Skip to main content

Endesa, liderazgo centrado en las personas

21 de Junio de 2023//
(Tiempo estimado: 4 - 7 minutos)
Sede de Endesa

Como empresa energética, atravesamos un momento muy ilusionante y retador: contribuir a tener un mundo más sostenible y frenar el cambio climático. Este propósito está suponiendo una gran transformación a todos los niveles (nuevas formas de trabajar, nuevas competencias, nuevas tecnologías…). Liderar un proceso transformador como la transición energética se consigue con líderes que son capaces de generar cambio, de hacer realidad una nueva visión del negocio y siempre manteniendo el foco en lo más importante: las personas.

Para llegar hasta donde nos encontramos hemos tenido que evolucionar nuestro estilo de liderazgo, lo que ha supuesto una gran transformación cultural tanto para los líderes como para los equipos. 

Como toda transformación cultural, los cambios se perciben a lo largo de los años. Para dimensionar su impacto merece la pena echar la vista atrás, conocer de dónde venimos y cómo era nuestro estilo de liderazgo en el pasado. Nacimos como empresa pública en la primera mitad del siglo XX. Nuestros comienzos se remontan a las minas de carbón: una empresa muy técnica en un sector predominantemente masculino. En ese contexto empresarial y social, donde los cambios no eran tan vertiginosos como en la actualidad, el estilo de liderazgo que funcionaba era más jerárquico, orientado solo a resultados y requería de grandes conocimientos técnicos. Nos encontrábamos ante un líder que tenía todas las respuestas, bien porque las sabía o bien porque todo estaba regulado y procedimentado. 

Este líder se manejaba bien en un entorno de poca incertidumbre, poca diversidad y escasa competencia. Por su parte se esperaba que los equipos siguieran órdenes y cumplieran las normas. Existía cierta desconexión entre los líderes y los equipos, ya que se centraban más en hacer el trabajo que en invertir en las personas. Por otro lado, la colaboración y la innovación no eran una prioridad en un contexto donde primaba el cumplimiento de los objetivos y los resultados con una visión más cortoplacista.

Los tiempos han cambiado mucho desde entonces y hemos ido evolucionando y transformándonos por completo. Estamos en los inicios de la cuarta revolución industrial donde las tecnologías inteligentes se han integrado en las organizaciones y en la vida de las personas. El entorno es mucho más competitivo y la sociedad más diversa. Existe una mayor conciencia por el cuidado del medioambiente y por las personas. Los cambios se producen a tal velocidad que el contexto es impredecible. La movilidad tanto de empleados/as como de clientes es constante, por lo que fidelizar es muy importante. 

Dirigiendo el cambio 

Cabe pensar que en este contexto no quedaba más remedio que adaptarse a los cambios con flexibilidad, pero desde Endesa hemos hecho mucho más que adaptarnos. Somos líderes de este cambio y desde hace años estamos trabajando para evolucionar nuestro estilo de liderazgo y hacer realidad la visión de un futuro mejor y más sostenible.  Desde hace años, estamos trabajando para evolucionar nuestro estilo de liderazgo y hacer realidad la visión de un futuro mejor y más sostenible 

Llevamos años acompañando a nuestros líderes y a sus equipos en esta transformación. Hemos sido pioneros con una red de coaching interno que ayuda a desarrollar el máximo potencial de las personas, y hemos diseñado una metodología propia basada en los principios del coaching con programas específicos para gestores a través de los talleres de “Gestor coach”. También les ayudamos y empoderamos con procesos de mentoring y shadowing que multiplican su desarrollo.

Los planes de sucesión de nuestros líderes se cuidan al detalle para que sean objetivos, equitativos y transparentes y el nombramiento de nuevos gestores de personas se ha convertido en un momento clave de la experiencia de empleado, un momento de reconocimiento e inspiración para los futuros líderes.

Hemos potenciado ampliamente la formación en soft skills, tanto de los nuevos líderes como de los empleados más senior, porque entendemos que son la base para la evolución a un liderazgo más “amable”, menos jerárquico y con mayor capacidad para generar cambios. 

Era necesario que nuestros líderes pasaran por un proceso de autoconocimiento, de gestión emocional y de desarrollo personal que nos ha llevado a contar en la actualidad con líderes inspiradores, que son referentes, que facilitan y guían a los equipos de una forma mucho más cercana y empática.  

Se han generado relaciones de confianza con los equipos basadas en la escucha, la comprensión, y un feedback continuo y abierto. Nuestro foco ahora está en el bienestar de las personas, que es lo que realmente nos está permitiendo conseguir resultados excelentes.

Por eso, hemos impulsado un programa de bienestar integral basado en pilares como el bienestar emocional, psicológico, relacional y económico, que concentran una serie de iniciativas con foco en el cuidado de las personas y que los gestores impulsan y predican con el ejemplo.  Los líderes inspiradores son capaces de dar sentido y crear visión de futuro, y eso pasa por la excelencia en la capacidad de comunicar 

Se ha trabajado también en desarrollar la capacidad de comunicación de los líderes y el desarrollo de su marca personal, tanto interna como externa. Porque si queremos líderes inspiradores, tienen que ser capaces de dar sentido y crear visión de futuro, y eso pasa por la excelencia en la capacidad de comunicar.

A este nuevo estilo de liderazgo, le ha acompañado todo un proceso de transformación digital y una mayor apuesta por la innovación, impulsada a su vez por un liderazgo más inclusivo que gestiona equipos cada vez más diversos. 

Sin olvidar que todo ello se desarrolla en un entorno con un nuevo modelo de trabajo híbrido que nos permite trabajar de forma más sostenible, invirtiendo en el bienestar de las personas a la vez que aseguramos nuestra competitividad. Por eso, organizamos iniciativas como los “Endesa Lovers Days”, una serie de encuentros en todos nuestros territorios con experiencias de aprendizaje y de ocio que favorecen las relaciones interpersonales entre los empleados y buscan generar un sentido de pertenencia. Son eventos en los que todos podemos compartir, divertirnos y seguir aprendiendo juntos con talleres de coaching, de gestión de emociones, iniciativas de voluntariado, eventos deportivos e, incluso, una obra de teatro. Porque esta transformación cultural hay que seguir trabajándola cada día. Un proceso continuo que requiere de tiempo para poder ver sus grandes resultados, que no son siempre inmediatos.  Los “Endesa Lovers Days” favorecen las relaciones interpersonales entre los empleados y buscan generar un sentido de pertenencia, porque esta transformación cultural hay que seguir trabajándola cada día 

También seguimos creando espacios para los líderes, como nuestro último “Encuentro de managers”, un evento exclusivo que ayuda a mejorar el networking, romper silos y empoderar a los que tienen en su mano cada día inspirar a sus equipos para que persigan una visión común y creen una cultura de alto rendimiento y excelencia.

Lograr este cambio y evolucionar así no se consigue en un día. Como toda transformación cultural, ha sido un proceso que nos ha llevado años y ha supuesto un gran cambio no solo en los líderes, sino también en los equipos. Queremos líderes que sean cada vez más generosos, sepan delegar más y sean tolerantes con el error. Pero la capacidad de liderazgo debe trasladarse también a los equipos para que estos sean más proactivos, se responsabilicen en la toma de decisiones y pierdan el miedo a equivocarse. Con este nuevo estilo de liderazgo todos tenemos que arriesgar más, pero todos ganamos.


Marta Cotrina, responsable de Cultura de Endesa.

Artículo publicado en Executive Excellence n186, junio 2023.