"Nuestro papel es ser facilitadores en lo relativo a servicios energéticos e infraestructura"

Elena Bernárdez, directora general de Endesa X Way

La situación de la movilidad eléctrica en España presenta ciertas peculiaridades. La compañía eléctrica Endesa lleva años trabajando en este campo. Concretamente, “desde 2009, desde el inicio, cuando no sabíamos muy bien ni siquiera qué era”, cuenta Elena Bernárdez, directora general de Endesa X Way, la nueva línea de negocio dedicada íntegramente a la movilidad eléctrica dentro de la compañía, y que da continuidad a la labor ya iniciada.

“En los últimos años, hemos tenido ocasión de contar a la Administración Pública la realidad que nos vamos encontrando en el día a día como el operador que más instalaciones está haciendo en España”, explica la directiva. Actualmente Endesa X Way es la división en Iberia de Enel X Way, líder mundial en soluciones inteligentes de carga de vehículos eléctricos con más de 320.000 puntos de recarga en todo el mundo, incluyendo acuerdos de interoperabilidad. En España, cuenta con la mayor red de recarga de acceso público, formada a cierre de 2021 por más de 9.500 puntos tanto en el ámbito público como privado.

A día de hoy, somos el primer operador en infraestructura de recarga instalada, y en calidad de la misma, y redoblamos esfuerzos con Endesa X Way 

EXECUTIVE EXCELLENCE: La movilidad eléctrica está creciendo a gran velocidad, aunque no exponencial, pero dentro de ella hay aspectos como la micromovilidad (bicicletas y scooters eléctricos) que, según estudios de McKinsey, crecen a un ritmo vertiginoso del 60% anual. ¿Hasta qué punto es importante instaurar y consolidar una percepción positiva de los consumidores hacia la movilidad eléctrica y qué rol está jugando Endesa X Way en este aspecto? 

ELENA BERNÁRDEZ:  La micromovilidad per se ha nacido eléctrica, se ha asumido así desde el inicio y nadie lo discute. Ocurre lo mismo con los nativos digitales, que ya nacen al lado de una pantalla y viven con ello. Es un origen natural.  

Sin embargo, la movilidad que lleva 100 años con nosotros y que nunca ha sido eléctrica es la que tenemos que cambiar, pues es con ella con la que hemos conformado nuestros hábitos y con la que estamos conviviendo cada día. Algunos no nativos digitales abrazan más rápido que otros la tecnología, pero todos están de acuerdo en que esta ayuda a estar más conectado con el mundo. Sin embargo, aceptar la movilidad eléctrica supone sustituir algo que a día de hoy para ti es cómodo, por otro algo que es infinitamente más conveniente para el país, pero quizá no tan cómodo para ti. Un coche nuevo, el más eficiente, emite una media de 120 gramos de CO2 por km recorrido. Esto se puede evitar con la movilidad eléctrica

Es cierto que cada vez somos más conscientes de la movilidad eléctrica, porque vemos el impacto que tiene en el medio ambiente. En este sentido, creo que la pandemia ha ayudado bastante. Nos hemos percatado de nuestra fragilidad dentro del ecosistema y de que debemos cuidarlo para cuidarnos a nosotros mismos, pero a buena parte de la población le falta asimilar si su papel puede ser más activo y cuál es su parte de responsabilidad. Es un proceso. La gente empieza a entender que cuando coge el vehículo tiene un impacto bastante negativo en la atmósfera. Para que nos hagamos una idea, un coche nuevo, el más eficiente, emite una media de 120 gramos de CO2 por km recorrido; lo cual es una barbaridad, y más considerando los km que de media recorre un coche en España (alcanzamos una tonelada de CO2 por coche). Esto se puede evitar con la movilidad eléctrica.

181 Elena posando con equipo Endesa X Way

Elena Bernárdez junto al equipo de Madrid de Endesa X Way.

E.E.: Esa concienciación se ve agravada si miramos a Europa. La situación en países como España o Italia es muy diferente a la de los países nórdicos. ¿Cuáles son los principales objetivos de Endesa X Way y qué lecciones aplicadas en otros entornos podrían sernos útiles aquí? 

E.B.: Esta diferencia de los países del sur es un tema estructural, no solo relativo a la movilidad eléctrica, y se explica por varios motivos. Uno es que tenemos menor concienciación, pero también un menor nivel de renta per cápita. Cuando se está en un entorno de crisis y se tienen que hacer inversiones importantes como las que requiere la transformación energética, pesa la situación macro y micro que tenemos como país.

Además, en países tan icónicos como puede ser Noruega, se han tomado medidas alentadoras, hasta el punto de que costaba mucho menos comprar un coche eléctrico que uno de combustión interna. A su favor, el país ya estaba dotado ex ante de una red de carga natural, que existía para calentar los vehículos y las baterías, pues las condiciones meteorológicas dejan el coche congelado normalmente. Esto ha facilitado el despliegue de la infraestructura, además de unas medidas fiscales incentivadoras, útiles y poderosas. La cuota de ventas de este tipo de vehículos en España se sitúa en torno a un 8%, frente a su 55%.

Desde Endesa X Way en España y en el mundo, y sobre todo en Italia, donde también tenemos un papel preponderante, observamos que ambos países están desarrollándose en las mismas cuotas de mercado y de ventas de vehículos, y que son muy sensibles a los incentivos. Desde que estos acabaron en Italia a finales del año pasado, las ventas de VE han caído dramáticamente. Nuestros objetivos están alineados con lo que sabemos que tiene que suceder para que España cumpla como país con los objetivos de reducción de emisiones de CO2, que son muy agresivos.

181 barometro electromovilidad anfacEn este sentido, nuestro papel es ser facilitadores en lo relativo a servicios energéticos e infraestructura. A día de hoy, somos el primer operador en infraestructura de recarga instalada, y en calidad de la misma, y redoblamos esfuerzos con Endesa X Way, apostando todavía más por esa infraestructura. La inversión será infinitamente mayor a la anunciada, porque tenemos la capacidad inversora para poder acceder a la estrategia, a pesar de que muchas veces vamos más lentos de lo que deberíamos por las trabas administrativas. 

Se han dado pasos importantes para la agilización de los trámites por parte de la Administración, sobre todo si partimos de la base de que nadie conocía lo que era la infraestructura de recarga y muchas veces la regulación no está hecha para los nuevos mercados ni los nuevos modelos de negocio. La consecuencia es que el mercado podría haber hecho el despliegue mucho más rápido, pero todavía no es posible. Nuestro propósito es seguir desplegando una red de recarga necesaria para que estos vehículos tengan un servicio y una seguridad de que van a poder ser cargados en algún sitio, que es otra de las barreras de los consumidores a la hora de cambiarse a la movilidad eléctrica.

E.E.: Según datos de McKinsey, “mientras que la primera generación de compradores de VE dependía, principalmente, de la recarga privada (en 2020, el 80% de los compradores en Europa tenía acceso particular), la próxima generación dependerá de la recarga pública (…). Y se estima que la industria necesitará instalar más de 15.000 cargadores por semana para 2030 en la UE”. Si tenemos en cuenta la tendencia demográfica a la concentración de población en las ciudades, que ya registran elevadas emisiones de gases, uno puede plantearse que habría que priorizar la red de recarga en estos lugares más que en los entornos rurales, donde la necesidad quizás no sea tan perentoria. ¿Cuál es su opinión?

E.B.: Estoy de acuerdo en que la población se está concentrando y en que hay un éxodo de las zonas rurales en todos los países. Pero el gran problema de las emisiones en las urbes no lo tenemos en el CO2, sino en el NO2. Por un lado, sabemos que un vehículo emite 120 gramos por km, pero con el actual mix energético español (que no es 100% renovable) ya podríamos estar en 50 gramos por km de CO2. Esto quiere decir que solo con cambiar el parque automovilístico del país, sin variar el mix, casi reduciríamos en un 60-70% las emisiones de CO2. Sería 100% si fuera todo renovables, que lo serán en un futuro; por lo menos en el año 2040 nosotros, Endesa, seremos libres de emisiones en cuanto a la generación. Por lo tanto, es importante el eje de la movilidad eléctrica que trabaja en este ámbito del CO2.

Pero en esa concentración antes mencionada, es infinitamente más perentorio que abordemos los óxidos de nitrógeno que están en las ciudades y en los coches diésel. Los coches de gasolina son los que más CO2 emiten y los de diésel los mayores emisores de NO2. Ya no estamos simplemente hablando de cambio climático, sino de la salud de las personas, que sufren una calidad del aire pobre en muchos núcleos. 

181 coche cargando en guarroman

Hub de recarga ultrarrápida (350 kW) de Endesa X Way en el Área de Servicio Andamur Guarromán (Jaén). Y en imagen inferior: Las ocho plazas electrificadas con cargadores ultrarrápidos instalados por Endesa X Way en Guarromán permiten recargar en un tiempo estimado de entre 3 y 10 minutos la batería necesaria para recorrer 100km.

La regulación vinculada es ahora más estricta y se está legislando la necesidad de bajar las emisiones en las propias ciudades. Quizá Madrid sea el ejemplo más visual en lo que a incentivos se refiere. Ahí tenemos las zonas SER gratuitas para los vehículos con etiqueta “cero”, o el uso del carril Bus-VAO para más de una persona si circula en un VE… Es decir, se está incentivando al usuario para que perciba los otros beneficios que puede representar comprar un vehículo eléctrico. En el caso de las flotas, casi es una obligación, porque no pueden entrar en determinadas zonas si no son de bajas emisiones y eléctricas. Eso ha motivado una mayor demanda de VE, y en consecuencia una mayor demanda de infraestructura de recarga dentro de las ciudades.

Nuestra aspiración es que la gente pueda tener un coche eléctrico para todo, que bien pueda cargar en casa, en la oficina y en la ciudad, pero que también le sirva cuando tenga que hacer viajes de larga distancia

Poner o no puntos de recarga en la vía pública depende de lo que cada Ayuntamiento considere oportuno. Algunos, y es comprensible, no quieren tener más elementos en las calles que disminuyan el espacio para el peatón; pero necesitamos llegar a todos los ciudadanos y no podemos limitarnos a poner una infraestructura de recarga en los espacios que son privados de acceso público, sino que necesitamos también de espacios públicos que se habiliten para aquellos operadores que quieren invertir. Es un tema complejo y lo tratamos mucho con las Administraciones locales y regionales, a las que proponemos poner suelo público a disposición. En Endesa X Way hemos demostrado que cuando lo hacen, estamos interesados. Así quedó patente cuando en las navidades de 2020 se sacó una licitación para ocupar un suelo de la Comunidad de Madrid, donde hemos instalado el hub de recarga más grande de España, con más de 46 puntos –20 ultrarrápidos (150 kW) y 26 semirrápidos (hasta 22kW)–. Esto es fundamental, más allá de los acuerdos que estamos cerrando con operadores de parking, hoteles, hospitales o centros comerciales, etc. Para llegar a todos los ciudadanos, no podemos limitarnos a poner una infraestructura de recarga en los espacios privados de acceso público, sino que las Administraciones locales y regionales han de poner suelo público a disposición; y es algo que tratamos con ellas

Con respecto a la divergencia en los dos ámbitos: ciudades y carreteras, nuestra aspiración es que la gente pueda tener un coche eléctrico para todo, que bien pueda cargar en casa, en la oficina y en la ciudad, pero que también le sirva cuando tenga que hacer viajes de larga distancia. Por eso hay que trabajar la vertiente de las carreteras, de la carga ultrarrápida y la carga de conveniencia. 

En la primera fase del Plan (2019-2020), intentamos desplegar la red de recarga por todo el país, poniendo puntos en los municipios con más de 35.000 habitantes y dando capilaridad. En el año 2021, empezamos a focalizarnos en esa parte de carga de conveniencia, carga en carretera mucho más rápida para aquellos usos que son necesarios como las flotas o los viajes de larga distancia, e instalamos una serie de cargadores ultrarrápidos. En 2022, estamos duplicando la inversión en este ámbito, con cargadores de más de 150 kW que permiten cargar en 15-20 minutos, y también estamos dando profundidad en las ciudades, que efectivamente enfrentan cada vez más concentración de población. En ese mundo doméstico, tenemos infinitamente mayor demanda en ciudades que en zonas rurales. Hay que trabajar la vertiente de las carreteras, de la carga ultrarrápida y la carga de conveniencia

E.E.: El conocimiento que Endesa X Way extrae de su estrategia aporta sentido común al desarrollo legislativo y permite orientar al Estado sobre, por ejemplo, cómo proceder para crear una red de carga ultrarrápida para las distancias largas. ¿Cómo acoge la Administración vuestras valoraciones y qué le pediríais?

181 cargadores ultrarrapidos guarromanE.B.: Entendiendo primero que a la Administración hay que ayudarla a comprender la situación, nosotros hemos podido interactuar bastante. Inicialmente, nos encontrábamos con que las licencias de obra dependían de cada Ayuntamiento, y tenemos más de 8.000 en España. Como dije, hemos ido a los municipios de más de 35.000 habitantes y nos hemos enfrentado a una disparidad tremenda, teniendo casi que hacer una especie de apostolado, a la vez que realizábamos instalaciones, para entender a aquellos técnicos con mucha voluntad y poco conocimiento y a otros con diferentes prioridades encima de la mesa. 

Más tarde, en las Comunidades Autónomas se publicaron directrices para facilitar las instalaciones y, desde hace unos meses, a nivel nacional hay un real decreto para que las instalaciones de baja tensión puedan hacerse con una declaración responsable. Esto nos ha permitido avanzar con ellas, pero no con las de media, que son las que necesitamos en las carreteras para hacer carga ultrarrápida (de minutos, y no de horas). 

Además, cuando nos referimos a las carreteras ya no solo estamos hablando del Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma correspondiente, sino que la concesión de las licencias también compete al Ministerio de Transporte. Necesitamos que se imprima simplificación y agilidad al proceso. 

En Endesa, tenemos la suerte de habernos electrificado primero nosotros mismos, y eso nos ha servido para entender la complejidad que supone y cómo ayudar a los clientes, no solo a particulares sino a empresas de todos los tamaños. También la Administración se está electrificando, pero debería haber un esfuerzo mayor en cambiar sus flotas, porque eso es predicar con el ejemplo.  Hace falta visión y unos objetivos claros para el despliegue. En este sentido, un plan nacional sería lo idóneo y todo el ecosistema deberíamos hacer que fuera posible

Al final, la red de distribución puede llegar a cualquier parte de España, aunque es verdad que no necesariamente las carreteras están electrificadas. Cuando el país hizo el diseño de su red de distribución no se estaba planteando que en las carreteras fuese necesario tener alta potencia, pero técnicamente es posible. Hace falta visión y unos objetivos claros para el despliegue. En este sentido, un plan nacional sería lo idóneo y todo el ecosistema deberíamos hacer que fuera posible. Por nuestra parte, siempre nos encontrará a favor, no solo como Endesa X Way, sino como Endesa.


SEGURO TE INTERESA: ¿Cómo acelerar la movilidad eléctrica?


 Elena Bernárdez, directora general de Endesa X Way.

Entrevista publicada en Executive Excellence n181, julio-septiembre 2022.

EXECUTIVE EXCELLENCE es una revista cuyo objetivo es promover la excelencia en la gestión empresarial, la estrategia y el liderazgo personal y de organizaciones, basándose en valores constructivos y principios éticos y morales atemporales. Revista de referencia del liderazgo, el talento y la gestión multidisciplinar, con noticias actuales y entrevistas que ofrecen una visión global de la alta dirección a directivos, empresarios, emprendedores y escuelas de negocios a nivel nacional e internacional. 

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.