La vida se ve a través de Saint-Gobain

Tres siglos y medio de historia: Fundado en 1665 por el ministro francés Colbert para realizar el Salón de los Espejos del Palacio de Versalles, Saint-Gobain es uno de los 100 primeros Grupos industriales del mundo. 

Líder europeo en todas sus actividades, y mundial en la gran mayoría de ellas, el Grupo cuenta con actividad en cuatro sectores: materiales innovadores (vidrios y dobles acristalamientos aislantes, acristalamientos para automoción, vidrios y espejos para las industrias fotovoltaica y termosolar, productos abrasivos y cerámicos refractarios para la industria…), productos para la construcción (lanas minerales aislantes y conductos de climatización, yesos y placa de yeso laminada para acondicionamiento interior, tubería y sistemas completos de canalización en fundición dúctil, morteros para edificación…), distribución de materiales de construcción para el profesional y envases de vidrio para el sector de alimentación y bebidas. 

Actualmente Saint-Gobain está presente en 64 países. En 1904 se implanta en España donde sigue siendo identificado por la antigua razón social de la empresa matriz del Grupo en la región, Cristalería Española, denominación que mantuvo durante 75 años y bajo la que ha protagonizado su expansión industrial. En Portugal, está presente desde 1962 y en Marruecos, desde 1999. 

Saint-Gobain es hoy un referente en el sector de la construcción (hábitat) en la Península Ibérica. Posee marcas muy notorias tanto en el ámbito industrial y empresarial como en el marco de la prescripción: Isover, Placo, Pam, Weber, Norton o La Plataforma; alguna de ellas ha trascendido al usuario final hasta convertirse en un genérico, como ha sucedido con Climalit, para el doble acristalamiento aislante térmico.

El hábitat sostenible, la proyección de su apuesta presente

Saint-Gobain es líder mundial del hábitat y aporta soluciones innovadoras a los desafíos esenciales de nuestro tiempo: crecimiento, eficiencia energética y protección medioambiental. Por ello, focaliza en el mercado del hábitat buena parte de su actividad industrial e íntegramente su actividad de distribución. 

Si bien, su origen vidriero, su saber hacer y su espíritu de innovación, le han posicionado igualmente como un fabricante líder en vidrio para automoción y en envases de vidrio. También lo es en materiales innovadores para la industria.

En coherencia con su firme apuesta por la sostenibilidad, Saint-Gobain no sólo trata de que sus productos contribuyan cada vez más al ahorro energético, sino de que sus propios procesos de fabricación y comercialización sean cada vez más respetuosos con el entorno. Por ello, reciclan el vidrio que “no sirve” (calcin), incorporándolo de nuevo en el proceso productivo, instalan electrofiltros en sus chimeneas que filtran los “malos humos” y depuradoras que reciclan el agua tras su uso.

Construyendo futuro, el mercado solar

Con la mirada puesta en el desarrollo de mercados en crecimiento, como el termosolar y fotovoltaico (energías renovables), Saint-Gobain ha creado recientemente una business unit que gestiona la actividad de fabricación de vidrios extra-claros, de espejos y de sistemas, con objeto de satisfacer las demandas del mercado solar. 

Ricardo de Ramón, la gestión de un español en una multinacional francesa

Licenciado en Ciencias Físicas y diplomado por IESE, Ricardo de Ramón García se ha convertido en el primer delegado general no francés de la historia, ya centenaria, de Saint-Gobain en España, Portugal y Marruecos.

Con una trayectoria profesional desarrollada íntegramente en el Grupo, en la actividad de vidrio para automoción (Sekurit), De Ramón se incorporó a la compañía en 1973. Tras una primera etapa en el área industrial en España, en 1986 inicia su experiencia internacional en París. A su regreso en 1990, asume la Dirección de varias fábricas y la Dirección de Desarrollo. Desde 1997 hasta el 2000, fue director general adjunto en Corea. Una experiencia que recuerda como “absolutamente enriquecedora; por eso animo a todos los directivos a experimentar una expatriación. Los conocimientos, la manera de relacionarse y de entender los planteamientos, así como el gran bagaje cultural que adquieres, te da una nueva dimensión ante los problemas”.

Un año más tarde, es nombrado director general de la actividad Sekurit en la Península Ibérica y en 2006 asume la Dirección de esta actividad para el Sur de Europa (Francia, España, Italia y Portugal).

Desde enero de 2009, es el delegado general de Saint-Gobain para España, Portugal y Marruecos, es decir el patrón de todas las actividades del Grupo en esta región y todo ello, manteniendo la Dirección General de Saint-Gobain Sekurit en la Península Ibérica, así como los cargos de presidente y consejero delegado de las sociedades más importantes del Grupo (Saint-Gobain Cristalería, Saint-Gobain Vicasa…).

FEDERICO FERNÁNDEZ DE SANTOS Y ALDARA BARRIENTOS: Muy pocas empresas en España tienen una vida centenaria como Saint-Gobain; sin embargo, no conocemos demasiado de su historia. ¿Por qué?

RICARDO DE RAMÓN: Sí, Saint-Gobain es ampliamente reconocida a nivel mundial, pero menos conocida en España. Cuando en el año 2000 se produjo nuestro cambio de razón social, de Cristalería Española (cotizábamos en Bolsa) a Saint-Gobain Cristalería, generamos cierto despiste. Creo que, en ese momento, no tuvimos la sensibilidad de comunicación necesaria para dar a conocer y explicar el cambio correctamente. 

Ahora estamos haciendo ciertas reflexiones que nos ayudarán a ser más coherentes. Por ejemplo, este edificio (la sede de Saint-Gobain en Madrid) fue construido con nuestros vidrios en el año 1978. En su momento era un edificio inteligente, pero evidentemente hoy, dadas las nuevas necesidades de ahorro energético, no cumple el perfil de edificio Saint-Gobain. Si una de nuestras misiones es tratar de convencer a todos los gobiernos de la importancia de la sostenibilidad en la edificación, con todas las prestaciones de eficiencia energética que nuestros productos y materiales pueden aportar, nosotros hemos de ser los primeros en dar ejemplo. 

F.F.S./A.B.: ¿Cómo es la gestión en el entorno de una multinacional francesa?

R.D.R.: Cuando celebramos nuestro centenario en España, incidimos en cómo nuestra evolución había estado marcada por la sensibilidad de la sociedad francesa. Como Grupo, estamos contentos de trabajar con el estilo de management francés. Las directrices de Saint-Gobain siempre han sido muy bien acogidas, al encajar con las expectativas que aquí teníamos desde el punto de vista de estrategia global y de respeto a los principios de comportamiento y actuación de un Grupo que, en más de 300 años, ha sabido transformarse de forma impresionante. 

De origen vidriero, este material que hoy representa tan sólo una parte de la actividad global del grupo, junto con los restantes productos y materiales energéticamente eficientes, son claves en la construcción que necesitamos para el futuro y son la base del futuro de Saint-Gobain. Ahora bien, esta evolución y nuevo enfoque estratégico hacia el hábitat sostenible, desde un grupo industrial esencialmente vidriero, se ha hecho con un ritmo de adaptación adecuado y teniendo siempre un gran respeto por la vertiente social que para nosotros es muy importante.

Recordaré toda mi vida cuando Saint-Gobain compró una sociedad de abrasivos en Estados Unidos. Unos 20 managers fuimos seleccionados para hacer la integración de los dirigentes de esa sociedad dentro de la cultura Saint-Gobain, manteniendo siempre nuestros principios fundamentales de organización, de respeto social…, de manera que la transición se hizo paulatinamente, paso a paso, y con fiabilidad en los movimientos realmente importantes. Creo que Saint-Gobain ha sabido hacerlo así siempre, en todas sus integraciones, y doy fe de ello en relación con las últimas adquisiciones.

F.F.S./A.B.: Una de las cosas que enseñan las escuelas de management es a pensar en la empresa como algo eterno, es decir, las empresas deben mirar al futuro, con proyección estratégica de largo plazo y ser capaces de adaptarse y sobrevivir en el tiempo. ¿Sigue Saint-Gobain esta máxima?

R.D.R: Desde nuestros orígenes, hay una clara voluntad de perdurar en el tiempo. Todos nos hemos asombrado de nuestra conversión de Grupo básicamente industrial y vidriero, a una organización más dinámica, porque la construcción es más dinámica, no sólo en la parte industrial de fabricación de los materiales de construcción, sino también en su distribución.

Creo que también es admirable el dinamismo comercial de nuestras nuevas sociedades. Cuando uno vive en una posición de privilegio y liderazgo, con modelos de negocio muy bien implantados, corre el riesgo de acomodarse y de no avanzar. Sin embargo, el enorme cambio experimentado en el enfoque de negocio en los últimos años ha sido un revulsivo bien armonizado para Saint-Gobain. 

F.F.S./A.B.: Nos decía Honorato López Isla que “la energía mejor gastada era la mejor ahorrada”. ¿Cuál es el compromiso de Saint-Gobain en el tema del ahorro energético? 

R.D.R.: Es el motor de nuestro desarrollo. Tratamos de que nuestras casas sean más confortables pero al mismo tiempo sostenibles desde el punto de vista del consumo energético y de que éste sea el mínimo. Curiosamente, hay países poco soleados, como Alemania, donde el concepto del ahorro energético está calando mucho más que en España, inclusive la idea de tener una casa que pueda generar energía y no consumirla, algo que permite, por ejemplo, la instalación de paneles fotovoltaicos. 

En España, éste no ha sido un tema bien enfocado, con una regulación inestable que ha hecho que la industria fotovoltaica no haya despegado del todo. Se ha generado una gran desconfianza entre los inversores.

A pesar de esto, el próximo mes de abril vamos a inaugurar un horno para fabricar vidrio para paneles solares en Vioño (Cantabria). Se trata del primer horno solar de Saint-Gobain en la Península Ibérica. Imaginad lo que nos ha costado convencer a la alta dirección para atraer una inversión de este tipo a España. Finalmente, ha sido posible gracias a que hay un mercado solar potencial en la región España-Portugal-Marruecos y a que este horno nos va a permitir suministrar no sólo a la Península Ibérica, sino también a Francia y a Europa en general. 

Dentro de la business unit solar, hemos creado una estructura, llamada Solar System, que se va a dedicar fundamentalmente a desarrollar el negocio solar en las viviendas, para instalar en ellas paneles fotovoltaicos. Porque ése será el futuro. Tenemos que ser capaces de rehabilitar y de construir casas que no sólo no gasten, sino que generen energía hasta el punto de poder autoabastecerse con la solar. Los materiales para contribuir al ahorro energético, los tenemos: el doble acristalamiento Climalit o las lanas aislantes Isover, son un ejemplo.

F.F.S./A.B.: ¿Qué acciones están llevando a cabo para dar a conocer su estrategia hacia el hábitat sostenible?

R.D.R.: A las acciones desarrolladas por los equipos de comunicación y  marketing para promocionar los productos, se suma la participación conjunta de varios de nuestros negocios en proyectos e iniciativas de sensibilización de la opinión pública y de las instituciones. Así, el pasado año fuimos promotores de la Fundación La Casa que Ahorra, y en junio, participamos en la competición Solar Decathlon Europe entre universidades de todo el mundo, en Madrid. Esta iniciativa tiene por objeto mostrar al ciudadano que es posible construir viviendas cuya única fuente de energía es el sol y sensibilizarle con respecto al concepto de  ahorro energético en la vivienda nueva y en la rehabilitación. También colaboramos en el Plan Renove de ventanas de la Comunidad de Madrid, con nuestro doble acristalamiento aislante térmico Climalit. 

F.F.S./A.B.: ¿Cuál es la reacción y el grado de implicación de la Administración Pública en todas estas propuestas?

R.D.R.: Nos hemos reunido con los alcaldes de los municipios y ciudades más importantes de España, a través de la FEMP, para exponer las posibilidades de construir casas sostenibles. 

Uno de los problemas es la legislación vigente, muy difícil de cumplir en las 17 comunidades autónomas. No se trata sólo de hacer ver la viabilidad de construir viviendas sostenibles, que todo el mundo asocia a un mayor precio, sino que hay que explicar y concienciar sobre el confort de la mano del ahorro energético. En este sentido, la rentabilidad de la inversión es clara, pero se dan conflictos de intereses. Nosotros seguimos hablando del código técnico, porque es fundamental tomarlo con seriedad y hacer las certificaciones pertinentes, no sólo en la obra nueva. Parece que este mensaje ya está calando en los constructores pero exige una toma de conciencia firme, primero de las instituciones gubernamentales, después de los ciudadanos y, por supuesto, de los constructores y promotores inmobiliarios.

En este sentido, llevamos un retraso importante con respecto a Europa. En Francia, Italia y Alemania van por delante. Por eso, todos nuestros esfuerzos de comunicación están orientados a sensibilizar a los ciudadanos con el ahorro de energía. Hay que convencer al Gobierno y los constructores de que será una demanda del propio ciudadano, que prefiere pagar un poco más porque sabe que eso supondrá un ahorro durante el resto de su vida y una revalorización de su vivienda. Si todas las viviendas españolas fueran sostenibles, ahorraríamos el 30% del consumo energético nacional, reduciendo las emisiones de CO2 en la misma proporción.

F.F.S./A.B.: ¿Cuál es la inversión en innovación de Saint-Gobain?

R.D.R.: Gracias a la innovación hemos mantenido el posicionamiento de liderazgo en los diferentes mercados. En Saint-Gobain invertimos casi 400 millones de euros en I+D, aproximadamente el 1,5% de nuestra facturación, y registramos más de 300 patentes cada año. De hecho, uno de cada cinco productos comercializados hoy por nuestros equipos no existía hace cinco años. 

La Recherche de Saint-Gobain cuenta con 4 centros transversales y 12 centros de I+D propios, además de 100 unidades de desarrollo. Contamos con 3.500 investigadores de 37 nacionalidades en todo el mundo. Justamente, uno de estos centros se encuentra ubicado en Avilés - Avilés R&D Centre-. 

El centro avilesino que, entre otros proyectos, investiga para mejorar las prestaciones de los vidrios solares, ha colaborado recientemente con La Recherche de Saint-Gobain y el equipo de la fábrica de Vioño, para testar con éxito la utilización de biomasa en la fase de fusión del vidrio. Es decir, la búsqueda de combustibles alternativos para hacer más sostenibles los procesos de producción, es un objetivo.

La innovación en Saint-Gobain es un rasgo de nuestra identidad empresarial. Tenemos un proyecto -World Class Manufacturing- que recoge todas las innovaciones y las difunde entre los países. La obsesión por mejorar las cosas, no sólo a nivel fabril sino también en temas de seguridad, de eficacia… es constante en el Grupo, sin olvidarnos de la gestión de personas: la importancia de la comunicación interna, del desarrollo común, de asumir responsabilidades, etc. 

F.F.S./A.B.: Una de las ventajas de Saint-Gobain es su globalización. ¿Cómo están afrontando la crisis en los distintos sectores donde se encuentran implantados en la región España-Portugal-Marruecos? 

R.D.R.: Hay que distinguir por negocios. En el sector del automóvil español decimos que si Alemania y Francia van bien, nosotros vamos bien, ya que exportamos a Europa casi el 90% de los coches que producimos (un pequeño porcentaje se va a Sudamérica). El automóvil en Alemania funciona muy bien, gracias a sus exportaciones a otros países del mundo. En general, el negocio seguirá creciendo porque poco a poco los países emergentes van a ir demandando coches modelo low cost. 

Por otro lado, con el 64% de nuestros negocios focalizados en el sector de la construcción, la crisis nos ha afectado de forma importante en volumen de actividad y en nuestros resultados, fundamentalmente en España y algo menos en Portugal. Ante este nuevo escenario, hemos sabido reaccionar con la rapidez que la situación exigía, adaptando nuestro útil industrial y equipos a la nueva dimensión del mercado y manteniendo así nuestras posiciones de liderazgo. Creo que los españoles, cuando nos toca arrimar el hombro, sabemos hacerlo y salimos de las dificultades. Además estamos orientando nuestras inversiones hacia nuevos mercados geográficos, como es el caso de Marruecos, y mercados en crecimiento como el solar.

El mercado de envases de vidrio está aguantando mejor la crisis. Mantenemos un nivel de actividad similar al de años anteriores, en buena parte por el buen comportamiento de la exportación de botellas para vinos y cavas.

F.F.S./A.B.: Como delegado general de Saint-Gobain en España, Portugal y Marruecos. ¿Cuáles son las expectativas en estos países?

R.D.R.: Somos una de los grupos empresariales más importantes en España. En el conjunto de los tres países, tenemos 52 sociedades, 55 fábricas y 200 centros de distribución, de modo que cubrimos toda la región francamente bien desde el punto de vista de la industria y de la distribución. Hace tiempo que en Asturias o en Cataluña se instalaron plantas, y posteriormente tomamos presencia en Andalucía con la fábrica de botellas de Sevilla. En Portugal estamos bien representados, con instalaciones industriales repartidas de norte a sur. 

En la Península Ibérica, el sector de la construcción tardará en recuperarse algunos años y lo que sí está claro es que no volverá a registrar las cifras de vivienda nueva precedentes al 2008. Esta crisis no es coyuntural. Nos ha situado ante un escenario completamente distinto, con una nueva dimensión del sector de la construcción, unida a una crisis financiera y a un nuevo enfoque del sector energético a escala mundial. Por eso, más que nunca, apostamos por nuestra estrategia hacia el hábitat sostenible, con soluciones constructivas y materiales que permiten contribuir al ahorro energético y, en definitiva, a la protección medioambiental. Por ello, enmarcado en nuestra estrategia, el mercado solar cobra una especial relevancia. 

En 2009, inauguramos la mayor fábrica de espejos cilindro-parabólicos para la industria termosolar a las afueras de Lisboa, y el próximo mes de abril inauguraremos el primer horno de fabricación de vidrio para la industria fotovoltaica en la Península Ibérica, en Vioño de Piélagos (Cantabria), que ha supuesto una inversión de 35 millones de euros. Por otro lado, Saint-Gobain participa junto con otras multinacionales como REE (España), ENEL Green Power (Italia) o NAREVA (Marruecos), en el proyecto Desertec que persigue promover la generación de energías limpias en el noreste de África.

Además, a lo largo de este año, Saint-Gobain Sekurit construirá en Marruecos una planta de producción de vidrio para el sector de automoción, cuyo arranque está previsto para el 2012.


Entrevista publicada en Executive Excellence nº79 mar11

EXECUTIVE EXCELLENCE es una revista cuyo objetivo es promover la excelencia en la gestión empresarial, la estrategia y el liderazgo personal y de organizaciones, basándose en valores constructivos y principios éticos y morales atemporales. Revista de referencia del liderazgo, el talento y la gestión multidisciplinar, con noticias actuales y entrevistas que ofrecen una visión global de la alta dirección a directivos, empresarios, emprendedores y escuelas de negocios a nivel nacional e internacional. 

logo footer

Redes sociales

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.