la mejor forma posible. En mi opinión, estos son los que obtienen mejores resultados, más ahorros y mayor calidad de servicio. 

El hecho de poder compartir la actividad logística con otros en un almacén multicliente proporciona beneficios superiores a los de un almacén dedicado, estructurado y rígido, que además implica una fuerte inversión. La realidad es que el mercado evoluciona mucho más rápido que el retorno de la inversión, que siempre será a medio y largo plazo. Por mi experiencia cuando trabajaba en la parte de Real Estate de la compañía para el Sur de Europa, puedo afirmar que, quien tenía un almacén automático estaba vinculado a una estructura que le condicionaba, en lugar de permitirle adaptarse al mercado, lo cual suponía un problema.

E.E.: La actividad del sector logístico impacta directamente en el medioambiente. En su anterior etapa, fue responsable de la implementación de soluciones eco-sostenibles en varios centros. ¿Hasta qué punto puede reducirse la contaminación y lograr ahorros con decisiones responsables?

M.G.: Es cierto que el impacto de nuestra actividad es bastante fuerte: consumimos combustible, estamos en la carretera, ocupamos suelos, gastamos energía… Más que hacer inversiones en encontrar la forma de producir energía más barata o para gastar menos, creo que la filosofía que está detrás de todas las acciones que hemos emprendido es la de la utilización racional de la energía, las buenas prácticas que nos ayudan a ahorrar gastos, pero también recursos naturales, como el sol y el agua.

Acciones sencillas como poner una iluminación inteligente de bajo consumo, aprovechar la iluminación natural y los lucernarios suponen un ahorro significativo en los gastos del almacén; al igual que acumular tanques con el agua de lluvia para utilizarla después para el riego. 

Se trata de una cuestión de sensibilización de los empleados, de los proveedores con los que decides colaborar, pues tenemos en cuenta que trabajen con medios sostenibles, y en general de toda la compañía. Por ejemplo, uno de los objetivos de la Control Tower es manejar el transporte, lo que significa aumentar las saturaciones de los medios y poder optimizar la carga de camiones que antes iban medio vacíos. 

El ahorro en impacto medioambiental con estas acciones sencillas es brutal. Más que trabajar sobre encontrar la forma de gastar un poco menos, la atención al medio ambiente debe estar en la mejor utilización de los recursos.

E.E.: Este sector es un buen barómetro de la realidad empresarial de un país. ¿Cómo considera la situación en el mercado ibérico? ¿En qué sectores están percibiendo una mayor recuperación?

M.G.: Desde septiembre de 2013 se han empezado a notar algunos cambios y, sobre todo, una especie de optimismo general sobre el futuro en todo el mercado.

A nivel operativo interno, hemos percibido que el stock de los clientes que van a consumidor final ha empezado a aumentar, lo cual significa que tienen una previsión de venta para 2014 superior a la que tenían antes. Estos clientes no toman decisiones a la ligera, sino avalados por profundos estudios; es decir, existe confianza en la recuperación del mercado. 

También hemos visto un incremento de los volúmenes respecto a los años anteriores, aunque debemos confirmar durante este año si efectivamente el consumo interno aumenta. Hemos detectado este incremento en sectores como air conditioning, ahora en plena campaña, y bricolaje; además del sector de la automoción, con la introducción de nuevos modelos, lo cual supone una reactivación de la actividad de todos los sectores industriales relacionados. También comienza a subir el sector de la automoción industrial, uno de los primeros afectados por los recortes de la crisis. Esto quiere decir que las empresas empiezan a tener más confianza y a considerar la automoción industrial como una herramienta necesaria para estar preparadas para crecer, cuando comience a hacerlo la demanda. 

E.E.: La concentración de operadores logísticos y la conversión de España en la gran Plataforma Logística del Sur de Europa son dos retos del futuro del sector en nuestro país. ¿Qué opinión le merecen? 

M.G.: España está muy por debajo de la concentración de otros países, y creo que realmente los operadores logísticos que pueden dar un servicio de calidad con una estructura mundial no son muchos. Veremos concentraciones entre pequeños que seguirán trabajando, pero bajo una estructura logística integrada a nivel global. 

Otra característica es que muchas empresas españolas tienen todavía la logística interna propia, como parte de su actividad, y esto les puede hacer perder oportunidades. Creo que deben dar el paso hacia la externalización de este servicio con un operador especializado como CEVA, y dedicar todos sus recursos a su negocio.

A nivel político, el hecho de que un Ministro pueda considerar la logística como un elemento para crear valor añadido, para crear trabajo, para crear actividad, es algo importante. La logística no es algo que forma parte del final de la cadena, sino que es mucho más, es flujo de información, es flujo del producto… Si funciona bien, tu producto llegará donde tiene que llegar y tú tendrás tu producto cuando lo necesites. 

Es positivo que el Ministerio de Fomento haya dedicado tiempo a analizar el entorno de la logística y esperamos que pueda concretarse en acciones concretas. España puede ser una base importante, cuenta con buenos profesionales e infraestructuras, con una posición estratégica (distribuyendo con el corredor atlántico al Norte de Europa o con el corredor mediterráneo al Sur) y podemos competir con otros países europeos, tanto en la parte de almacenaje como de distribución.


 Entrevista con Marco Galbusera, managing director de CEVA en Iberia.

Publicado en Executive Excellence nº 110 marzo 2014

EXECUTIVE EXCELLENCE es una revista cuyo objetivo es promover la excelencia en la gestión empresarial, la estrategia y el liderazgo personal y de organizaciones, basándose en valores constructivos y principios éticos y morales atemporales. Revista de referencia del liderazgo, el talento y la gestión multidisciplinar, con noticias actuales y entrevistas que ofrecen una visión global de la alta dirección a directivos, empresarios, emprendedores y escuelas de negocios a nivel nacional e internacional. 

logo footer

Redes sociales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.